Publicado en línea el Jueves 2 de enero de 2020, por Admin2

Foto: Adonis Ignacio Mora Caro

1. Entrábamos en esta década marcados por las convulsiones de una crisis que poco a poco se fue convirtiendo en normalidad. Entre la primera fase de negación del problema por parte de las clases dominantes y la crisis de la izquierda internacional, las revoluciones árabes impactaron su eco sobre todo el mundo, llenando plazas de indignación, impugnación y revuelta. En el Estado español, tras años de entumecimiento social (salvo ciertas excepciones), el 15M expresó la crisis política en formas de movilización destituyente – constituyente. Aquí va una posible primera lección de la década: la revuelta emerge cuando menos se la espera, pero sin resistencia y construcción paciente no hay posibilidades de emancipación.

2. La receta de la austeridad golpeaba sobre las clases populares. Los recortes se traducían en precariedad laboral, deterioro de servicios públicos y privatizaciones para garantizar los márgenes de beneficio de las grandes empresas. La ilusión electoral e institucionalista frente a la implacable ‘sostenibilidad del déficit’ nos trajo la derrota de Syriza. Otra gran lección de la década: sin movilización y desobediencia no hay transformación.

3. Además de la austeridad (inaugurada en el Estado español por Zapatero con la reforma laboral y el blindaje del pago a la deuda con la modificación del artículo 135), las legislaturas de Rajoy vinieron cargadas de corrupción y profundización autoritaria para frenar y disciplinar las protestas. A pesar de ello, el PP intentaba no abandonar el aire de establishment y moderación, iniciándose la conformación del conglomerado aznarista – aguirrista que luego daría lugar a Vox. Tercera posible lección de la década: la identificación de las instituciones como causa de la crisis amplía el espacio anti-establishment.

4. La crisis en Cataluña, infravalorada por las clases dominantes (tanto españolas como catalanas) se fue larvando y proyectándose en protesta masiva. Por su parte, conflictos laborales, huelgas, la PAH y otros tantos colectivos continuaron el legado de luchas iniciadas por el 15M. Las movilizaciones, sin embargo, daban muestras de cierto cansancio. Entonces, se lanzó una hipótesis al aire. Irrumpía Podemos y lo hacía con una propuesta democrática y un programa antineoliberal, frontalmente en contra de la austeridad, decidido a recuperar y conquistar derechos y romper con el régimen del 78. La abdicación del monarca, las grietas del bipartidismo y un PSOE abierto en canal daban cuenta de la crisis de legitimidad del propio régimen. Cuarta lección política de la década: las élites no son infalibles, es posible utilizar sus grietas para construir propuestas de cambio radical.

5. Se sucedieron los ataques a Podemos, los inventos tipo Ciudadanos para frenar la canalización del descontento hacia una fuerza externa al régimen. Vinieron los intentos de domesticar. Y la mutación de esa hipótesis de impugnación inicial hacia el reformismo gobernista, acelerada por la exclusión de la pluralidad y la falta de democracia interna, recolocó a Podemos en la posición de socio minoritario en los gobiernos con el PSOE. Las concesiones se convirtieron en «actos de responsabilidad» y las migajas en «honorables conquistas históricas». La misión ‘Salvar al soldado PSOE’, el giro lampedusiano del régimen y una oposición de derechas escandalosa preparan el terreno a un equilibrio en el que las clases dominantes pretenderán políticas de gran coalición sin poder permitirse una gran coalición (mirando a Vox de reojo). Una lección clave de la década que necesitaremos tener presente en los próximos años: abandonar el espacio de impugnación y perder la independencia del proyecto que pretendes transformar puede llevar a un bucle de renuncias del que es difícil escapar.

6. A nivel internacional, la crisis migratoria bañó (y sigue haciéndolo) de muertes el mediterráneo, y con el caldo de cultivo austeritario («no hay suficiente para todos»), se fueron fortaleciendo los discursos del odio («sobra gente, primero los de aquí»). Otra buena lección de la década: nunca abandonar la consigna de reparto de la riqueza para sustituirlo por adaptacionismos pseudosobertanistas.

