Publicado en línea el Sábado 16 de enero de 2021, por JDF

En un sitio web gubernamental está escrito que “la importancia del Ártico para la India se hace cada vez más vital, principalmente debido a los problemas asociados al cambio climático y al calentamiento mundial. La India recibió el estatus de observador del Consejo del Ártico durante el 2013, con lo que se convirtió en uno de los trece países del mundo que lo poseen. El hecho de que este estatus fuera renovado en el 2018 refleja la contribución que la India ha hecho a la investigación y la exploración del Ártico […] La India busca desempeñar un papel constructivo en el Ártico aprovechándose de su vasto potencial científico y su experiencia en la exploración polar y del Himalaya. La India también quisiera hacer su parte para garantizar que, a medida que el Ártico se vuelve cada vez más accesible, sus recursos se utilicen de manera sostenible y de acuerdo con prácticas desarrolladas y refrendadas por organismos como el Consejo del Ártico. El borrador con respecto a la política ártica que la India ha presentado es el reflejo de estos objetivos al mismo tiempo que es un intento de trazar un camino centrado en la creación de una posible capacidad para mejorar nuestro compromiso con la región” (1).

Es posible encontrar algunos errores históricos bastante divertidos en este documento, errores que en cierta forma se parecen a muchas afirmaciones políticas. Por ejemplo, dice que “la participación de la India en el Ártico comenzó en febrero de 1920, cuando firmó el Tratado de Svalbard en París. La investigación polar de la India comenzó en 1981, cuando se llevó a cabo la primera expedición científica a la Antártida. La India inició su primera expedición científica en el Ártico en 2007. El objetivo de la expedición era comenzar una serie de mediciones básicas en campos como las ciencias biológicas, la oceanología, las ciencias atmosféricas y la glaciología”.

Sin embargo, la India como Estado soberano e independiente únicamente surgió a partir de 1947, por lo tanto, la India no pudo haber firmado ningún documento en 1920. Aunque el tratado de Spitsbergen incluye los dominios británicos, el rey de Gran Bretaña actuó bajo su propia autoridad como emperador de la India y el documento fue firmado directamente por el conde de Derby Edward Stanley, quien en ese momento se desempeñaba como embajador en Francia, pero al mismo tiempo representaba a la India. Es decir que, de forma fáctica, la India estaba representada por los británicos, y ese era el caso igualmente de países como Nueva Zelanda, la Commonwealth de Australia y la Unión de Sudáfrica.

Por supuesto, la enorme distancia que separa a la India de los territorios y las aguas circumpolares nos lleva a preguntarnos qué necesita la India en el Ártico y por qué hace la comparación entre las investigaciones científicas hechas en el Himalaya con las de aquella región.

Actualmente, los problemas relacionados con el Ártico están a cargo del Centro Nacional de Investigación Polar y Oceánica de la India, al que se le agregan el Ministerio de Ciencias de la Tierra y el Ministerio de Relaciones Exteriores de la India, los cuales están representados en el Consejo del Ártico. Varios otros ministerios y agencias están involucrados en actividades relacionadas con el Ártico y el Gobierno de la India planea involucrarse aún más en este problema en el futuro cercano.

En el párrafo sobre los objetivos científicos estratégicos perseguidos por la India se señala que este país se encuentra interesado en ampliar la base de investigaciones científicas existente en Himadri, Noruega, así como en utilizar activamente los sistemas de observación existentes en Svalbard. El tercer punto, referido a los recursos energéticos, se manifiesta abiertamente que la India está interesado en la explotación de los hidrocarburos que aún no se han encontrado en el Ártico. Dado que la India ha invertido 15.000 millones de dólares en proyectos relacionados con el petróleo y el gas en países como Rusia, al parecer espera conseguir oportunidades bastante similares en lugares como esa región. Además, existe un creciente interés por los varios depósitos de minerales que se hallan allí como el cobre, el fósforo, los metales de tierras raras y el platino.

El documento también dice que “a medida que se vayan abriendo nuevas oportunidades para el Ártico, la India aumentará sus recursos humanos en la región. La participación de la India en el Ártico se basa en el correspondiente aumento de su potencial interno, que va desde la ciencia y la exploración hasta el transporte marítimo y la cooperación económica”.

