Publicado en línea el Martes 19 de enero de 2021, por Alfredo Iglesias

Pazuello se hizo acompañar por un grupo de tareas especiales, que no estaba integrado por técnicos altamente capacitados en logística para preparar el envío de emergencia de cilindros de oxígeno. El grupo estaba compuesto de médicos especialmente invitados, cuya misión sería visitar las unidades básicas de salud y convencer a sus profesionales de adoptar de inmediato el “tratamiento precoz”, o sea, preventivo.

¿Y cómo sería esa prevención? Aplicar a los enfermos cloroquina, además de un vermífugo y un líquido para eliminar piojos.

No hay siquiera vestigio de indicio que tales componentes del “tratamiento precoz” tengan algún efecto, a excepción de cloroquina, que sí puede tener efectos colaterales graves.

A aquellas alturas, la situación en los hospitales de Manaos se acercaba muy rápidamente al cuadro trágico que se vio a partir del miércoles 13 de enero, cuando empezó a faltar oxígeno.

Al otro día empezaron las muertes por asfixia.

La decisión de Pazuello de hacerse acompañar por médicos defensores de los absurdos preconizados por Bolsonaro quizá sea la prueba más contundente no solo de la ineficacia de su gestión al frente del ministerio clave en el cuadro de pandemia descontrolada que asola al país. Es también la prueba indiscutible de su ineptitud y de su irresponsabilidad criminal.

Ya no se trata de discutir la estupidez presidencial ciegamente obedecida por un general del Ejército, sino de buscar medios urgentes para alejarlo a él y a todos los militares que supo esparcir por puestos claves del Ministerio de Salud, de la cartera que debería ser el eje central de acciones de combate y control a los efectos mortales de la pandemia.

A diferencia de otros militares que Bolsonaro esparció por los ministerios de su gobierno, todos reformados, Pazuello sigue activo. No hay ninguna explicación para el hecho de que sus superiores –el alto mando del Ejército, específicamente– asistan omisos a la conducta absurda del general que contribuye para desmontar el sistema público de salud en el momento vivido por Brasil. De alguna manera, esa omisión los hace cómplices de la irresponsabilidad de un gobierno absurdamente ineficaz encabezado por un aprendiz de genocida.

De nada sirven los océanos de advertencias de médicos, investigadores, científicos, sobre el altísimo riesgo de que la tragedia enfrentada por Manaos se expanda por todo el país. No hay un programa consistente de inicio de la campaña de vacunación, no hay nada de concreto a la vista.

Otro ejemplo de la ineptitud olímpica de Bolsonaro y su banda de incapaces se registró el viernes: un avión de la empresa Azul fue fletado y adaptado para ir hasta la India a buscar dos millones de dosis de la vacuna. Todo muy rápido, muy eficaz. Faltó solamente un detalle: llegar a un acuerdo con el gobierno de aquel país.

Resultado: no hay vacuna de India por ahora, y el avión jamás despegó de Brasil.

Y nadie sabe cuándo se empezará a inmunizar a los brasileños, que seguirán viendo como las muertes se suceden de manera trágica.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/317800-brasil-y-la-secuencia-criminal-de-absurdos


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ASIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESTADÍSTICAS

   EUROPA

   LATINOAMÉRICA

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Categorías
Incendios y cortes de agua, las armas de guerra de Turquía
Argentina / Macri le sacó los impuestos al champagne
Puerto Rico: la lucha es de todos
Ante la silla eléctrica
Colombia: Aparece la periodista española retenida por el ELN
Hoja de Ruta para el cambio: investir, gobernar, reformar
¿Líderes fuertes hacen mal a LA democracia?
Manning, Assange y Snowden muestran como EEUU trata de desaparecer la figura del héroe informante
Podemos registra en diez parlamentos iniciativas para defender el derecho de las camareras de piso

EN LA RED :
Pablo Iglesias entrevista a Valeria Vegas
💥 Pablo Iglesias ROMPE EL TEMA TABÚ en el Congreso: EL PODER MEDIÁTICO 📺📰
Les États-Unis renouent avec le Conseil des droits de l’homme de l’Onu, par Antony Blinken
Le Panama ne reconnaît plus Guaidó, mais Maduro
La place de l’Amérique dans le monde, par Joseph R. Biden Jr.
Deux fautes stratégiques face à la Covid-19, par Thierry Meyssan
Google, Facebook et Twitter censurent toute information sur le Carvativir
Joe Biden Imperator, par Thierry Meyssan

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org