Publicado en línea el Jueves 20 de agosto de 2020, por Miguel Arróniz

Podéis hacer todo / lo que os decimos; / pero no debéis decir / lo que os hacemos. / Podéis cambiar todo / lo que queremos; / pero no podéis querer / que nos cambiemos. / Podéis marchar / donde queramos ; / pero no podéis querer / que nos vayamos.

Poema titulado Garantías de la autoridad. Autora la poeta alemana L. Rauner.

Líbano y Palestina, Palestina y Líbano, han sido un mosaico de razas, culturas, religiones distintas que han convivido. Todo lo contrario al ente Israel, impuesto por la fuerza del sionismo y los imperios del siglo XX y XXI, racista, ejemplo de enemistad, de genocidio, etnocida, teocrático, de expulsión de los autóctonos, causante del mayor número de refugiados del mundo, y explotador de mano de obra esclava de la población que resiste en Palestina. No son comparables Palestina-Líbano con el ente sionista, sin embargo el sionismo, esa otra forma de nazismo, dispone, mediante fuerzas económico-financieras sustanciales del gran capital imperialista, de apoyo militar-político e influencia en mercados internacionales, de ese capitalismo que guerrea, bloquea, golpea, que no tiene nación ni fronteras, que emprende conquistas allí donde hay propuestas contrarias a la explotación humana y de bienes comunes, o, donde los recursos naturales le son necesarios para su continuidad y crecimiento explotador.

Ahora bien, los medios de difusión de los que ya son propietarios, todos los del mundo capitalista, creación suya y motor de la limpieza de cerebros para su sostenimiento, que expresan el espíritu del patrón-clase de la sociedad de la que resulta, esos medios de difusión propagandística, que filtran su discurso vertebrado, articulado, para hacer seres en el consumo, en el miedo a la razón, desdibujando el hilo conductor en la Historia, desconectan los acontecimientos de las causas, cortan, separan sucesos de lo que requiere el saber, y escandalizan para mostrarse, sobre los crímenes de los que son causa, doloridos, emocionados, pisan a fondo la subjetividad irracional de la gente para que no conozca, reducen los sentimientos a pura filfa para así callar la verdad que habita en el interior de cada caso. Ese su comportamiento noticiero es el pulso del gran capital. La poeta alemana L. Rauner recoge en su poema a todos ellos, amos y criados, que ella titula Garantía de autoridad: Podéis hacer todo / lo que os decimos, / …

Ahora le ha tocado a Líbano, que es lo contrario de la globalización, del imperio que lo borra todo, que elimina la memoria, la cultura propia, que ataca cualquier alternativa, que lo hace todo chatarra, hasta la comida de cada pueblo, nación, país. Líbano es la alternativa de entendimiento entre razas y culturas, por eso la instalación de ese cuerpo fabricado que es Israel lo emplean como herramienta de destrucción de estilo de vida y convivencia. Palestina-Líbano tienen el valor de encontrarse en la zona del mundo que, siendo geoestratégicamente importante, además es rica en la materia sobre la que el capitalismo se ha hecho y crecido. Los imperios anteriores tuvieron que salir, porque allí crecía un modo de vida que les era contrario, crecía la independencia y cultura propia enfrentándose a las fuerzas que la ninguneaban. Quieren quitarlos del medio, absorverlos para acceder al mundo que hoy no disponen.

¿Qué hacen en Palestina?, ¿qué hacen en Líbano? Desde Macron hasta Trump, desde el régimen francés hasta el régimen estadounidense, (pasando por Israel) han lanzado por sus altavoces la consigna Urge la necesidad de poner fin al statu quo (de Líbano). Tiene el mismo fondo que la firma del acuerdo entre Israel y el señor feudal de los EUA: cambiar la existencia de Palestina para que desaparezca su nombre, su gente, su cultura, la vida genuina que contiene el pasado de buena parte de la Humanidad, para convertirse en base militar de agresión a los pueblos de la zona, poner fin al satu quo, es lo que decidieron en el Acuerdo de Balfour, pasando por la ONU, despreciando después las Resoluciones, los Derechos y las condenas de los tribunales que han defendido al Pueblo Palestino. A ese negocio entre la entidad israelí y EUA se ha opuesto en primer lugar todas las fuerzas Palestinas, así lo han manifestado la OLP, el Frente Democrático para la Liberación de Palestina, Hamas, … la Resistencia en suma, que comprende igualmente a los defensores del país.

