RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > MÉXICO > Entre el proteccionismo estadounidense y la ultraderecha brasileña

Entre el proteccionismo estadounidense y la ultraderecha brasileña

Miércoles 5 de diciembre de 2018, por Admin2

El 2018 está por terminar. Doce meses de elecciones presidenciales, referéndums, guerras comerciales y problemas sociales. El más importante de ellos, quizá, el drama migratorio de cientos de centroamericanos que huyen de condiciones de pobreza extrema y violencia para buscar cumplir el “sueño americano”.

María Cristina Rosas González, doctora en Estudios Latinoamericanos por la UNAM, refirió que lo más relevante en el ámbito internacional de 2018 fue la política exterior de Estados Unidos. El aislacionismo de Trump, la guerra comercial que impulsó con sus socios en temas como el acero y el aluminio “no eximió a sus socios, ni siquiera con los que tiene tratados de libre comercio comerciales”, afirmó.

Estados Unidos fue proteccionista y dejó en claro su postura de no negociación con la comunidad internacional. La especialista refirió que hubo confrontaciones constantes con Rusia; China se posicionó en lo económico y trató de evitar aquéllas porque hay una fuerte dependencia económica, “no le ha quedado responder con medidas comerciales punitivas ante los dichos y hechos de Trump”.

Por otro lado, a Rusia le cayó bien la crisis de la Unión Europea y el aislacionismo del presidente americano, “si se puede decir que hubo un ganador en la política internacional en el 2018, este sería Rusia”, señaló Rosas González.

Asimismo, con la decisión de trasladar la embajada de Estados Unidos en Israel, de Tel Aviv a Jerusalén, Donald Trump buscó un reposicionamiento de su nación en Medio Oriente. La apertura de la nueva sede diplomática tuvo lugar mucho antes de lo esperado después de que en diciembre de 2017, el presidente estadounidense anunció el cambio de ubicación tras reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

Para la académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, fue un cambio apresurado, derivado de las presiones del Lobby judío y el reposicionamiento al que Trump aspira, razón que también lo ha llevado a decisiones como salir de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), “violentó el orden internacional, ha brincado a las Naciones Unidas y tomado decisiones unilaterales”.

Este año, Estados Unidos vivió sus elecciones legislativas y Trump echó mano de decisiones vistosas, “siempre dio el mensaje al electorado que es un presidente que da el manotazo en la mesa”.

A diferencia de 2016 cuando el mapa electoral de Estados Unidos le dio un triunfo aplastante a Trump y los republicanos, las elecciones legislativas del martes 6 de noviembre de 2018 fueron significativas porque pusieron a prueba la popularidad del empresario y se definió que en los últimos años de su presidencia gobernará con un Congreso opositor.

Si bien, meses antes se pensó que iba a salir bien librado de las también llamadas elecciones de medio término, sin embargo, “vimos que tuvo muchos problemas con la comunidad internacional, no sé hasta donde estos problemas pudieron provocar o invocar el nacionalismo estadounidense, la apuesta de Trump fue recuperar o mantener por lo menos el voto duro de quienes lo llevaron a la presidencia, basándose en que prometió muchas cosas pero sólo cumplió algunas y la mayoría no ha podido”.

Latinoamérica

Por otro lado, América Latina tuvo problemas convulsos. Destaca la crisis económica de Argentina que arrancó el año con un tipo de cambio de 20 pesos el dólar y ahora está en 40; aunado al triunfo de Jair Bolsonaro en las elecciones brasileñas, un candidato de ultraderecha que ha generado preocupación en todos los círculos políticos.

Brasil es un país relevante en la política mundial y tiene incidencia en varios países del cono Sur, habrá que esperar cómo se constituye, expresó la especialista.

Centroamérica sufrió un deterioro. Su expresión más clara: el fenómeno migratorio que ha afectado directamente a México y Estados Unidos, “este panorama ha dejado a nuestro país en una situación muy incómoda con el propio Estados Unidos y con países de centro”.

México y la llegada de AMLO

En nuestro país, lo más relevante fue la victoria de Andrés Manuel López Obrador, político de izquierda que llega al gobierno con un énfasis en la agenda social. Llega porque sus competidores fueron defenestrados, criticados y hubo un hartazgo social, el canibalismo que se dio en los partidos tradicionales y la esperanza de un cambio son los factores que llevaron a López Obrador a la presidencia.

En ese sentido, hay mucha expectativa en su gobierno, las encuestas hoy día muestran un 66 por ciento de aprobación.

