Publicado en línea el Martes 2 de julio de 2019, por Colaborador

http%3A%2F%2Fmichoacantrespuntocero... http%3A%2F%2Fmichoacantrespuntocero... http%3A%2F%2Fmichoacantrespuntocero... http://michoacantrespuntocero.com/l...

Citlali Martinez Cervantes.

“A veces hay que salirse de la legalidad para entrar en el derecho… a la libertad”.

“Yo no lo hice, fue México”. Gilberto Bosques.

Este artículo lo voy a dedicar a comentar un apasionante libro que leí de corrido la semana próxima pasada: ” Aquellas horas que nos robaron. El desafío de Gilberto Bosques”, de Mónica Castellanos, Editorial Grijalvo.

Se trata de una novela histórica o de una historia novelada, que tiene como base central las entrevistas de varios días a Laura, la hija mayor del matrimonio Bosques, además de la consulta del archivo familiar, los archivos históricos Genaro Estrada, Diplomático, de la Secretaría de Relaciones Exteriores y la lectura de todos los artículos y libros que se han escrito sobre Gilberto Bosques.

El resultado es una novela amena, interesante, intensa, que nos muestra la trágica experiencia vivida por los europeos durante las décadas de los ’30 y ’40 del siglo pasado, con la guerra civil española, la derrota de la República y el triunfo de la dictadura de Francisco Franco, así como el desarrollo de la 2a guerra mundial y la participación de los países nazi-fascistas del Eje: Alemania, Italia y Japón. También habla, a través de la voz de Laura, de la ambigua, indecisa y tardía intervención de los países aliados: Estados Unidos, Inglaterra, Francia y la Unión Soviética.

Empieza el relato con el nacimiento de su padre en el pueblo de Chiautla, Puebla, en 1892 y su niñez en un ambiente campesino y del empeño de su madre de llevarlo a estudiar a la capital a la Escuela Normal, justo antes de la campaña de Madero, cuyo triunfo le fue arrebatado por el dictador Porfirio Diaz. En medio de tanta agitación política, a través del Periódico Regeneración se incorpora al Partido Liberal Mexicano de Ricardo Flores Magon y participa en la formación de clubes liberales. Al estallar la revolución, se suma al ejército maderista, luego contra Victoriano Huerta y mas tarde apoya a Adolfo de la Huerta.

En cuanto a la guerra en Europa, ve que, como siempre, los que más sufrieron los estragos de este absurdo fueron los pueblos dominados por unos y otros, la población civil más vulnerable de todos los bandos: ancianos, mujeres, niños de los sectores más pobres. También fueron cruelmente castigados los grupos considerados peligrosos y/o inferiores: comunistas, anarquistas, republicanos españoles, judíos, intelectuales y artistas críticos.

Y ante esta hecatombe, nos relata la autora en voz de Laura, surge la enorme figura del Gral. Lázaro Cárdenas, Presidente de México y su valiente equipo de diplomáticos en Europa que por unánime convicción defendieron con todo y contra todo los principios que rigen la política exterior de México ante el mundo: la libre auto determinación de los pueblos y la no intervención en su vida interna de países extranjeros.

De este equipo destaca Gilberto Bosques, quien en 1938, en el periodo de pre guerra, es nombrado por Cardenas Cónsul General de México en Francia.

En forma magistral, la autora entrelaza la vida familiar de Bosques en Europa y sus actividades como diplomático, con la historia de otro personaje central del relato, Mina, una niña de Barcelona que había sido inscrita en el grupo de los que serían conocidos como “los niños de Morelia”, pero que a punto de arrancar el tren que los llevaría al puerto donde embarcaría hacia Morelia, logra escaparse sólo para llevar desde entonces una vida errante, de miseria, miedo, soledad y abandono, hasta que ya siendo una adolescente y con la ayuda de unos presos recién conocidos en el campo de concentración francés a donde fue a parar, quienes se escapan con ella en brazos, agonizando, finalmente es rescatada por Bosques, quien la envía a México en el bote Mexique, el mismo del que años atrás había escapado.

