RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > MÉXICO > Despojo, criminalizacion y periodismo comunitario en Guatemala: entrevista (...)

Despojo, criminalizacion y periodismo comunitario en Guatemala: entrevista a Carlos Ernesto Choc

Lunes 3 de diciembre de 2018, por Admin2

Carlos Ernesto Choc es un joven comunicador comunitario q’eqchi’, originario y residente en El Estor, donde la empresa CGN Pronico está extrayendo níquel desde hace más de diez años. Pertenece al equipo de Prensa Comunitaria, y su labor como testigo de los acontecimientos ocurridos en este lugar le ha valido la persecución y la incriminación penal. En esta entrevista, Carlos nos cuenta de forma ágil y resumida los hechos que le han llevado a esta situación.

El próximo día 4 de diciembre está programada la audiencia de primera declaración. Las cuatro veces anteriores la audiencia se suspendió sin que el juez permitiera a Carlos Ernesto declarar. Él espera que esta vez pueda hacerlo, y así solventar su situación.

…………….

Prensa Comunitaria. Carlos, muchas gracias por atender nuestra petición. Quisiéramos saber qué es lo que está pasando en el Lago Izabal, qué es lo que ha ocurrido en El Estor con la compañía de níquel

Carlos: Realmente es lamentable lo que ha pasado en Izabal, en nuestros territorios, han sufrido mis hermanos, y que también estoy sufriendo yo la criminalización. Realmente es preocupante y es alarmante. Desde que la empresa CGN empezó a laborar en el 2013, 2014, empezó a realizar su actividad de explotación minera, a traer los materiales y a procesar en lo que es la planta en donde se procesa ya los materiales.

PC: ¿Y de dónde sacaban el producto?

El producto viene de las montañas. Por ejemplo, de las montañas del Estor, lo cual también es muy preocupante ver lo cerros como están quedando. Entonces ellos empezaron a botar el cerro, a hacer minería a cielo abierto, a destruir los cerros. Esa también es otro problema para la minera, porque hay muchas comunidades muy inconformes. Porque se les había dicho que no se les iba a dañar el medio ambiente, cuando realmente lo que estaban haciendo es un desastre.

Hay fotos y hay videos en donde la chimenea en donde ellos procesan el mineral arroja un polvo rojo. Es como ver el color en que quedó el Lago Izabal, así era el polvo que ellos echaban en la chimenea. Entonces hay partes donde uno puede como periodista ver y diferenciar entre como antes era la chimenea y como era después. Ellos estaban exagerando el producto, ellos lo que querían era sacar material, material, y material y procesar.

PC: ¿El lago de color rojo?

Sí, como la empresa está cerca del lago, y ya eran como 4 o 5 años de la empresa en actividad, en el municipio de El Estor el año 2017 en el mes de marzo, el Lago de Izabal se tiñó de rojo, el cual yo documenté en videos y algunas fotografías. Ellos decían que era la empresa, porque jamás el lago de Izabal en años y años, había ocurrido un fenómeno así. Desde el momento en que el lago se tiñó de rojo, yo empecé a documentar,

Entonces ahí fue muy alarmante, porque la población se empezó a preocupar por lo que había pasado o lo que estaba pasando. Hay muchas personas que se dedican a la pesca, que son muchas personas, estamos hablando de una cantidad de mil personas que se dedican a la pesca del Lago de Izabal. Pescan varias especies, tilapias, mojarras, un montón, como ocho especies de pescados, de peces…

PC: ¿Y esas familias viven de la pesca entonces?

Exactamente, viven de la pesca. Igual la población que vivimos aquí, todos consumimos el producto de ellos. Pues en el mes de marzo, lo que fue marzo y abril, ya en abril, la gente ya no quería comprar pescado ahí en El Estor, por lo que se estaba viendo ahí en el lago.

PC: ¿Y qué hicieron?

Los pescadores estaban organizados por asociaciones, y ante esta situación, alarmante y preocupante del Lago de Izabal, se organizaron como una sola gremial, se juntaron todas las asociaciones de pescadores, que son varias. Decidieron organizarse, pues esta manera, como la Gremial de Pescadores ante lo que se estaba viviendo ahí en el Lago de Izabal, para poder solicitar un estudio, o un análisis de las aguas del lago.

