Publicado en línea el Lunes 4 de enero de 2021, por JDF

La realidad posterior, en una paradoja perversa, certificaba justo lo contrario de lo que se le acusaba: el trabajo político desarrollado por Arnaldo Otegi, Rafa Diez, Miren Zabaleta, Arkaitz Rodríguez y Sonia Jacinto había sido imprescindible para reconducir un conflicto viejo y enquistado hacia las ansiadas coordenadas de la paz. Lo que parecía imposible se abrió paso gracias a personas que poseían un alto sentido de la política.

Hace unos días, ante la decisión del Tribunal Supremo de repetir el juicio de 2012, la directora del diario Público, hizo lo propio con el actual coordinador de EH Bildu. Si para la mayoría de los medios generalistas del estado, una entrevista con Arnaldo Otegi nunca es pertinente, Ana Pardo de Vera hizo gala de una encomiable honestidad profesional y llevó a cabo una necesaria, interesante y respetuosa entrevista, en la que el político de Elgoibar, realizó un análisis de situación exhaustivo, desentrañando el significado y las intenciones del nuevo juicio en ciernes.

Es lógico que el poder que mantiene el status quo borbónico heredero del franquismo desprecie a Arnaldo Otegi. En el fondo, y de forma casi patológica, despreciar a Otegi es despreciar la política; se trata de un esquema mental reaccionario que pone en práctica una de las herencias más perniciosas del franquismo y que mantiene a gran parte de la población española todavía como súbdita adormecida. Franco lo expresó de manera prosaica cuando a uno de sus subordinados le aconsejó: usted haga lo que yo, no se meta en política. Con este dictamen, el generalísimo, un personaje mediocre y despiadado, pero con inteligencia probada para mantener el poder, quería expresar que la autoridad es cosa exclusiva de las élites, por tanto, la política en manos de las clases subalternas, sería para Franco como el sexo: algo de mal gusto y sucio.

Hay que recordar, no obstante, un detalle estético aparentemente sin importancia, pero que dejaba traslucir orígenes fundacionales, pleitesías y el subconsciente político de la “democracia borbónica del 78”: en el Estado español las monedas con la efigie de Francisco Franco, circularon hasta bien entrados los 90. No hubo prisas por retirarlas en lo que fue, esto sí, un ejercicio de hiriente obscenidad. En los últimos 40 años, el franquismo ha sido alabado de forma consciente o inconsciente por amplias capas de la población española con expresiones como todos los políticos son iguales, antesala del a por ellos, con el que fueron arengados los miembros de unas fuerzas de seguridad (nunca depuradas), antes de partir a apalear catalanes que pretendían resolver problemas políticos con política.

Hoy, en una coyuntura de pérdida de legitimación en caída libre, parte del sistema, a través de su aparato periodístico y cultural, parece haber apostado desde hace tiempo, por discursos duros, llenos de revisionismo histórico y testosterona.

En plena tormenta de soflamas y conceptualizaciones que asaltan la razón, un líder político, que con un lenguaje sencillo y creativo es capaz de trazar perspectivas históricas compresibles tanto para una persona que viva en Abaltzisketa como para una que viva en Campo de Criptana, es en estos momentos para el poder, un problema muy serio. Arnaldo Otegi es un terrorista porque genera terror con sus diagnósticos certeros, el terror que siempre causan aquellos que conciben la política como una forma de actuar crítica para resolver conflictos y buscar horizontes mejores que deben ser empujados, indefectiblemente, de forma colectiva.

Ante la crisis de régimen, algunos uniformados, ya han expresado sus deseos más íntimos de recurrir a soluciones de fuerza y genocidio. Que tengan cuidado, porque algunas veces los cuerpos inyectados con pentotal y echados al mar, son devueltos por las olas con los ojos abiertos, como queriendo alumbrar el futuro. Y si no me creen, miren en los últimos tiempos las calles en Santiago de Chile.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ASIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESTADÍSTICAS

   EUROPA

   LATINOAMÉRICA

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
“Golpe de Estado en Bolivia, la soledad de Evo Morales”, el libro de Hugo Moldiz
Élites empresariales sacaron divisas por más de 72 millones entre enero y septiembre de 2020
Andrés Bódalo libertad
La propagande de l’UE contre la Russie
Emiratos Árabes Unidos, el nuevo amigo del sionismo
La crisis de la democracia en Italia: partidocracia y cesarismo regresivo
Presentación el 5 de mayo del libro: Ni localizados, ni olvidados. Las Fosas del Cementerio San Fernando de Sevilla, 1936-1958
Consecuencias negativas y positivas del #MeToo
La nueva normalidad, ¿más de lo mismo o lo mismo con más?
Piñera tropieza con las pensiones

EN LA RED :
L’ITIF analyse la stratégie économique chinoise
Avant le Yalta II, Poutine réaffirme l’alliance russo-chinoise
Los analistas auguran noticias positivas para el Cardano
Feminismos, cambio social y alianzas estratégicas – 4ª Asamblea ciudadana
Presentación de las candidaturas – 4ª Asamblea ciudadana
Le Lion Africain en chasse de nouvelles proies, par Manlio Dinucci
Les FDS tuent dix manifestants à Minbej (Syrie)
Un criminel contre l’Humanité arrêté par Interpol en Turquie

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org