Publicado en línea el Jueves 14 de enero de 2021, por Miguel Arróniz

Traducción CSCA

La carrera de Pierre Krähenbühl como director de UNRWA, la agencia de la ONU que se ocupa de los refugiados palestinos, se detuvo abruptamente en 2019. La razón: acusaciones que han resultado en gran parte infundadas. El contexto es desafiante ya que la UNRWA está en la línea de fuego de la administración Trump y del gobierno de Netanyahu.

Puede suceder que la información que es importante para la reputación de ciertas personas permanezca confidencial, causando un daño significativo a esas personas. Eso es lo que sucedió en 2020 con una investigación encargada por el Secretario General de la ONU sobre las graves acusaciones que se habían formulado en 2018 contra el suizo Pierre Krähenbühl, entonces Comisionado General de la Agencia de Obras Públicas y Socorro de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA). Terminó dimitiendo en noviembre de ese año bajo presión de sus superiores.

Una investigación de la cadena de televisión suiza RTS acaba de sacar a la luz las conclusiones hasta ahora no divulgadas de esa indagación, que pudimos leer, establecen que el alto funcionario suizo quedó exonerado de todas las dudas que pesaban sobre él, salvo algunos lapsus menores. Es un asunto teñido de fuertes connotaciones geopolíticas.

«NEPOTISMO, DISCRIMINACIÓN, ABUSO DE PODER …»

El primer informe data de diciembre de 2018. Se suponía que era un documento interno de la UNRWA que debía permanecer confidencial y terminar solo en el escritorio del secretario general de la ONU, António Guterres, quien rápidamente decidió iniciar una investigación sobre las vergonzosas acusaciones que contenía. Pero las acusaciones fueron filtradas y recogidas por la prensa seis meses después. Porque fueron un bombazo: en él, el autor del informe y jefe de la Oficina de Ética de la UNRWA, el holandés Lex Takkenberg, denuncia entre otras cosas “conductas sexuales inapropiadas, nepotismo, acciones vengativas, discriminación y otros abusos de autoridad cometidos por motivos personales, para suprimir legítimas diferencias de opinión…”. El principal acusado: Pierre Krähenbühl, quien también estaba acusado de tener una aventura con una colega cercana.

En todo el mundo, la prensa redobla el mensaje: «la UNRWA en crisis», como dicen muchos titulares. Instado por António Guterres a tomar una suspensión laboral administrativa, a la espera de los resultados de la investigación que ha puesto en marcha, el Comisionado General de la UNRWA se sintió defraudado y prefirió renunciar el 6 de noviembre de 2019. Fin de la historia.

En el verano de 2020, el gobierno suizo recibió el informe que concluía la investigación de la ONU. Es un documento serio de 129 páginas en el que ex policías diseccionaron los correos electrónicos y SMS del personal de la agencia de la ONU. La gestión de Pierre Krähenbühl no está en absoluto impugnada. Sin corrupción, sin amores inapropiados. De todas las acusaciones, solo quedan por esclarecer tres casos de contratación dentro de la agencia. Realmente, por consiguiente, muy poco. Ni el canciller suizo, ni la Oficina del Secretario General de la ONU publican el informe de investigación en el que se limpia a Pierre Krähenbühl de la mayoría de las acusaciones formuladas en su contra. Es cierto que este tipo de informes no son de difusión pública, pero como estaba en juego el honor de un hombre y se habían publicado las acusaciones, que debían ser confidenciales, a las que se enfrentaba, hubiera sido correcto hacer lo mismo con las conclusiones. de la investigación oficial.

¿QUIÉN QUIERE EL CUERO CABELLUDO DE UNRWA?

El contexto geopolítico de este caso podría evocar una camarilla. ¿Contra Pierre Krähenbühl? Por supuesto, pero, sobre todo, a través de él, contra la UNRWA cuya piel es buscada por algunos. El contexto geopolítico del asunto explica, de hecho, muchas cosas. El gobierno israelí de Benjamin Netanyahu ha dejado claro durante mucho tiempo que quiere deshacerse de la agencia palestina para los refugiados. La UNRWA encarna una causa, el derecho de los refugiados a regresar, que rechaza. Y la agencia permanece como un recordatorio constante de un pasado que reclama olvidar: la partida, en la mayoría de los casos forzada, y el despojo de más de 700.000 habitantes palestinos en 1948 durante los acontecimientos que llevaron a la creación de Israel. Oficialmente, Israel acusa a la agencia de fomentar la «ilusión» de un regreso de refugiados a lo que se convirtió en Israel, de albergar a varios militantes de Hamas en sus filas y de proporcionar una educación que alimenta el odio a Israel y promueve la lucha armada e incluso terrorismo, etc.

La llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos en enero de 2017 supuso al gobierno israelí comenzar a disfrutar de un grado sin precedentes de apoyo político estadounidense, en todos los temas, incluido el de los refugiados palestinos. El millonario estadounidense no perdió tiempo en pedirle a su yerno Jared Kushner, conocido por sus vínculos con la extrema derecha israelí, que elaborara un “plan de paz” para resolver finalmente el conflicto israelí-palestino.

¿Qué propondría para los refugiados? Un correo electrónico del 11 de enero de 2018 a varios funcionarios de la administración, incluido el enviado especial para Oriente Medio de la Casa Blanca, Jason Greenblatt, fue revelado el 3 de agosto de 2020 por el sitio ForeignPolicy.com, y al menos tenía el mérito de la claridad: “Es importante hacer un esfuerzo relevante y cumplido para perturbar a la UNRWA”, escribió. “Esta [agencia] perpetúa un status quo, es corrupta, ineficiente y no ayuda a la paz. Nuestro objetivo no puede ser mantener las cosas estables y como están … A veces tienes que arriesgarte estratégicamente a romper cosas para llegar allí».

El tono habla por sí solo. El gobierno de los Estados Unidos entró en acción, recortando drásticamente su contribución a la UNRWA en 2018 de 364 millones a 65 millones de dólares estadounidenses, e incluso a su eliminación al año siguiente. Dado el presupuesto general de la UNRWA de más de 850 millones de dólares, una reducción tan drástica de la participación de Estados Unidos tuvo un efecto dramático en las funciones de la agencia, que emplea a 30.000 palestinos que atienden a 5,5 millones de refugiados en todo Oriente Medio, desde Siria hasta Gaza, Líbano y Jordania, Jerusalén Este y Cisjordania. Así que ya estaba claro lo que el «plan de paz», lanzado con gran fanfarria en Washington el 28 de enero de 2020, tenía en mente para la UNRWA: su eliminación, pura y simplemente.

UN HOMBRE MARCADO

¿Fue Pierre Krähenbühl un obstáculo en el camino de estadounidenses e israelíes mientras trazaban la desaparición de la agencia especializada de la ONU? El documental no llega tan lejos. Presenta al diplomático de Ginebra solo al frente, confrontando a las maniobras hostiles del poderoso dúo estadounidense-israelí. Una cosa está clara, en cualquier caso: en 2018, el funcionario suizo intensificó sus viajes de recaudación de fondos, iniciativas y reuniones para reponer las arcas de la agencia. Su éxito fue tan revelador como sorprendente: 43 países acordaron aumentar su financiación ese año para compensar el déficit. Más allá de eso, Pierre Krähenbühl no dudó en defender a la agencia con uñas y dientes, incluso en el Consejo de Seguridad de la ONU, o contradecir desde Gaza a los oradores estadounidenses e israelíes. Claramente, el diplomático suizo había hecho más que amigos desde que asumió la UNRWA el 1 de abril de 2014, después de dejar el Comité Internacional de la Cruz Roja.

De regreso a su propio país, se dio cuenta a partir de 2018 de que uno de los personajes involucrados en el drama, el ministro suizo de asuntos exteriores, Ignazio Cassis, se estaba alineando contra su agencia. Cassis estuvo incluido en el parlamento suizo como miembro del grupo Amigos de Israel. Asumió sus funciones federales en Berna en noviembre de 2017. Al regresar de un viaje a Oriente Medio en la primavera de 2018 durante el cual conoció a Pierre Krähenbühl en Amman, Ignazio Cassis compartió sus impresiones con algunos periodistas en el avión de regreso a casa.

«Para mí, la pregunta es: ¿Es el OOPS parte de la solución o parte del problema?» Resumió su pensamiento: “Mientras los palestinos vivan en campos de refugiados, quieren regresar a su tierra natal. Al apoyar a la UNRWA, mantenemos vivo el conflicto. Eso no es lógico, porque de hecho todo el mundo quiere poner fin al conflicto«.