Fotografía: Carlos Ernesto Choc

PC: ¿Y ellos fueron los que solicitaron entonces que se actuara?

Sí, yo estuve ahí de lleno con ellos. Cuando se establecieron como Gremial de Pescadores Tenían una participación en el COMUDE (Comité Municipal de Desarrollo), donde participan por ejemplo los alcaldes comunitarios, y entonces en el COMUDE el gremio pesquero y otras personas llevaron esta situación para que tomara cartas en el asunto las instituciones del Estado, primero empezando con el alcalde del Estor. Pero fue muy poca la respuesta, evadían mucho el tema y mientras, la situación estaba difícil.

Entonces ellos con esta situación de que no eran escuchados en el COMUDE, se levantan en una resistencia. Me llaman un día antes para salir a una manifestación pacífica para que yo les hiciera una entrevista y para que yo les sacara la voz de ellos a nivel departamental y a nivel nacional en un medo en donde yo estaba laborando, Y bueno, yo saqué la nota que ellos salían a manifestar como gremial, estaban preocupados por la contaminación y del lago que se había teñido de rojo; y luego se les unen otras organizaciones en la manifestación pacífica, organizaciones comunitarias. El día 3 comenzó la movilización, el 4 fue la detención de los extranjeros ucranianos o rusos, que trabajan en la empresa minera, lo hizo la comunidad o el grupo. La manifestación duró más de 10 días, se turnaban.

P: ¿Ah, sí? ¿Estaban en plantón?

Sí, hicieron un plantón pacífico. Fue una presión que el pueblo y la gremial de pescadores hicieron para lograr llamar la atención, porque ni el gobernador ni el alcalde no quería hacerles nada, a pesar de las solicitudes a otras instancias. No dejaban que circularan los trasportes pesados de la compañía de níquel. Ellos dejaban circular por ejemplo los buses, camiones, carros, que eran ajenos a la empresa minera. Pero a lo que era camiones o que era trasporte pesado de la empresa, no los dejaban pasar. Entonces generó bastante descontento en la misma empresa.

Con esto trataron de ver cómo hablar con el gobernador departamental, trataron de llamar su atención. Ya al cuarto día, el gobernador del departamento de Izabal, hizo un viaje para el Estor para ver cómo estaba la situación, entonces el mismo gobernador se comprometió con ellos de que se iba a solicitar un análisis científico del Lago de Izabal, para saber cómo estaba.

Ellos decían que era la minera, pero nadie quería escucharles. Nadie prestaba atención a la petición de ellos, hasta que el gobernador les prometió, pero nada más, no había habido apoyo. Entonces ellos continuaron con la manifestación, con la resistencia de que no dejaban pasar los trasportes de la minera.

Se unieron otros, otras organizaciones comunitarias. Por ejemplo, un grupo de personas quien son campesinos; también otros que se denominan como madereros, que trabajan la madera. También hubo otras, ya al final se les unió también el magisterio de El Estor. Lograron así turnarse y también, se unió un grupo de comerciantes del municipio. Se turnaban para poder mantener esa resistencia pacífica, para lograr el objetivo que era la solicitud del análisis del Lago de Izabal.

También se unieron los comerciantes y el gremio hotelero de Río Dulce, porque el puente de Río Dulce, que un puente admirable y turístico, ya se estaba deteriorando, por los trasportes pesados. Como el puente es grande, entonces la minera circula bastante trasporte pesado donde acarrean el material, es una parte que pura tierra que se están llevando a donde están procesando el níquel. Los camiones pesados que eran tráiler, no respetaban, pasaban hasta diez, topaban el puente. Entonces esto era de preocuparse, empezó a deteriorarse. A verse lo daños físicos ahí, entonces esto provocó que el gremio hotelero se uniera a la gremial de pescadores, aparte de la contaminación.

PC: ¿Y cómo siguió el lago?

C: El color rojo fue bajando porque ellos detuvieron la actividad de la empresa. Como 10 días estuvo parada, realmente ya no procesaban nada porque habían hecho una resistencia los pescadores. Si la gremial no se hubiera levantado en resistencia, quizás hubiera sido otra la historia. Porque ya en ese momento ya se le puso un alto a la empresa. Y aunque no siguió respetando, pero sí ya sabía que no podía generar más contaminación de lo que estaba generando, se detuvieron un poco. Y hasta el momento cuando ya la gremial saca a luz a través también de Prensa Comunitaria y mi trabajo con ellos documentando todo.

