Publicado en línea el Lunes 14 de septiembre de 2020, por Bea Morales

<https://www.fondsk.ru/images/news/2...>

HG Wells escribió en La Conspiración abierta. Planes de la revolución mundial (1928) que en el siglo XX el mundo entró en una fase peligrosa de desarrollo que podría terminar en una catástrofe e incluso en la destrucción de la humanidad. La única forma de prevenir una catástrofe, instruyó Wells (1), es liquidar los Estados soberanos y crear un gobierno mundial encabezado por un pequeño grupo de personas: los representantes de la élite intelectual y las grandes empresas.

La idea de la dominación mundial ha sido alimentada durante siglos por varias sociedades secretas (Templarios, Masones, Illuminati). Sin embargo, sus planes y actividades quedaron ocultos a los ojos de las autoridades y el pueblo. En el siglo XX, existió un argumento para comenzar con estos planes. Y había que apurarse, porque el progreso científico y tecnológico se aceleraba, se hacía incontrolable. La carrera armamentística se continuó y aceleró exactamente de la misma manera.

En la Conferencia de Paz de París de 1919 estos temas se discutieron abiertamente. Se decidió crear la Liga de Naciones, a través de la cual británicos y estadounidenses esperaban comenzar a construir un nuevo orden mundial. Es cierto que hubo desacuerdos entre los círculos gobernantes de Estados Unidos y Gran Bretaña. Londres creía que la base ideal para un mundo unido era el Imperio Británico, sobre el cual «el sol nunca se pone». En Washington se creía que Estados Unidos se había convertido en la potencia número uno después de la Primera Guerra Mundial y que era este país quien debía liderar el movimiento hacia un nuevo orden mundial. <https://www.fondsk.ru/images/myfls/...> Foto: Eduard House

Sin embargo, tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña hubo políticos que consideraron estas ambiciones imperiales como «prejuicios del nacionalismo», considerándose a sí mismos una élite única de la más alta raza anglosajona. Así fue Edward Mandel House (1858-1938), diplomático, asesor del presidente Woodrow Wilson (Colonel House). Lord Alfred Milner (1854-1925), una de las figuras clave en el gabinete de David Lloyd George, que también fue un partidario constante del mundialismo anglosajón. <https://www.fondsk.ru/images/myfls/...> Foto: Lord Alfred Milner

El coronel House se molestó mucho cuando, durante una conferencia en París, se enteró de que Washington había rechazado la participación de Estados Unidos en la Liga de Naciones, cuyas disposiciones se establecieron en el Tratado de Paz de Versalles. Tenía muchas esperanzas de que la Sociedad de Naciones se convirtiera en un instrumento para la creación de un Estado Único. Posteriormente, en el mismo lugar, en París, el Coronel House se reunió con sus socios británicos. Acordaron que se crearían dos organizaciones: una en los Estados Unidos y otra en Gran Bretaña que interactuarían estrechamente e implementarían el proyecto anglosajón de construir un nuevo orden mundial.

La primera de estas organizaciones se estableció hace cien años, en el verano de 1920. Era el Instituto Británico de Asuntos Internacionales (BIIA), rebautizado como Instituto Real de Asuntos Internacionales (Royal Institute of International Affairs, RIIA) en 1926 y todavía existe con ese nombre. El Instituto también se conoce como Chatham House, que es el nombre del edificio en el que se encuentra (junto al Palacio de Westminster en el centro de Londres). En 1961, el RIIA cambió su ubicación, pero el nombre de Chatham House se conservó.

Lionel Curtis, secretario de Lord Milner, llevó a cabo los trabajos preparatorios para el establecimiento de el RIIA. El estado del Instituto es una organización no gubernamental sin fines de lucro que existe a expensas de donaciones voluntarias. La primera donación de 2.000 libras la hizo Thomas Lamont de J.P. Morgan Bank. John D. Rockefeller ha contribuido con 8.000 libras anuales al RIIA desde 1932. Más tarde el RIIA comenzó a recibir regularmente grandes donaciones de fundaciones de caridad estadounidenses (Rockefeller, Carnegie y otras). <https://www.fondsk.ru/images/myfls/...> Foto: Chatham House

El primer director del instituto fue Robert Cecil (1864-1958), abogado británico, parlamentario, publicista y estadista, empleado activo e ideólogo de la Liga de las Naciones, ganador del Premio Nobel de la Paz de 1937 (por sus servicios a la Liga de las Naciones). Lionel Curtis fue ascendido a Secretario Honorario de RIIA. El liderazgo del instituto también incluyó al exministro de Relaciones Exteriores Edward Gray, al exprimer ministro Arthur Balfour, Lord Lothian, el renombrado economista inglés John Maynard Keynes, Alfred Zimmerman (profesor de Oxford, autor de La Liga de Naciones y el Estado de Derecho). Zimmermann tenía un alumno capaz, Arnold Toynbee (1889-1975). Por recomendación de Zimmerman, Toynbee se convirtió en el primer empleado remunerado del Instituto. Toynbee fue posteriormente nombrado director del Instituto. En la Chatham House, Toynbee desempeñó un papel principal durante tres décadas (1925-1955). Dirigió la investigación científica y fue al mismo tiempo un oficial de alto rango del servicio británico de inteligencia el MI6. Gran parte de la investigación del RIIA se realizó en nombre del MI6.

