Publicado en línea el Lunes 8 de febrero de 2021, por Caty R

No he encontrado ninguna referencia en prensa nacional a la tribuna que el martes firmó el director general de la OMSen la revista norteamericana Foreign Policy y que no tiene desperdicio.

Mientras acá, al hablar de la Covid, nos perdemos en debates chiquitos sobre el equilibrio imposible entre la salud y los bares, alguien importante se atreve a proponer la solución más global y obvia, un antes y un después para la humanidad enterita.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, biólogo formado en inmunología de enfermedades infecciosas y director general de la OMS desde 2017, escribe sin que le tiemble el pulso que «la escasez de vacunas es artificial» y que su venta en base a «el nacionalismo de vacunas no es solo moralmente indefendible, si no epidemiológicamente autodestructivo y clínicamente contraproducente». Denuncia que los países ricos han comprado vacunas para el 70% de su población; mientras los pobres, con suerte y ayudas, tal vez consigan vacunar al 20%. Textualmente añade: «la producción limitada y la demanda desbocada genera ganadores y perdedores […]. Los mecanismos del mercado son insuficientes para parar la pandemia a través de la vacunación, hasta lograr la inmunidad de rebaño.»

Con una lógica aplastante, nos recuerda a los ricos que estas vacunas podrían dejar de funcionar si el virus sigue mutando; cosa que es más que probable si sigue circulando, aunque sea entre los pobres.

«El nacionalismo de vacunas no es solo moralmente indefendible, si no epidemiológicamente autodestructivo y clínicamente contraproducente»

¡Oh!, viene a decir, ¡cáspitas!: «la pandemia no terminará en ninguna parte hasta que termine en todos los sitios». O lo que es lo mismo: Esta vez o nos salvamos todos o nos vamos todos a hacer puñetas.

«Esta es la realidad de un mundo interconectado y solo puede ser superada por la reafirmación de la solidaridad y un orden inclusivo de políticas públicas de salud que distribuyan las vacunas globalmente, rápido y equitativamente. Para el virus, todos somos parte de un único rebaño. Para vencerlo debemos actuar como una sola comunidad,» señala dejando desnuda la estrategia ridícula de nuestros poderosos países.

Si no vacunamos a la mayoría de la población, «prolongaremos la pandemia», nos dice contándonos el 2 más 2 es 4. «Cada semana de retraso» en la liberación de las patentes de las vacunas «aumenta el sufrimiento y la carnicería social y económica», amplía haciéndonos más cuentas elementales. No hacer lo que es incuestionable será «una negligencia médica a escala mundial», concluye como la solución razonada de la suma de estos números tan rudimentarios, de las pocas verdades incontestables de este bicho.

«Los mecanismos del mercado son insuficientes para parar la pandemia»

«Los Gobiernos y las compañías deben trabajar juntos para parar esta escasez artificial [de vacunas]. Hay muchas cosas que se pueden hacer para incrementar su producción y ampliar la distribución. Éstas incluyen compartir la tecnología de fabricación de las vacunas, su propiedad intelectual y el know–how […], omitiendo temporalmente las barreras de propiedad intelectual y expandiendo la contratación voluntaria de fabricantes,» desmenuza su plan tan razonable como razonado.

Con todos mis respetos, añado una nota al pie, para capitalistas: Estimados amantes del capital, ¿de verdad vale la pena reventar las economías de tantos por salvaguardar una idea vieja? No lo voy a preguntar en términos morales o de derechos humanos, porque para esa pregunta hace siglos que está clara la respuesta. Esta vez la incógnita es más peliaguda: ¿cuántas economías estarán dispuestas a hacerse el harakiri para salvar los beneficios multimillonarios de un puñado? ¿Habrá llegado el momento de que el capital sacrifique los megabeneficios de unos pocos pocos para salvar de la bancarrota a otros muchos muchos empresarios? ¿Qué quedará de su amado mercado si se resisten?

«La pandemia no terminará en ninguna parte hasta que termine en todos los sitios»

Hasta el FMI lleva ya un tiempo haciendo campaña contra la desigualdad porque dejaron de salirle las cuentas.

Así que parece que, esta vez, no les va a quedar más remedio que hacer lo que hay que hacer y que la única pregunta sin responder es la que deja en el aire el director general de la OMS: ¿cuántas semanas, meses o años de «sufrimiento y carnicería social y económica» por la Covid nos quedan?

Centrémonos en lo importante. Hagamos que pase algo.

Fuente: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/45056/extra-extra-el-director-general-de-la-oms-tiene-la-solucion-para-la-pandemia/


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ASIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESTADÍSTICAS

   EUROPA

   LATINOAMÉRICA

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
La Nueva Ruralidad 4.0, bioindustrializada y biodigitalizada
Liberar al pueblo de los Estados Unidos
United Fruit Company
“Todo lo que se quiere destacar del talante catalán es falso, por eso creen necesario destacarlo”
COVID-19, caos sistémico y Brasil en la geopolítica de América Latina
La lista negra de la ONU que compromete a CAF
Déclaration de Meseberg, par Angela Merkel, Emmanuel Macron
Maduro: derecha venezolana “quiere llevar una escalada en espiral de violencia”
Alianza por la Solidaridad reclama más control de las empresas nacionales que acaparan recursos naturales en el extranjero
Más de un centenar de comunistas participan en Paterna en un acto por la Reconstrucción del PCE

EN LA RED :
OBJETIVO: Salvar 2021 | Balance de Pablo Echenique
Qué necesitas para hacer trading desde tu dispositivo móvil
Pablo Iglesias entrevista a Valeria Vegas
💥 Pablo Iglesias ROMPE EL TEMA TABÚ en el Congreso: EL PODER MEDIÁTICO 📺📰
Les États-Unis renouent avec le Conseil des droits de l’homme de l’Onu, par Antony Blinken
Le Panama ne reconnaît plus Guaidó, mais Maduro
La place de l’Amérique dans le monde, par Joseph R. Biden Jr.
Deux fautes stratégiques face à la Covid-19, par Thierry Meyssan

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org