Líbano como Palestina, Palestina como Líbano, para convertirlas en bases de agresión a los independientes de la región: acceder a Siria directamente, continuar con Irán y dar aliento a su cerco a Rusia y China, de hecho la gran mayoría de sus bases militares en el mundo ya rodean Rusia y China, y son diarios los aviones espías y bombarderos que sobrepasan sus frontera aéreas, y con frecuencia sus barcos de guerra sobrepasan los límites marítimos de éstos dos países en una provocación flagrante. Palestina-Líbano no son cualquier cosa para el imperio.

¿Cómo va a resarcirse el capitalismo imperial de su declive y ya previsible consiguiente caída si no es con una guerra a gran escala, como han hecho en sus dos hundimientos anteriores de 1914 y 1939?

Titulan a sus escaramuzas criminales y a sus guerras con el pomposo nombre de ayuda humanitaria y guerra humanitaria. En ese renglón el visitante Macron a Líbano amenazó en francés (para remarcar su intención neocolonial) con imponer sanciones si no se reforma siguiendo sus órdenes. El presidente Michel Aoun, en contestación, declaró que no se admitirá ninguna condición para recibir la ayuda, ¿qué clase de ayuda sería si no fuese así? Macrón envolvió sus exigencias, su chantaje, con las frases Espíritu humanitario y Programa de reconstrucción. Manifestó tanta arrogancia interesada que traslucía el ansia por culpar a la Resistencia y con ella el desprecio que siente por el pueblo libanés. En sus palabras no había fraternidad, afinidad, entendimiento. Su intervención ponía por delante condicionamiento, hostilidad, ambición, voracidad, codicia, insolidaridad.

En árabe

Solidaridad

se escribe

Tadamun

. Macron, como cualquier imperialista, no lo sabe, él habla francés, además de inglés, por eso ha mandado al barco de guerra más grande que tiene Francia a las costas de Líbano, y su Ministro de Defensa ha declarado que va a reforzar su ejército en el Mediterráneo.

Todo indica que esperaban la hora de la explosión que arrasaría el puerto, la capital y la economía libanesa; en el silo del puerto estaba almacenado todo el cereal de un año por delante. Y ahora pone como condición que la ayuda la administre el gobierno francés y sus aliados: ONGs y seguidores internos, la burguesía que tiene el vínculo con el gran capital francés, marginando al gobierno legítimo, -¿podemos imaginar esa propuesta al revés?- al que le pide su dimisión y que se entregue al juicio que haga una investigación internacional. El francés sigue metiendo presión en la zona enviando más barcos de guerra para hacer frente a Turquía en una disputa con Grecia por la extracción de petróleo. El Ministro de Exteriores de Turquía ha declarado que Macron, otra vez el mismo, actúa como un matón, cuando debería evitar tensiones. Y Macron ha respondido dejando claro quién es: Nuestros intereses concuerdan con los de EEUU y los EUA. Nuestros intereses en la paz son comunes. Los intereses … son comunes. Ha llegado a declarar que de no hacerse lo que dice podría encargarse la OTAN, es decir la misma coalición que destruyó Yugoeslavia a partir de 1991, y Libia a partir de 2014.

Entre los planes últimos de destrucción, aquellos que declaraba el general Clark de acabar con siete países de Oriente Medio y África y cambiar otra vez el mapa de acuerdo con los intereses del emporio militar-industrial de EEUU, aquí debemos atender a lo que el imperialismo ha llamado Acuerdo del siglo y en el que han dado un paso con la firma de EUA e Israel, plan que se propone la desaparición de Palestina mediante la compra de los regímenes árabes corruptos, … ya tienen la firma del régimen egipcio, le siguió Jordania y ahora los EUA. De aquí al 3 de Noviembre, elecciones en EEUU, seguirá Arabia Saudí y algún otro, los más serviles y capaces de arrastrar por el fango de la Historia a sus propios pueblos, que marcará la posible dirección del gobierno que continúe, aunque las diferencias en el bipartidismo no se alejan del objetivo, son unicamente cuestiones tácticas entre el capital interior de EEUU y su capital globalista.