7. En Latinoamérica, con a muerte de Chávez como exponente simbólico, los gobiernos provenientes de movilizaciones populares anti-liberales y anti-imperialistas fueron agotándose en un socialismo del siglo XXI que no abordó la extensión de la democracia participativa y el control obrero, o la diversificación de la economía, y ha sido devorado en gran medida por la contraofensiva neoliberal. Macri, Bolsonaro y compañía han encabezado la ola reaccionaria en América Latina, con todo tipo de maniobras antidemocráticas. Lección política número siete de la década: el socialismo será democrático y la democracia será económica o no serán.

8. La revolución digital no nos llevó a la revolución social y tampoco acabó con nuestros males. De hecho, las redes sociales se plagaron de fake news diseñadas para el odio, filtros burbuja que nos hicieron autocomplacientes y la mercantilización de los afectos profundizó en la crisis civilizatoria donde caímos en las garras de la deshumanización. Entonces, Trump. Entonces, Brexit. Entonces, no a la paz en Colombia. Entonces, Salvini, Vox, y un largo etcétera. Importante lección de la década: las crisis materiales, alimentadas por individualismo y odio, despiertan al Kraken del neofascismo y la derecha radical.

9. Pero también entonces, el feminismo. Huelgas internacionales contra el patriarcado (y su «justicia»), movilizaciones masivas frente a la violencia contra las mujeres o la batalla por el aborto legal, entre otros tantos. Quizás otra buena lección de la década: para combinar masividad con radicalidad (hegemonía: que nuestras ideas sean las ideas del mundo), toca construir movimiento social (sin atajos). Y en los últimos años de la década, el hilo morado se ha venido trenzando con el hilo verde y las movilizaciones contra la crisis climática han despertado la urgencia de lo que los movimientos ecologistas venían advirtiendo desde hacía mucho tiempo: el capitalismo es incompatible con el futuro de nuestro planeta. A pesar del greenwashing que pretenderán las multinacionales, la lucha contra el sistema es capaz de anudar las reivindicaciones de emancipación anticapitalistas, ecosocialistas, feministas, LGTBI, anti-racistas, anti-especistas, anti-capacitistas, etc. Lección fundamental para repensar en la izquierda más ortodoxa: las componentes radicales del feminismo y el ecologismo ofrecen respuestas a problemas sociales, culturales y económicos que van más allá del patriarcado o la crisis climática.

10. Termina la década a las puertas de una nueva recesión y con grandes dificultades de las clases dominantes a nivel internacional para mantener las tasas de beneficio. Con una apuesta por gobiernos neoliberales autoritarios y un nuevo paquete austeritario y de privatizaciones, donde la deuda continuará jugando un papel de sometimiento fundamental contra las clases populares. El colapso climático, los feminicidos y los discursos de odio acompañarán como hilo conductor a esta devastación ilógica del capitalismo. Pero enfrente continúa vivo el espectro de la revuelta. Entre la desesperanza que nos bloquea y las ilusiones de recetas mágicas, para esta nueva década toca encontrar un impulso de equilibrio con el que resistir al tiempo que construir pacientemente una alternativa de socialismo frente a la barbarie. Última lección de la década: detrás de la oscuridad, siempre hay esperanza y resistir forma parte de la victoria.

Feliz 2020.

Este material se comparte con autorización de El Salto

La entrada De la indignación en las plazas a la ola reaccionaria global aparece primero en Desinformémonos .


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   BOLIVIA, golpe de estado

   COLOMBIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
¡Con la revolución bolivariana por siempre!, intelectuales y artistas firman en apoyo a Venezuela
‘Programas Integrales de Bienestar’, desde Aguascalientes, Aguascalientes
¿Planeas viajar? Estos son los días festivos del 2019
Riesgo potencial de deslave mayor en el Ramal: Movimiento en Defensa de la Loma
Rincón Zapatista Nuevo León invita este domingo 10 de enero de 2016, 4:00 pm a ver el video: “EL SEXTO SOL”. Documental zapatista sobre la historia de este movimiento
“Ibargüengoitia era un maestro de los detalles”: Juan Villoro
Paro nacional del Cecytem; demandan al gobierno federal libere recursos
Cámara de diputados propone fortalecer medidas de seguridad para la operación de guarderías
Lluvias aisladas y altas temperaturas, este viernes para Michoacán
Los nuevos horizontes del XIII Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios

EN LA RED :
Construcción de comunidad - Consuelo Sánchez/Javier Guerrero
El Dïa de Muertos - Una celebración mística en México
EL partido de izquieda que México necesita - Ángel Balderas Puga
La Tradición Mexicana Del Día De Muertos

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org