PC: ¿Lo que pedían ellos era que se analizara el agua?

Exacto, en un laboratorio científico, se lo solicitaron al alcalde y luego al gobernador. Y luego, en esta manifestación también pedían que el Estado o el Ministerio de Ambiente y el de Energía y Minas tomaran cartas en el asunto. Y en el 10 de mayo del 2017, estuvo presente el ministro de Ambiente, ahí en el Estor, para dialogar con ellos. La petición de ellos era muy clara, era el análisis, el estudio de impacto ambiental. El ministro les propuso que se reunieran el 13 de mayo, y dijeron: “bueno, vamos a esperar entonces el día 13”, porque el Ministro les dijo: “el 13 de mayo vamos a platicar y ya les vamos a traer una respuesta a la solicitud de ustedes; pero entonces quiten la resistencia”.

Entonces ellos se habían puesto de acuerdo y dijeron, “bueno de acuerdo, está bien, pero nosotros lo único que queremos es que por favor que no nos engañen, nosotros queremos el estudio, el análisis de las aguas del Lago de Izabal”. Pero el ministro también, en vez de asegurarlos, les ofreció diez gallinas y un gallo para que se retiraran, callarlos y decir “aquí no pasó nada. Él decía que nosotros no podemos cerrar la empresa. Es trabajo de lo que yo documenté, ahí tenemos la documentación, en Prensa Comunitaria hemos sacado algunos fragmentos. Eso fue lo que les prometió el ministro, y luego ellos no les convenció, porque al final lo que ellos pedían era el estudio de impacto ambiental.

PC: ¿Y se hicieron los análisis del agua?

Sí, el ministro logró hacer su investigación del análisis del agua y en los estudios que realizan en conjunto con la Universidad de San Carlos de Guatemala determinan que no hay contaminación en el lago de Izabal y que la mancha roja que había aparecido era del Polochic, porque el río Polochic viene de Cahabón, de todo lo que es el Valle del Polochic, entonces dijeron que toda la suciedad y todo lo que había pasado ahí, por eso es que se tiñó de rojo el lago, porque el Polochic lo trajo.

Entonces en eso la gremial no les bastó. Porque ya en los diferentes medios corporativos estaban entonces el Ministerio de Ambiente haciendo esas declaraciones. Entonces la gremial de pescadores, también con el gremio de comerciantes y hoteleros de Rio Dulce, lograron hacer un estudio en Alemania y también un estudio en México de las aguas del Lago de Izabal. Sin decirle al ministro, o sea que ellos estaban pidiendo, pero por su lado de ellos enviaron las muestras de agua. Y cabal cuando estaba rojo el lago de Izabal, En Alemania pasaron meses como 2 meses del estudio y luego les vino la respuesta. Sí estaba contaminado.

Entonces en el estudio determinan los alemanes que el lago está totalmente contaminado por metales pesados parte del níquel, también de otros metales. Ahí determinan ellos que el lago si se continua, así como la empresa estaba trabajando, entonces realmente iba a sufrir hasta los peces estaban amenazados, y que iba a pasar como en el Río La Pasión. Pero gracias a la Gremial por su resistencia no pasó.

Foto: Carlos Ernesto Choc

PC: ¿Y el diálogo con el Ministerio de Ambiente?

Les dijeron que se reunirían para el 27 de mayo, porque habían propuesto que para ese día ya tener los documentos del impacto ambiental que la Gremial estaba pidiendo. Y el ministro les dijo que sí, que iba a hacer todo lo posible. Entonces se esperó, y el 3 de mayo ellos quitan la resistencia para esperar la respuesta. Si estos no daban nada o sea no daba ni el 50% de lo que habían prometido, entonces la gremial iba a volver una vez más a manifestar porque el lago estaba en peligro.

Así, ellos esperaron a la una reunión con el ministro el 27 de mayo. Pero ese día la población y el gremio pesquero les dijo, “ya no vayan a Río Dulce a negociar. Queremos que aquí en el Estor venga el Ministro y nos hable y no nos vayan a engañar”. Eso era lo que pedían todo a la gente y los pescadores.