Su declaración enfureció al ex diplomático suizo Yves Besson, quien en su día fue director de UNRWA. “Hoy, la UNRWA es el único signo que queda de interés internacional en el destino de los palestinos y sus refugiados”, dijo al sitio swissinfo.ch . «Además, no hay nada neutral en tal declaración, ya que esa línea ha sido el mantra de Israel y Estados Unidos«.

ACUSACIONES BASADAS EN «PREOCUPACIONES»

El lenguaje adoptado por el ministro suizo parece haber sido tomado directamente de los libros de jugadas oficiales israelíes y estadounidenses. Así que era bastante lógico que, cuando el informe interno de la UNRWA puso al jefe de la agencia en el banquillo en 2019, Ignazio Cassis no movió un dedo para ayudarlo; todo lo contrario, ordenó la suspensión de la ayuda suiza a la UNRWA. El informe, además, no contenía pruebas contra el diplomático suizo, simplemente especulaba con una serie de acusaciones recogidas dentro de la agencia. Lex Takkenberg, quien firmó el texto original que evidentemente no sobrevivió al escrutinio de la investigación ordenada por António Guterres, admitió en el documental de Xavier Nicol y Anne-Frédérique que las acusaciones que había denunciado se basaban principalmente en conversaciones con más de 20 miembros de UNRWA que habían planteado «preocupaciones».

Hoy, Pierre Krähenbühl ha seguido adelante, no sin amargura. “Habría sido bastante simple para Estados Unidos y Suiza reconocer la vacuidad del informe [acusador] y reconocer lo que nos han hecho pasar”, dice al final del documental. El silencio aplastante de las autoridades suizas y de la ONU, que se negaron a hablar con los periodistas suizos y que no querían publicar las conclusiones de la investigación de la ONU que exoneraba a Pierre Krähenbühl, no ayudan en todo caso a su favor.

En cuanto a la UNRWA, bajo otro suizo, Philippe Lazzarini, continúa luchando con problemas presupuestarios insolubles, como lo demuestra su incapacidad para pagar los salarios de su personal para noviembre de 2020 y sus dudas para diciembre. ¿La llegada de Joe Biden a la Casa Blanca el 20 de enero producirá un cambio en la posición estadounidense sobre la agencia humanitaria? La respuesta, vital para la supervivencia de la agencia, quizás no se haga esperar.

Xavier Nicol y Anne-Frédérique Widmannn, dos periodistas de RTS. Su informe fue transmitido en Suiza el 17 de diciembre en el programa “Temps présent”. Su documental, Israel-Palestina: Un suizo atrapado en la tormenta, recoge las declaraciones de Pierre Krähenbühl, entre otros. Enlace al documental: https://youtu.be/T7WuNvLyKSM


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ASIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESTADÍSTICAS

   EUROPA

   LATINOAMÉRICA

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
El 87,9% de las bases de Izquierda Unida que participaron en la consulta ratifican ir en coalición con Podemos, Equo y confluencias
52 años de lucha por la paz en Colombia
Revolución ecológica y social
Tras las rayas ocultas del tigre
Médicos cubanos en Gambia rinden homenaje a Fidel con jornada solidaria y humana
Para aprender todos, sin exclusiones
François Hollande à propos de la responsabilité pénale de Vladimir Poutine, par François Hollande
Comunicado de la Comisión de Garantías Democráticas Estatal de Podemos
Gobierno interino de Brasil llama “mentirosos” líderes de países partidarios de Rousseff
¿Logros del sistema? ¡Solavaya!

EN LA RED :
Jack Dorsey aussi censure des gouvernements
Fin des interdictions d’entrée sur le territoire des États-Unis , par Joseph R. Biden Jr.
Réarmement, l’Otan se fait Banque, par Manlio Dinucci
Après l’URSS, les USA s’effondrent, par Thierry Meyssan
Le Pentagone place Israël dans la zone du CentCom
L’ayatollah Khamenei interdit les vaccins US, anglais et français
Il y a trente ans, la guerre du Golfe, par Manlio Dinucci
L’Iran diffuse des armes dans tout le Moyen-Orient, par Gilad Erdan

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org