Los retos

Los retos del nuevo gobierno que inició el 1 de diciembre serán la seguridad, donde AMLO ha mostrado una postura polémica, “la Ley de Seguridad Interior fue una ley muy impugnada, muy malhecha, va a reproducir el modelo de Calderón y Peña Nieto, seguirá utilizando a las Fuerzas Armadas. El reto es formar mejorar policías que se hagan cargo de las tareas de seguridad pública pero parece que eso no está en la agenda del presidente”, expresó Rosas González.

Por otro lado, la experta en Relaciones Internacionales expresó que ve una relación tensa con el gremio empresarial mexicano, en un principio por la consulta que se hizo sobre el nuevo aeropuerto y el Tren Maya.

“Está formando una figura no del todo adecuada, la gente vota en condiciones muy laxas, sin identificarse y nosotros tenemos canales y mecanismos adecuados como el INE, seguir haciendo consultas me parece arriesgado porque violenta a las instituciones, no tienen ningún valor, es raro y se presta a poca transparencia y otras cuestiones que una democracia no necesita”, explicó.

Hay que utilizar las instituciones que tanto trabajo han costado crear para fortalecer la democracia.

En ese contexto, otro reto será la mayoría de Morena en el Congreso porque pueden mayoritear, aunque señalaron que no lo van hacer pero es algo poco probable, sobre todo, porque varios de ellos se colgaron de López Obrador para llegar a los puestos que hoy ocupan, “en las democracias es importante que se tengan opiniones divergentes”.

Hoy día, es la figura que acapara todos los medios de información, “hay un vacío de poder muy fuerte que se deriva de esta larguísima transición, desde las elecciones hasta el momento que el presidente asume el cargo”.

Con respecto a lo que hará con el problema migratorio, López Obrador hizo un pronunciamiento para mejorar las condiciones de los países centroamericanos, y quizá abrió una puerta para la cooperación y las políticas de desarrollo con esa región.

Sin embargo, se ha dicho que hay una especie de pacto entre México y Estados Unidos para que nuestro país se haga cargo de la crisis migratoria, algo que para la especialista es muy grave porque los migrantes quieren llegar al vecino del norte, y en el supuesto caso de que México los quiera contener generaría un problema de seguridad nacional severo.

En el plano económico, lo primero que hereda el presidente electo es un tratado comercial forzado, con los términos que Estados Unidos quería y lleno de tropiezos durante su negociación, que se firmó en el marco de la cumbre del G20, a un día de su toma de protesta como presidente de la República.

“La estrategia de López Obrador siempre fue dejar que se llevara a cabo el tratado, si algo sale mal en la negociación y si hay problemas serios siempre podrá decir: yo no lo negocié, lo hizo la administración que nos antecedió y así deslindarse”, explicó la especialista.

Sin embargo, tendrá que hacer operación cicatriz con Canadá, una relación que se fracturó a raíz de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio, ya que en un primer momento se había logrado un acuerdo bilateral logrado entre México-Estados Unidos y se excluyó a Canadá.

“A nuestro país se le usó para presionar al principal socio de Estados Unidos, Canadá, pero esta decisión respondió a varias necesidades, la primera de ellas, concretar algo en vísperas de las elecciones legislativas de noviembre. Donald Trump necesitaba algo para presentarse ante el electorado como un presidente que ha cumplido sus promesas de campaña, que promueve el empleo y el ingreso”.

Del lado de México, Peña Nieto buscó dejar resueltos diversos temas antes de que terminara su periodo, “estaba necesitado de dar una noticia, la campanada de algún acierto de su gobierno ya que su posición fue de franca debilidad, el desprestigio del partido político y del régimen sólo da cuenta de la debacle de la clase política y su partido”.

AMLO contra la corrupción

Otro reto del nuevo presidente será la lucha contra la corrupción, que fue una frase que tomó como bandera y si no cumple en ese tema tendrá problemas. “Dice que no habrá corruptos pero la semana pasada dijo que no quería hacer cacería de brujas, ¿los está perdonando entonces?”.

Además de las grandes expectativas que hay en México sobre el nuevo gobierno, éstas se reproducen en América Latina. Habrá una derecha recalcitrante en Brasil, una izquierda progresista en México y puede haber desencuentros entre estos países, “veremos cómo inician los primeros días de gobierno y los del 2019”, finalizó la experta universitaria.

 

Este material se comparte con autorización de UNAM Global

La entrada Entre el proteccionismo estadounidense y la ultraderecha brasileña aparece primero en Desinformémonos.


Ver en línea : https://desinformemonos.org/protecc...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?