Publicado en línea el Miércoles 15 de mayo de 2019, por Admin2

Foto: Tlachinollan

De
acuerdo con Slavoj Zizek “los humanos somos muy creativos para
sabotear nuestra búsqueda de la felicidad. Básicamente depende de
una incapacidad o indiferencia del sujeto de confrontar por completo
las consecuencias de su deseo”. Se pretende desear cosas que
realmente no deseamos. Sin embargo, habría que vivir en libertad y
dignidad. ¿Qué decir de una mujer que tiene anemia y su bebé
asfixia severa perinatal por negligencia médica.

Así,
pues, llegó peleando por la vida. Se agarró de las raíces de este
mundo, de su cultura me’phaa. Por fin soltó el suspiro de seguir
en la tierra, su tierra. Peleó como un guerrero en ese puente de la
vida y la muerte, dejó claro que quería buscar su animal como todos
los niños y niñas (en la cultura me’phaa los niños y niñas
nacen con un animal, pero también lo buscan con una figura de masa
de maíz y el animal que se lo come será el que acompañe en su
vida. Son lo mismo, por eso cuando se enferman gravemente pueden
cambiar de animal). Ganó la batalla a pesar que los doctores y la
pediatra dijeron que no iba a vivir.

Jesús
ahora tiene 2 años de edad. Nació el 27 de enero del 2017 a las
3:30 de la mañana en el Hospital de la Madre y el Niño de Tlapa.
Sigue en los brazos de su mamá, suelta una sonrisa, se estira
queriendo alcanzar el piso, pero no puede caminar. Grita en el
silencio de la noche, no puede hablar de lo que siente, sin embargo,
se pasea en la habitación de su imaginación para hablar con el
mismo y explorar el mundo exterior. Aún sigue la lucha del niño
migro, diría su abuela.

Todo
inició cuando Regina de 17 años de edad, madre de Jesús, a los
cuatro meses se dio cuenta que estaba embarazada. A los ocho meses
tuvo una amenaza de aborto, pero “afortunadamente no se me vino”.
El 24 de enero ya sentía unos dolores, el 25 empezaron los dolores
más intensos y a las 12 del día acudieron al Hospital General de
Tlapa donde llevaba su control, le dijeron que tenía uno de
dilatación, volvieron en la tarde y seguía igual. El 26 de enero
por la mañana le dijeron que tenía tres de dilatación, a las 10:00
de la mañana le comentaron que tenía cinco de dilatación, fue
cuando la internaron; en la tarde ya tenía siete de dilatación y
empezó a caminar para que avanzara más rápido. A las cuatro de la
tarde el dolor era más intenso al grado que no podía estar de pie,
“mi mamá buscó la partera que me estaba atendiendo y llegó en
cinco minutos, dijo que tenía ocho o nueve de dilatación porque ya
entraba bien su mano”. La metieron para canalizarla, la partera
quedó en seguir revisándola, pero no ocurrió así. Ni siquiera la
presión ni el ultrasonido le realizaron. Sólo le decían que
faltaba, llegó la noche y llegó otro doctor que sólo estaba
jugando, después la revisó y le dijo que le faltaba. Le empezó un
fuerte dolor de cabeza y los doctores optaron por aplicarle oxígeno,
pero lastimaba su garganta. La madre de Regina ya estaba desesperada,
pedía información y nadie se la daba, sólo le decían que esperara
porque así son los casos de las primerizas. Se complicó el parto y
tuvieron que trasladarla al Hospital de la Madre y el Niño. “Me
bloquee del dolor y no supe nada” hasta que nació su hijo, no se
lo enseñaron, preguntó con el ginecólogo, pero le dijo que
esperara, así “llegó la pediatra para reanimar a mi bebé y así
pudiera respirar y llorara”.

El
doctor explicó a Regina que por el tiempo que estuvo tendría
consecuencias y secuelas, había nacido con asfixia severa perinatal,
además había tomado líquido y su defecación. La dieron de alta el
27 de enero de 2017, hasta entonces pudo ver a su bebé. Al siguiente
día Jesús estaba con el tubo de oxigeno y le estaba suministrando
un antibiótico potente para expulsar las secreciones que tenía en
todo el cuerpo y sus órganos, tardó 10 días en condiciones graves.
Luego lo pasaron a la etapa intermedia, un poco mejor, pero con el
tratamiento pertinente, tardó siete días. En la etapa de la
expulsión tardó tres días. Jesús estuvo del 27 de enero al 19 de
febrero con oxígeno y medicamentos.

Los
doctores habían dicho que moriría al siguiente día, Jesús ya no
vería el amanecer. Sin embargo, sus familiares buscaron a un
sacerdote que lo fuera a bautizar como es de costumbre. Entre las 8 y
9 de la noche del 27 de enero el sacerdote bautizó a Jesús. Al
siguiente día, “fue un milagro”, él estaba con las ganas de
vivir.