Muchos elementos indican que la interacción de la India con el Ártico es de carácter multidimensional. En poco más de una década este país ha pasado de poseer una humilde estación en Svalbard a realizar una amplia gama de actividades. Además, dada la sinergia entre la investigación relacionada con el Himalaya y el Ártico, y el impacto potencial que los cambios climáticos sufridos en el Ártico repercutan en los monzones, la participación de la India en esta zona se hace significativa. La India ve el Ártico como patrimonio común de la humanidad, además de que está bien posicionada para aprovechar la experiencia que ha acumulado gracias a sus vastos recursos humanos en ayudar a explorar el Ártico y conservar su biodiversidad única. La India cree que cualquier actividad humana en esta frágil región debe ser de carácter sostenible, responsable y transparente de acuerdo con el derecho internacional, incluida la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho al Mar. Por lo tanto, la India espera ampliar su compromiso con esta región vital y los organismos internacionales correspondientes, y convirtirse en un socio responsable al interior de la misma.

Esta política se está implementando por medio de un plan de acción y mecanismos de implementación que se basan en la revisión de cronogramas, los cuales priorizan ciertas actividades y asignan algunos recursos a la misma. Todas las partes interesadas participan en semejante proyecto, incluidas las actividades académicas, la comunidad investigativa, las empresas y la industria.

A pesar de que el documento ya ha sido publicado, se ha invitado a los autores del mismo a enviar sus comentarios y sugerencias antes del 26 de enero del 2021.

Ahora procederemos a analizar este documento desde la perspectiva de la geopolítica del Ártico, los intereses que tiene en esa región la la India y sus posibles socios.

La Ruta del Mar del Norte está controlada por Rusia y su principal socio y beneficiario hasta el día de hoy es China. La ruta de Shanghai a Rotterdam a través del Ártico es más corta que la navegación hecha a través del Océano Índico. Para la India esta ruta es más larga que la ruta tradicional que emplea a través del Mar del Sur. En consecuencia, la velocidad de transporte y las nuevas coordenadas que puedan desarrollarse por medio de comunicaciones marítimas estratégicas no son una posible prioridad para la India.

Además, la India (a diferencia de China, que intenta posicionarse como una potencia subártica) no tiene rompehielos propios, por lo que no es posible hablar de una participación total en el desarrollo del Ártico. Por cierto, China ya había oficializado su propia estrategia para el Ártico desde enero del 2018 (2), es decir, tres años antes que la India.

En cuanto a los recursos humanos con los que cuenta la India, resulta más correcto decir que se puede tratar de una posible migración laboral de indios a los países árticos. Los Estados de Oriente Próximo están repletos de mano de obra proveniente de la India. Mucha gente de la India vive en la UE, EE.UU., Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Dada la situación demográfica dentro de la India, donde no existe un control de la natalidad, como sí sucede en China, esta «capacidad humana» puede de hecho referirse a flujos migratorios que serán organizados por la India en el futuro.

La Estrategia Ártica de la India fue publicada en vísperas del cambio de presidencia del Consejo Ártico; en mayo de 2021 la presidencia de esta organización será transferida a Rusia durante los próximos dos años. Probablemente habrá un intento de usar los lazos históricos entre los dos países para que Rusia ejerza presión en favor de los nuevos intereses que tiene la India.

Sin embargo, debemos plantear la siguiente pregunta: ¿a quién más puede favorecer la India al ejercer presión en busca de sus propios intereses? El mayor socio que tiene la India es los Estados Unidos. India es un miembro del Grupo para el Diálogo de Seguridad Cuatripartito (Japón, Australia y EE.UU.) y el principal opositor de China en el Sur de Asia. China también se posiciona como competidor de la India e incluso es un adversario abierto de los otros tres países, especialmente de los Estados Unidos. Además, el Diálogo de Seguridad Cuatripartito ha sido denominado a menudo como una especie de OTAN asiática y un contrapeso de la OCS.

