Publicado en línea el Miércoles 23 de diciembre de 2020, por Alfredo Iglesias

Un estudio de la FGV (Fundación Getulio Vargas) con un grupo de profesionales de la salud muestra que la pandemia del nuevo coronavirus ha afectado la rutina y el bienestar de todos, pero entre las personas consultadas, las mujeres negras son las que sienten los impactos más negativos de la crisis.

El trabajo, realizado en asociación con Fiocruz (Fundación Oswaldo Cruz) y la Red de Humanidades Covid-19 y publicado el miércoles (16 de diciembre), muestra que los profesionales de la salud de la población negra son los más debilitados por la crisis, se sienten menos preparados para trabajar durante la pandemia y son los que más sufren el acoso moral.

También sienten más miedo al nuevo coronavirus, tanto por la posibilidad de infectarse como por la de infectar a sus familiares y colegas. Siguen siendo los más tristes por la pandemia. Entre las razones de la tristeza están el agotamiento en el trabajo y la caída de los ingresos familiares en la crisis. 84,2% de las profesionales de la salud negras dicen que tienen miedo del nuevo coronavirus, una tasa más alta que la de los hombres negros (73,2%), los hombres blancos (69,7%) y las mujeres blancas (80,3%)44% de las profesionales de la salud negras dicen haber recibido capacitación para trabajar durante la pandemia, menos que los hombres negros (52,6%), los hombres blancos (58,7%) y las mujeres blancas (50,8%)38% de las profesionales de la salud negras dicen que experimentaron acoso durante la pandemia, una tasa más alta que la de los hombres negros (32%), los hombres blancos (25%) y las mujeres blancas (34%)70% de los profesionales de la salud del mundo son mujeres, según los datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) de 2020

El estudio, realizado a partir de una encuesta en línea (método de recopilación de datos) llevada a cabo en septiembre y octubre de 2020 con 1.263 profesionales de la salud del país, pretendía analizar cómo el género y la raza afectan a las formas en que los profesionales de primera línea experimentan la pandemia.

Mientras que las mujeres negras son las más afectadas por la crisis, en el otro extremo, los hombres blancos registraron las tasas más bajas de impacto en la pandemia, según el estudio. Las mujeres blancas y los hombres negros también obtuvieron mejores resultados que las mujeres negras, aunque peores que los hombres blancos.

El trabajo reúne los resultados de la tercera fase de la investigación realizada por FGV, Fiocruz y la Red de Humanidades Covid-19 sobre las percepciones de los profesionales de la salud acerca del trabajo durante la pandemia. Los dos primeros estudios se publicaron a lo largo del año. La FGV también examinó la situación de otros profesionales del servicio público durante la crisis.

La adopción de la perspectiva de género y raza en este número del documento trata de mostrar la desigualdad de los efectos de la pandemia en los profesionales de la salud que provienen de diferentes grupos sociales. En todos los sectores, la crisis del coronavirus ha revelado y agravado las disparidades de género, raza y clase en el país.

Lo que explican los datos

El primer factor que contribuye a que los profesionales de la salud de raza negra sean más vulnerables a la nueva pandemia de coronavirus es la posición que estas mujeres suelen ocupar en el sistema de salud del país, generalmente con las carreras menos valoradas del sector, según el estudio.

Los médicos, que son los profesionales más prestigiosos del sistema de salud, son en su mayoría hombres y mujeres blancos, mientras que otras carreras, como las enfermeras, los agentes de salud endémicos y comunitarios, tienen una mayoría femenina y negra.

Los agentes comunitarios de la salud, que concentran a más mujeres negras, son personas que trabajan en los servicios de prevención, participando en acciones en el hogar para comprobar el cuadro de salud de las familias de la comunidad. Los agentes que combaten las enfermedades endémicas también hacen visitas a domicilio en busca de brotes de enfermedades endémicas, como el dengue.

Gabriela Lotta, profesora de la Fundación Getulio Vargas y coordinadora del Núcleo de Estudios de Burocracia, afirma que estas profesiones son más precarias y vulnerables en comparación con los médicos y enfermeras. «Los agentes reciben salarios más bajos, tienen menos nivel educativo, son menos valorados. Esta condición más precaria crece durante la pandemia», dijo a Nexo.

Dijo que la gran presencia de mujeres en estas profesiones, llamadas profesiones de cuidado, no es trivial. «La sociedad está generalmente estructurada con mujeres en profesiones que pagan menos y se ocupan de los cuidados, sobre todo porque a menudo vemos la profesión de los cuidados como una extensión del trabajo doméstico», dijo.

«Lo que está sucediendo aquí es un proceso de interseccionalidad: la raza, el género y la clase muestran que el estrato social de las mujeres negras que ocupan profesiones de cuidado menos valoradas jerárquicamente están en una condición más precaria durante la pandemia», afirma Gabriela Lotta, en una entrevista con Nexo

Otro factor que agrava los efectos de la pandemia en las mujeres negras es la doble o triple jornada de trabajo, que suma el trabajo en el sistema de salud y el trabajo doméstico. El aumento del trabajo no remunerado ha afectado no sólo a los profesionales de la salud, sino a la mayoría de las mujeres brasileñas en la pandemia. «La pandemia ha exacerbado las desigualdades estructurales que ya existían», según Lotta.