Jesús
es un niño especial y como todos los niños. Un guerrero de la
estirpe del fuego y de la lluvia que ha librado las batallas más
brutales de esta existencia. Ha tenido que sortear los obstáculos de
un sistema de salud decadente y con toda la negligencia del personal
médico de los hospitales. A sus dos años no camina, no puede
hablar, no puede sentarse ni darse de vueltas como cualquier otro
niño o niña de su edad. Al haber nacido con asfixia severa
perinatal le afectó la mitad de su cerebro, sólo la otra mitad es
funcional, por eso la descoordinación de sus movimientos corporales.
Carga unos guantes de estambre negro porque suele llevarse los dedos
a la boca y termina lastimándose porque se los muerde sin control
alguno. No puede comer lo normal, pues su alimento es leche nido y
papilla.

Su
papá, Pedro, jornalero desde hace más de dos años en los campos de
Sinaloa, lo hace reír, pero cuando lo abraza, llora. Dobla sus
manos, mira a los lados y grita, quizá quiere tocar el piso con sus
pies. Sus padres tratan de adivinar sus necesidades, así, cuando
quiere comer, grita.

Se ha tenido que llevar a estudios, uno de los primeros fue el tamiz
neonatal auditivo en Acapulco y a consulta al Hospital General de
Chilpancingo. Luego refirieron a la familia al Instituto de Pediatría
en la Ciudad de México. La batalla sigue. Recientemente, el 28 de
marzo fue su cita. Era cada mes en el área de neurocirugía, pero
salió de ahí porque no podían hacerle ninguna operación ya que es
muy delicado. Ahora está en el área de ortopedia y acude cada ocho
días al DIF de Tlapa para sus ejercicios.

Quien
quiera regalarle un juguete en el día del niño sentirá una
impotencia porque Jesús aún no puede jugarlos. Tiene dos carritos,
pero sólo los mira por un momento, no los puede sostener por mucho
tiempo y los suelta; su pelota lo agarra con fuerza, pero luego cae
al piso. Tiene un oso que es eléctrico y es el que más le gusta
porque puede contemplar sus luces. Se ríe mucho cuando el oso tira
las luches de colores, es lo más divertido.

Le
gusta mucho explorar el mundo, tiene tanta energía como cualquier
niño de su edad, sólo que debe ser apoyado por sus padres todo el
tiempo. Se nota su avidez por la vida por el sonido que brota de sus
entrañas. No es nada fácil. Se duerme a la una de la mañana y
despierta a las cuatro para comer y llorar, y se vuelve a dormir para
levantarse como a las ocho de la mañana, así es todos los días.
Sus ojeras son como las de un adulto. Tal parece que su felicidad se
centra en la lucha por un día más con vida, desde que nació.

La
verdadera resistencia es la que libra Jesús. Hoy debería estar
jugando, brincando, hablando o llorando porque le falta algún
juguete, pero está lidiando con sus llantos inentendibles en este
mundo atroz. Se encuentra en la encrucijada de jugar o poder comer o
dormir al menos, hace lo que puede y se esfuerza con tantas ganas.
Sus ojos un poco hinchados se pierden en cada sonrisa que deja caer,
su rostro alegre hace golpetear las paredes de la impunidad y la
cadena de esas negligencias en los hospitales. Cada uno de sus
movimientos es la expresión más subversiva contra este sistema de
poder omnipresente.

“¡Ya
basta! de que siga pasando este tipo de negligencias por parte de los
médicos, es un error humano muy grave que puede evitarse. Ojalá las
autoridades estatales y federales hagan justicia. No es el único
caso de violencia obstétrica, hay muchas mujeres que han padecido el
sufrimiento, el dolor, incluso ha llegado a muerte materna. Hay
médicos que no tienen sensibilidad. Da mucho coraje porque una vez
que cometen el error se lavan las manos. Ya basta de esta violencia”,
asevera Doña Regina.

La entrada ¡Ya basta!: el niño que duerme poco y quiere vivir mucho aparece primero en Desinformémonos.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
La insensatez de Marín
Marcador de boletas genera dudas en demostración del INE porque se borra
Argumenta Morena en controversia cinco conceptos de invalidez en nuevos impuestos
Robo y tráfico de combustible en el Golfo de México
Recursos sólo para 2.3 millones de afiliados a salud en Michoacán durante 2019
Tala ilegal afecta directamente a pueblos indígenas
Otorgan 15 mil pesos a familiares de víctimas de Tlahuelilpan
Universidad de Costa Rica al rescate de lenguas indígenas en peligro de desaparecer
Ante amenaza de paramilitares en Chimalapas se anuncia Caravana civil de observación
Revocación del Programa DACA, acción desesperada de Trump

EN LA RED :
AMLO le calla la boca a Brozo. El payaso y su novia Dresser, vinculados a la CIA
Exponiendo Chayoteros Ep 1. Televisa perdió 8 mil mdp con AMLO
Brozo debe pedir perdón a mexicanos por decirles perros: Lord Molécula
Director de JP Morgan calla a su propio analista por atacar a AMLO sin fundamentos
Miserable Brozo insultó HORRIBLE a Belmont y Lord Molécula. Las redes lo tunden
ES OFICIAL! AMLO salvó de la quiebra a Pemex. Peso y bonos mexicanos, A LA ALZA
¡AMLO inicia la cacería! Va contra Rosario Robles y Josefina Vázquez Mota
Exponiendo Chayoteros Ep. 2. López Dóriga cobró 200 mdp con EPN; 80 mil x spot de radio

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org