El RIIA no apareció de la nada. Se convirtió en una superestructura montada sobre la organización bastante secreta de la «Mesa Redonda». Según los historiadores, esta sociedad surgió en secreto en 1891 en Sudáfrica por iniciativa de Cecil John Rhodes (1853-1902), una famosa figura del imperialismo británico, quien vinculó su vida con la expansión colonial británica en Sudáfrica. Rhodes, que extraía oro y diamantes en Sudáfrica, estaba asociado con los Rothschild. En 1910, los Rothschild establecieron la Mesa Redonda en Londres; la principal figura pública de la Mesa Redonda fue Lord Alfred Milner. Durante la vida de Milner, la Mesa Redonda a menudo se llamaba Grupo Milner. Muchos historiadores creen que, a principios del siglo XX, la composición de la Mesa Redonda y la composición del Comité de los 300 (la élite mundial, sobre la que escribe John Coleman en su libro El Comité de los Trescientos) coincidieron casi por completo.

Como señala Nicholas Hagger en The Syndicate, “la historia de la creación de un gobierno mundial secreto y los métodos de su influencia en la política y la economía mundiales”, las actividades de la Mesa Redonda tenían dos contornos: externo (actividad abierta) e interno (actividad secreta). La tarea de la Mesa Redonda, escribe el célebre historiador estadounidense Carroll Quigley (1910-1977) en Tragedy and Hope, fue “nada menos que la creación de un sistema mundial de control financiero, concentrado en manos privadas y capaz de influir en el sistema político de cada país y la economía del mundo en su conjunto. Este sistema será gobernado de un modo completamente feudal por los bancos centrales del mundo, actuando de acuerdo con acuerdos secretos concluidos en frecuentes reuniones y conferencias personales. Quigley era muy aficionado a la Mesa Redonda, siendo el historiador oficial de esta sociedad.

La Mesa Redonda se propuso la tarea de crear un gobierno mundial gobernado por banqueros internacionales. Muchos investigadores de las actividades de la Mesa Redonda creen que el programa de esta organización en su conjunto coincide con el programa de la Orden Illuminati en el siglo XVIII. Los sucesores de los Illuminati, los miembros de la Mesa Redonda, veían a Inglaterra como una fuerza atlántica, no europea, y contaban con la creación de una federación de países de habla inglesa. Milner ha establecido grupos de mesa redonda en Sudáfrica, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, India y CIF. Todos con un origen desde Inglaterra. Estos eran los políticos más famosos del gobierno británico y todos estaban dedicados a la idea del gobierno mundial. La Mesa Redonda siempre ha querido transformar el Imperio Británico en un sistema federal que eventualmente incluiría tanto al Reino Unido como a los Estados Unidos. Como escribe Carroll Quigley, la Mesa Redonda no descartaba que Washington pudiera convertirse en la capital de tal comunidad mundial. <https://www.fondsk.ru/images/myfls/...> Foto: Arnold Toynbee

El RIIA fue una continuación de la Mesa Redonda. Después de la muerte de Lord Milner en 1925 las referencias a la Mesa Redonda se volvieron raras y con más frecuencia la gente comenzó a hablar de la Institución Real. En 1931 Toynbee pronunció un discurso en Copenhague en el que declaró: “Actualmente estamos trabajando con todos los que pueden hacer que los Estados-nación de nuestro mundo se olviden del misterioso poder llamado soberanía. Y constantemente negamos lo que realmente hacemos».

Nicholas Hagger cree que Toynbee era más un agente estadounidense que británico, ya que la mayor parte de la financiación provenía del extranjero, de los Rockefeller: “Durante 40 años, Toynbee participó activamente en los esfuerzos de la RIIA para crear un gobierno mundial. En sus escritos, Toynbee sostiene que los Estados nacionales se están extinguiendo y serán suplantados por el gobierno mundial de los «Rockefeller». Aunque el trabajo de Toynbee es fascinante, desafortunadamente es completamente poco confiable».