A la intentona de Macron en Beirut le ha seguido el subsecretario de Asuntos Políticos de Trump, David Hale, el día 13 declaró: el Líbano necesita reformas económicas y fiscales, el fin de un gobierno disfuncional y de promesas vacías. El FBI se unirá a los investigadores libaneses e internacionales. Declaraba semejante injerencia en la política de Líbano mientras otro barco de guerra inglés se iba a sumar a la investigación en Beirut. Las fuerzas que movilizan y las amenazas que vierten van dirigidas a cuestionar un gobierno que lleva funcionando desde Enero, solamente, y que tanto en esa dirección del país como en su Parlamento son mayoría los aliados de la Resistencia, representada ahí por Hézbollah.

A Macron se le ha pedido información satelital con la que puede saberse si ha sido un misil el que provocó la explosión, y no ha respondido a tal petición, pero la fuerza que manifiesta va dirigida a dividir al país, a justificar las revueltas que se han producido, a culpar y provocar la degradación, desarme y disolución de la Resistencia, y quizás maniobre procurando una guerra interna para justificar la intervención que llamarán humanitaria.

En los días posteriores al sabotaje se cumplían 14 años de la derrota de Israel por esa misma Resistencia que los neocolonialistas quieren ahora disolver y lo expuesto más arriba. El ente sionista, Israel, ha estado desde entonces espiando su derrota y se mantiene detrás de su amigo francés y su hermafrodita estadounidense.

En una entrevista que Sayyed Hassan Nasralá, secretario general de Hezbolláh, dio en Junio declaró que el bloqueo económico de EEUU y sus colaboradores había creado en Líbano una situación de guerra. En 2006 Israel salió derrotado por la Resistencia en la 2ª Guerra del Líbano, desde entonces los intentos del imperio de conquistar Oriente Medio han ido de fracaso en fracaso. Ya en 2004, en la Resolución del Consejo de Seguridad 1559, exigía el desarme de las milicias palestinas, Hezbolláh y la retirada de Siria de Líbano.

Para aquellos que nos amenazan con el hambre y que quieren matarnos si no entregamos nuestras armas, les digo: Nuestras armas permanecerán en nuestras manos, no moriremos de hambre y tenemos una fórmula apropiada que no revelaremos por ahora.

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días, Palestina. Crónicas de vida y Resistencia, Dietario de Crisis, Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero, y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista (FAI).


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ASIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESTADÍSTICAS

   EUROPA

   LATINOAMÉRICA

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Siria inicia recuento de votos tras elecciones legislativas
Seguimos pendientes de la asignatura pendiente
La puerta trasera por la que Starbucks, Google y Microsoft financian a la Policía de EE.UU.
Descontento con el real decreto agrario, que evita la regularización de los migrantes
El precedente griego y las deudas por venir
Presentación del libro, “Burorrepresión. Sanción administrativa y control social”
IU defiende que “garantizar el derecho al agua pasa por recuperar la gestión pública del servicio”
El Mobile World Congress no informa de los riesgos para los niños de sus productos
Stop Desahucios 15M Granada ocupa una oficina de Cajamar en Almería
Ronald Noble dénonce les falsifications de l’affaire Christina Kirshner

EN LA RED :
La présence militaire turque en Azerbaïdjan (Kommersant)
Consultations sur le crash du vol MH17 dans l’Est de l’Ukraine, le 17 juillet 2014
La corruption des Biden
Menaces israéliennes « d’anéantissement nucléaire » contre l’Iran
La Haute Cour israélienne refuse d’examiner la vente d’armes à l’Azerbaïdjan
Artsakh : médiation à Moscou
Les Occidentaux empêchent une audition au Conseil de sécurité
La Syrie condamne le rôle de la Turquie dans le monde

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org