Publicado en línea el Lunes 4 de abril de 2016, por ANRed- E (redaccion@anred.org)


Por Sandra, compañera de Carlos Fuentealba, asesinado por la Policía, en democracia hace 9 años. Publicado originalmente el 24 de marzo de 2016, en La Poderosa Neuquén

No es fácil hablar, cuando faltan pocos días para que se cumplan 9 años de su asesinato. Y menos aún, si los que dieron la orden de reprimir siguen gozando de una injusta libertad. Hace poco, Camila, mi hija mayor, se puso a pensar en ese terrible 4 de abril de 2007: “¿Por qué fue papá a la marcha, y no fuiste vos?”. Yo había discutido con Carlos, por eso mismo: le había dicho que, si era peligrosa la movilización, debíamos ir los dos. Pero él, pensaba al revés: decía que uno debía quedarse con los chicos, pensando en ese día y en el después también. No se equivocó.

Carlos no se equivocó.

Dictada ya la prisión perpetua al policía Darío Poblete, en la Causa “Fuentealba 1”, por haberlo ejecutado con una granada de gas lacrimógeno en la cabeza, a casi 8 años de iniciada la causa “Fuentealba 2”, ¡no hay ningún avance! Debería haberse juzgado al autor intelectual, el por entonces gobernador Jorge Sobisch, pero nunca lo consideraron. Y a toda su cúpula de inseguridad, la sobreseyeron.

Por eso, apelamos nuevamente, pero la Justicia los apaña: dicen que el operativo no fue desmedido... Y lo peor es que nuestra causa debe prescribir por los tiempos de plazos razonables, ya que “no es una causa de Derechos Humanos, porque solamente hubo un muerto”. Más perverso, imposible. Entonces, este 24 de marzo, aprovecho estas líneas para dejarlo sentado: el asesinato de Carlos, fue un crimen de Estado.

¿O alguien lo piensa discutir? El caso Fuentealba no puede prescribir.

Claramente, el accionar de Poblete no fue individual, sino ordenado por el gobierno. Y eso no es todo: el ex ministro de seguridad de Sobisch estaba ese día en Arroyito, en plena protesta. Pero, por si eso fuera poco, hay más: la noche previa al 4 de abril, Sobisch se reunió con jefes policiales y algunos políticos para planificar la represión…

De Carlos, toda la vida valoré su coherencia, porque actuaba en función de lo que pensaba. ¿Les cuento algo? A veces lo miraba y veía al Che. ¿Pero les cuento algo más lindo todavía? Ni bien nos conocimos, le pregunté qué cosa le gustaba de mí, y me dijo: “Que sos maestra”. Siempre, pero siempre, me acompañaba a las marchas y estaba a mi lado, en todas las luchas. Así, nos hicimos en esta militancia que elegimos como forma de vida. De hecho, una vez tuvimos una crisis muy importante, porque él estaba apagado, alienado, trabajando en un supermercado todo el día. Y como yo lo veía mal, le dije: “Cómo no te voy a bancar, si vos querés estudiar”. Pues ahí nomás, empezó a soñar con dar clases y, aunque sólo pudo ejercer la docencia durante tres años, le sobró: se marchó como el gran maestro que fue, para mí y para todos.


¿Loco, no? Justo aquí, en la absurdamente denominada “capital de los Derechos Humanos”, cayó el único docente asesinado en democracia. Tal vez por eso, en este nuevo Día de la Memoria, siento que nosotros padecimos la misma injusticia que sufrieron las víctimas de la dictadura, porque no, en eso no avanzamos nada.

Dimos pasos adelante en el juzgamiento a los milicos que instauraron la peor de las dictaduras, cuatro décadas atrás, pero seguimos retrocediendo cada vez más por la violencia que ejercen las instituciones en plena democracia, matando pibes como si fuera normal.

Pudieron dispararle a Carlos.

Pero no podrán sacarle su delantal

La Poderosa Neuquén


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
No en nombre de todxs
La fruta envenenada
Colombia: Asesinan 8 indígenas en menos de 10 días en Cauca y Chocó
De cara a la paritaria
El gran salto adelante de China: Las ranas occidentales croan su desaliento
Charla debate sobre salario mínimo, trabajo y precarización
El empresario al que la machi apunta por su implicación en el caso Luchsinger Mackay
"Me rajaron de Radio Nacional, mi pasión y mi fuente de ingresos"
La batalla por los derechos humanos
Jujuy: Represión al SOEA en San Pedro

EN LA RED :
Un monde de pauvreté
Cuanto peor, mejor: la torre de control ordena el despegue de los conflictos que vienen
Subte: Volvieron las medidas de fuerza por conflicto salarial
Guerra total: Triaca aplicó una multa de más de 800 millones al gremio de Moyano
Automotrices avanzan con suspensiones y retiros, por caída de ventas y exportaciones
Las mujeres en la villa abortamos y hablamos de aborto
Alerta y movilización en defensa del FONID
Repudio a la represión de la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org