Toynbee era un miembro prominente de la Sociedad Fabiana, ideológicamente cercano al Partido Laborista. Toynbee y sus asociados Herbert Wells, Bertrand Russell, Bernard Shaw, los hermanos Julian y Aldous Huxley (2) no descartaron que una de las posibles formas de crear el Estado Único sería el movimiento socialista internacional. En particular, Toynbee y sus asociados quedaron muy impresionados por el compromiso de los bolcheviques con el internacionalismo, aunque los fabianos y los empleados del Royal Institute no compartían los puntos de vista comunistas.

Entre los que rodearon a Toynbee, muchos entendieron que la construcción del Estado Único era una tarea para un futuro lejano. Es necesario avanzar gradualmente hacia la meta anhelada. La creación de una Europa unida, en la que los Estados individuales disolverían su soberanía, se consideró como un objetivo más cercano. Toynbee logró estar a la altura de esta época, cuando en 1957 seis estados europeos firmaron el Tratado de Roma (1957), y más tarde se comenzó a crear la Comunidad Económica Europea (CEE).

Un año después del establecimiento de la RIIA se creó una institución espejo al otro lado del Océano Atlántico, llamada el Consejo de Relaciones Exteriores (Council on Foreign Relations, CFR). Los orígenes de la organización se encuentran en el Coronel House y Paul Warburg (1868-1932), uno de los iniciadores de la creación del Sistema de la Reserva Federal de los Estados Unidos. Los miembros del CFR incluían a Woodrow Wilson, al Coronel House y a varios otros políticos, banqueros y empresarios influyentes. Particularmente dignos de mención como miembros del Consejo fueron John Foster Dulles (que se desempeñó como Secretario de Estado bajo el presidente Eisenhower) y su hermano Alain Dulles (el futuro primer jefe de la CIA). Se estableció una estrecha relación informal entre John Dulles y Arnold Toynbee. John Dulles, como presidente de la Junta de Fideicomisarios de la Fundación Rockefeller, ha ayudado a garantizar que el Royal Institution reciba apoyo financiero regular de la Fundación.

Todas las publicaciones sobre el Royal Institution generalmente se refieren a las Normas de la Chatham House. Se asume que los participantes en las reuniones cerradas no tienen derecho a revelar la autoría de sus opiniones fuera del pequeño círculo de miembros del RIIA. Las opiniones se pueden publicar, pero como impersonales. Las Normas tienen como objetivo fomentar la máxima apertura y franqueza en las reuniones internas. El portavoz oficial del instituto es el International Affairs and World Review.

Desde 2005 la Royal Institution ha establecido el Premio Chatham House. Se otorga anualmente a un «estadista u organización que los miembros de la Chatham House creen que ha hecho la contribución más importante para mejorar las relaciones internacionales en el último año» (3). El primer premio otorgado fue el presidente de Ucrania, Viktor Yushchenko (2005).

Hace cinco años la Royal Institution publicó The Russian Challenge, un análisis de la política exterior rusa en 2000-2015 con recomendaciones para el “Occidente en su conjunto”. El informe refleja la marcada orientación anti-rusa de todas las actividades del Real Instituto.

Traducción del ruso de Juan Gabriel Caro Rivera.

Notas:

1. https://www.fondsk.ru/news/2020/07/01/novyj-mirovoj-porjadok-gerberta-uellsa-51268.html

2. https://www.fondsk.ru/news/2020/06/07/o-divnyj-novyj-chelovek-51072.html

3. https://www.chathamhouse.org/chatham-house-prize

Fuente: https://www.fondsk.ru/news/2020/09/07/100-let-nazad-voznikla-organizacija-otkrytogo-zagovora-chatham-house-51783.html


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ASIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESTADÍSTICAS

   EUROPA

   LATINOAMÉRICA

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Coloquio: “¿Quién manda aquí? Poder económico y resistencias globales”
Una nueva forma de entender el totalitarismo
Necropolítica y barrios populares
Chubut de pie frente a la megaminería
Las plantas de procesamiento de carne en EE.UU., focos de contagio del virus
Salvar a Carlos Lanz y derrotar al imperialismo
“Escribo novelas para contar que el pasado no pude ser propiedad de nadie”
Les non-dits des accusations anglo-saxonnes contre la Russie, par Thierry Meyssan
IU reclama el cambio del modelo productivo para acabar con el paro y la temporalidad
El coronavirus diezma a los trabajadores latinoamericanos de la salud

EN LA RED :
Le troisième cessez-le-feu au Karabagh violé
Erdoğan menace l’UE et spécialement la France
Communiqué du Groupe de Minsk sur le Karabagh
¿Qué es el estado de Bienestar?
¿Qué es el estado de Bienestar?
¿Qué es el feminismo?
¿Qué es el feminismo?
Esquemas de Ponzi: ¿Por qué se siguen cobrando víctimas?

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org