Sin embargo, la situación es más grave en el caso de los profesionales que están en la vanguardia de la lucha contra la pandemia. «Están en el límite en términos de aumento de la demanda, exceso de trabajo y sobrecarga, y también en el límite en términos emocionales. Salen a trabajar y al final del día tienen la sensación de que pueden llevar el Covid-19 a casa», dijo Lotta a Nexo.

¿Cómo se hizo el estudio?

El estudio se basó en datos de profesionales de la salud de todos los estados del país que respondieron a un cuestionario preparado por investigadores y disponible en online entre septiembre y octubre de 2020. Todos los participantes en el estudio tenían que informar necesariamente de su género y raza.

El trabajo establece que se trata de una muestra recogida por conveniencia, es decir, no es probabilística. Se basa en respuestas voluntarias al cuestionario y no permite hacer generalizaciones para todo el universo de profesionales de la salud del país.

Los investigadores eligieron este método por las dificultades que la pandemia impone para la investigación de campo. En el estudio también se cita la necesidad de obtener respuestas rápidas a los problemas de la crisis sanitaria y, por consiguiente, se formulan recomendaciones para mejorar las políticas públicas.

Sin embargo, la falta de inferencia estadística no invalida los datos, sino que sólo limita el análisis a un universo específico, según el estudio. Sin embargo, el trabajo trató de aproximar, en términos porcentuales, la información de su muestra al universo de profesionales de la salud del país, desglosando los datos por región, profesión, género y raza.

¿Cuál es el panorama de la salud?

Los dos estudios anteriores de FGV, Fiocruz y la Red de Humanidades Covid-19 ya señalaron que los profesionales de la salud no se sentían preparados para la pandemia, abandonados por los gobiernos y temerosos de ser infectados por el nuevo coronavirus.

La llegada de la segunda ola de la pandemia al país podría empeorar el panorama, según los investigadores. La presión sobre los sistemas de salud, que han visto las UCI (Unidades de Cuidados Intensivos) sobreocupadas de nuevo en estados como São Paulo y Río de Janeiro, tiende a aumentar el estrés y el miedo entre los profesionales.

Los efectos negativos de la pandemia no sólo afectan a los trabajadores de la salud, sino que también pueden perjudicar la calidad de su servicio. El estrés causado durante el período llevó a algunos trabajadores de hospitales a dejar sus empleos durante la crisis, por ejemplo.

El estudio publicado por la FGV recomienda que los sistemas de salud creen políticas de apoyo emocional para los profesionales, que pongan a disposición psicólogos para tratar los problemas de salud mental, y que amplíen los mecanismos de denuncia del acoso moral en el lugar de trabajo, entre otras sugerencias.

Para reducir las desigualdades de género y raza en el sistema de salud, el estudio sugiere que los gobiernos produzcan datos sobre el tema, incluyan estas perspectivas en sus planes de acción e incorporen a las mujeres en los procesos de toma de decisiones. El trabajo también recomienda la inserción de cuidadores como grupo prioritario en los planes de vacunación de la covid 19.

Traducción: Correspondencia de Prensa .

Fuente (de la traducción): https://correspondenciadeprensa.com/?p=15678

Fuente (del original): https://www.nexojornal.com.br/expresso/2020/12/20/Por-que-a-pandemia-afeta-mais-profissionais-de-sa%C3%BAde-negras


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ASIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESTADÍSTICAS

   EUROPA

   LATINOAMÉRICA

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
“Cuba ayuda a otros. ¿Quién ayuda a Cuba?”
La mentalidad española
Del fin del ‘juancarlismo’ al momento republicano
Arganzuela arranca su auditoría ciudadana de la deuda este jueves
La «recuperación» económica de Grecia solo funciona para los ricos
Nace el sindicato de trabajadores de la música
La pandemia como manifestación del colapso civilizatorio contemporáneo
Pactos de la Moncloa, pactos del miedo
`En Cuba hay presos de motivación política por violencia, no presos de conciencia: lo dice Amnistía Internacional´
Barcelona recuperará este 12 de marzo el espíritu del ‘No a la Guerra’

EN LA RED :
Jack Dorsey aussi censure des gouvernements
Fin des interdictions d’entrée sur le territoire des États-Unis , par Joseph R. Biden Jr.
Réarmement, l’Otan se fait Banque, par Manlio Dinucci
Après l’URSS, les USA s’effondrent, par Thierry Meyssan
Le Pentagone place Israël dans la zone du CentCom
L’ayatollah Khamenei interdit les vaccins US, anglais et français
Il y a trente ans, la guerre du Golfe, par Manlio Dinucci
L’Iran diffuse des armes dans tout le Moyen-Orient, par Gilad Erdan

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org