Pero en el Ártico, Rusia parece ser la principal amenaza para los Estados Unidos y sus socios del Consejo de Seguridad. En este sentido, es indicativo que un reciente informe del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington afirmará que “el enfoque desarrollado por la coalición liderada por los Estados Unidos priorizará el trabajar con todos los aliados que posee el país en el Ártico o que estén cerca del Ártico para minimizar el impacto de las acciones realizadas por Rusia […] En este contexto, los Estados Unidos deben priorizar sus propias iniciativas multilaterales a favor de sus aliados, así como mejorar la infraestructura de sus comunicaciones y las capacidades de búsqueda y rescate, al mismo tiempo que proporcionar acceso durante todo el año a este territorio que es amenazado más o menos directamente por Rusia, pero con la intención de mejorar la capacidad de los Estados Unidos para operar en esta región” (3).

En otras palabras, para no actuar de manera directa ni provocar una correspondiente reacción de Rusia, los Estados Unidos pretende usar a socios confiables que estén interesaros en el Ártico para que estos hagan el trabajo por ellos (4).

En general, los Estados Unidos quiere mantener su acceso a la región; mejorar sus redes de inteligencia, vigilancia y reconocimiento; centrarse en la seguridad nuclear. Todo esto lo puede hacer la India, dados los acuerdos que tiene con los Estados Unidos en campos como el militar y de inteligencia (5). Además, existen referencias en la estrategia de la India para el Ártico que recuerdan a la necesidad de la libre navegación sostenida por los Estados Unidos, lo que no excluye la existencia de un acuerdo preliminar entre Nueva Delhi con Washington.

Al mismo tiempo, vale la pena señalar que los Estados Unidos están preocupados no solo por los intereses legítimos de Rusia en el Ártico, sino también en las posibles acciones que China realice en esa región (6). Por lo tanto, incitar a la India, que es un oponente regional de China, a tomar medidas para contrarrestar esas acciones encaja muy bien en la lógica propia de la estrategia que los Estados Unidos ha desarrollado con tal de enfrentar a China.

Notas:

1. https://arcticpolicyindia.nic.in/

2. http://english.www.gov.cn/archive/white_paper/2018/01/26/content_281476026660336.htm

3. https://www.csis.org/analysis/deep-dive-debrief-strategic-stability-and-competition-arctic

4. https://www.fondsk.ru/news/2020/07/31/arkticheskaja-strategija-dlja-voenno-vozdushnyh-sil-ssha-51509.html

5. https://www.fondsk.ru/news/2019/06/05/novaja-strategia-pentagona-dlja-novogo-indo-tihookeanskogo-regiona-48325.html

6. https://warontherocks.com/2019/05/chinas-multifaceted-arctic-strategy/

Fuente: https://www.geopolitica.ru/article/arkticheskaya-strategiya-indii


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ASIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESTADÍSTICAS

   EUROPA

   LATINOAMÉRICA

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Sánchez Dragó y la historia del ojo
Sáhara Occidental: Cobardía árabe
Okupar en tiempos de Mordor
El COVID-19 como asalto a la razón
Un curso con golpistas, rupturas, pandemia y la misma desigualdad de siempre
No habrá una auténtica recuperación de la economía española hasta que el crecimiento económico se traduzca de verdad en progreso social
CCOO y UGT convocan huelga en NH Hoteles el 11 de abril
Cuba: economía y emigración
Tiempos de weychan (lucha): Las resistencias en Wallmapu y México
La olla comunitaria y la Covid-19

EN LA RED :
Jornada Confederal: Poder Feminista.
Isa Serra DESTROZA a Ayuso en la Asamblea de Madrid
Reunión de Pablo Iglesias con la Izquierda Europea
Rueda de Prensa de Isa Serra
OBJETIVO: Salvar 2021 | Balance de Pablo Echenique
Qué necesitas para hacer trading desde tu dispositivo móvil
Pablo Iglesias entrevista a Valeria Vegas
💥 Pablo Iglesias ROMPE EL TEMA TABÚ en el Congreso: EL PODER MEDIÁTICO 📺📰

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org