Publicado en línea el Viernes 5 de febrero de 2021, por Bea Morales

Quien diga que en España no existe la libertad de expresión miente; claro que hay, lo que sucede es que es selectiva. Las sentencias contra Hasél, convertida en ejemplarizante y la más visible de las dictadas contra otros 14 raperos, lo demuestra. Un fascista puede valerse de sucias mentiras para alentar en Canarias a la piara de racistas que acosan y agreden a las personas migrantes y, no sólo no se toman acciones legales, sino que ni siquiera se le replica. En lugar de callar la boca, de aplastar su inmundicia moral con el peso de los datos, el presidente elogia su sentido de Estado para sacar la lengua al líder del principal partido de la oposición. Qué asco.

Hasél cuestiona la Corona, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Justicia, la misma democracia… y lo hace, además, sin medias tintas, a calzón quitado, con la claridad y contudencia que nos da nuestro rico idioma. Y eso no gusta, comenzando por la misma judicatura, que ha optado por forzar el ordenamiento jurídico y encerrar al rapero, imponiendo penas que ni siquiera pedía la fiscalía.

Se vulnera la libertad de expresión de Hasél pero, al hacerlo, se le da la razón. La condena de este hombre viene a evidenciar la decadencia de nuestra democracia, de nuestra división de poderes, que apestan juntos y por separado. La decrepitud moral de la Corona ya se encargó de demostrarla el emérito con sus acciones y su heredero con sus inacciones.

Hasél no debería ser encerrado, no debería ser víctima de la represión del Estado por compartir su visión de lo que es realmente nuestra democracia, que hace tantas aguas que o se comienza a achicar o se hunde. Amnistía Internacional ya se ha posicionado en contra de la sentencia, recordando que no cumple con los estándares internacionales de Derechos Humanos (DDHH) sobre libertad de expresión. Y es que nuestra judicatura no anda especialmente ducha en cuestiones de DDHH… como tampoco lo está nuestro gobierno.

¿Qué sentido tiene que las condenas por enaltecimiento del terrorismo se hayan multiplicado precisamente desde que ETA ha desaparecido? ¿Cómo es posible mientras Europa ya ha solicitado en varias ocasiones que se eliminen delitos como el de injurias a la Corona, en España sigamos con una justicia medieval?

Encerrar a Hasél, que está dando una lección de moral y dignidad a quienes directa o indirectamente están reprimiéndole, será ejemplarizante, pero no para temer a esa parte del Estado que quiere una democracia en blanco y negro, sino para gritar más fuerte contra esa judicatura parcial, esas fuerzas del orden violentas, esa clase política mercenaria y fascista, esa corona corrupta y deshonesta y contra quienes, sin ser todo eso y pudiendo actuar, miran para otro lado.

Fuerza Hasél.

Fuente: https://blogs.publico.es/david-bollero/2021/02/04/pablo-hasel-y-la-libertad-de-expresion-selectiva/


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ASIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESTADÍSTICAS

   EUROPA

   LATINOAMÉRICA

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Presentan en Madrid el nuevo partido "Unión Socialistas"
Alcanzar un mundo sin armas nucleares es una labor colectiva
Non à la disparition des médecins de famille
Ganar Fuenlabrada rechaza la privatización de las escuelas y actividades deportivas de Fuenlabrada.
La mentira de la recuperación económica
Del coronavirus a… ¿solo el fin del neoliberalismo o algo más?
Kirchnerismo vs. anti-kirchnerismo: el asalto de la ceguera
Cuba y China: una larga marcha (I)
“No hay paz con ocupación, no se puede embellecer la ocupación”
Constitutionnaliser l’état d’urgence : quel enjeu ?, par Jean-Claude Paye

EN LA RED :
OBJETIVO: Salvar 2021 | Balance de Pablo Echenique
Qué necesitas para hacer trading desde tu dispositivo móvil
Pablo Iglesias entrevista a Valeria Vegas
💥 Pablo Iglesias ROMPE EL TEMA TABÚ en el Congreso: EL PODER MEDIÁTICO 📺📰
Les États-Unis renouent avec le Conseil des droits de l’homme de l’Onu, par Antony Blinken
Le Panama ne reconnaît plus Guaidó, mais Maduro
La place de l’Amérique dans le monde, par Joseph R. Biden Jr.
Deux fautes stratégiques face à la Covid-19, par Thierry Meyssan

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org