Y así como Mina, fueron cientos de miles de refugiados de varios países, credos, condición social, origen racial que fueron rescatados gracias a la persistencia, valentía e inteligencia de Bosques y su equipo, a quienes Hitler no les perdono haber realizado esta labor humanitaria, aún a costa de la tranquilidad, seguridad y bienestar de sus familias.

Fue por ello que tropas de la Gestapo, en complicidad con el gobierno francés allanó la sede diplomática mexicana y detuvo al Cónsul Bosques, a su familia y a todos sus colaboradores, robándose los fondos para apoyo a refugiados.

Fueron llevados primero a un hotel de un pueblo francés y luego, violando la inmunidad diplomática, a Alemania, a un hotel-prisión, donde estuvieron un año, permanentemente vigilados, sin derecho a salir, mal alimentados y vestidos. Allí estaban también diplomáticos de otros países latinos.

Hasta que venciendo toda clase de trabas, obstáculos y burocracias, el Gobierno de México con la ayuda de Suecia, logró regresarlos a sus países de origen.

A Bosques lo recibieron en Veracruz los miles de refugiados a los que ayudó, además de mexicanos admiradores de su gesta libertaria.

Y como él hubo otros heroicos diplomáticos como Luís L. Rodriguez, quien sustituyó como Embajador a Narciso Bassols y que junto con Bosques tuvieron protegido en la sede mexicana al Presidente de la República española Manuel Azaña, a quien los gobiernos fascistas de España y Alemania querían detener a toda costa y regresar lo a su país.

Con valor, argucias y temple, Rodriguez los estuvo conteniendo hasta que llegara el apoyo de Suecia. Pero Azaña, ya muy enfermo, murió en la sede mexicana. Vino luego el forcejeo para su sepelio: querían que fuera muy discreto para evitar la presencia de republicanos españoles, pero por supuesto que si llegaron y muchos, con sus banderitas de la República. Luego, no permitieron que el féretro se cubriera con esa bandera y querían en su lugar la de Franco; dilema que Rodriguez resolvió cubriéndolo con la bandera de México, “para orgullo de nuestro país y vergüenza de ellos”.

Esto y mucho más nos relata la autora: experiencias de dolor, tragedia, hambre, familias separadas, envidias, traiciones; pero también actos de solidaridad, hermandad, sacrificios por desconocidos, etc.

Una obra que debe leerse para conocer el testimonio personal de quien vivió y sufrió estas dos décadas al lado de su padre, el heroico diplomático Gilberto Bosques.

http%3A%2F%2Fmichoacantrespuntocero... http%3A%2F%2Fmichoacantrespuntocero... http%3A%2F%2Fmichoacantrespuntocero... http://michoacantrespuntocero.com/l...

La entrada La República, la dictadura y el exilio español marcaron a mi familia. 3a parte. se publicó primero en Revolución 3.0 - Noticias .


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   BOLIVIA, golpe de estado

   COLOMBIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Destinarán 18 mdp en la construcción de rellenos sanitarios en Michoacán: Semaccdet
UND SIE HAT GEBEBT! – BERICHT AUS DEM EPIZENTRUM…
DAS FESTIVAL COMPARTE UND DIE SOLIDARITÄT
Hebrón: un museo del apartheid en Cisjordania
Empresa viola orden de suspensión de granja porcícola con complicidad de diputados en Yucatán
Los Aranceles de Donald Trump, migración y la oposición de cuarta - Ángel Balderas
No te tomes en serio nada que no te haga reír, decía Galeano
García Luna entregaría audios al FBI donde embarra a Borolas, Fox y EPN
Trump vulnera derechos humanos con política de visado
Comunicado del CNI por la solidaridad con los pueblos afectados por el sismo y denunciando la continuidad del despojo capitalista

EN LA RED :
El Dïa de Muertos - Una celebración mística en México
EL partido de izquieda que México necesita - Ángel Balderas Puga
La Tradición Mexicana Del Día De Muertos

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org