Pero hubo un silencio en donde nadie se pronunció, ya fuera un día antes o una semana antes, por lo menos para decirles a la gremial de pescadores: “miren ¿cómo estamos para los preparativos para el 27?”. Ya no hubo ni una comunicación, ningún acercamiento, nada. Yo estuve documentando de cerca, pendiente, ellos me llamaban con cualquier cosa que pasara con la actividad de la gremial

Entonces el silencio del Ministro preocupó a la gremial porque ellos dijeron, “bueno, nos engañaron, que pasó, no hay más información”. Yo incluso pregunté con la PDH de ahí de Izabal un día antes. Pregunté para ver si estaban preparados, coordinados con la reunión, y ellos me dijeron “Pues mirá Carlos, nosotros no tenemos ahorita nada de información. Lo único que sabemos es que la gremial de pescadores se unió a CALAS”. Entonces ellos, los Ministerios de Energia y Minas, y el de Medio ambiente, como que al escuchar que la gremial tuvo un contacto con CALAS, ellos como que les molestó. Pero la gremial seguía esperando la reunión, porque se había acordado una fecha.

Entonces cuando no hubo ninguna comunicación con ellos hasta el 26 en la noche, como a las 8 de la noche. Ellos me llaman y me dicen “Mirá Carlos, no sé si querés, documentar esto. Nos mandaron un papel, que mañana va ser la reunión, pero es apenas horas antes para la reunión del 27. Nosotros tenemos nuestra postura de que la gente no quiere que nosotros nos vayamos a Río Dulce, porque en Río Dulce quieren hacer la reunión”. Entonces la gremial lo que definió fu esperar en El Estor, o estuve con ellos, incluso había dos periodistas internacionales también ahí en esa reunión el 27 en la mañana.

PC: ¿Y qué pasó el día 27 de agosto?

Toda la mañana ellos esperaron en una iglesia católica del Estor. Esperaron que por lo menos alguien llegara por parte de la municipalidad, les dijera algo. Así que, ahí en ese momento ellos estaban molestos, y la gente igual. Llegó el medio día, y ellos tomaron la decisión, dijeron: “bueno, nosotros habíamos acordado que el 27 no había nada, nosotros volvíamos a tomar la resistencia”. En ese momento me llamaron, me dijeron que si yo lo acompañaba para que ellos estaban observando también la entrada de algunas unidades de la Policía Nacional Civil. Entonces, bueno yo fui, me fui preparado, con mi cámara, y toda la verdad, ya sabía que las fuerzas especiales ya estaban ahí. Yo les conté eso a ellos, pero ellos dijeron “Nosotros no estamos haciéndole daño a ninguna persona y mucho menos a nuestros hermanos q’eqchíes. Lo único que queremos es que nos escuchen y que vengan y que enseñen que por lo menos ya avanzaron lo que nosotros pedimos que es el estudio de impacto ambiental”.

Y la sorpresa de ellos es que ya en donde ellos hacían siempre su resistencia, su plantón, ya había fuerzas especiales, ya estaba la Policía Nacional Civil. Desde ese momento, empiezo a documentar todo lo que se estaba viviendo, se estaba generando. Ellos no llegaron así como a dialogar con la gremial. Ellos tenían la orden de ejecutar, de desalojar a la gremial de pescadores.

Resultado de imagen para carlos maaz el estor

Foto: Sandra Cuffe

Y fue lamentable, fue bastante triste. Porque en esa manifestación pacífica yo fui testigo, documenté el asesinato del pescador Carlos Maaz. En Guatemala, los medios corporativos y el director de la Policía Nacional Civil habían dicho que no había muertos en el Estor, que no había fallecido nadie, cuando nosotros a través de Prensa Comunitaria sacamos las imágenes. Las imágenes fuertes las tuve que guardar porque ese momento no podía yo publicarlas. Pero sí sacamos la que estaba en el suelo el pescador, muerto por un disparo de arma de fuego.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas y calzado

Foto: Carlos Ernesto Choc

Y entonces, nosotros como Prensa Comunitaria, desmentimos al director de la PNC y a los medios corporativos, nosotros desmentimos todo eso con evidencias. Ellos tuvieron que el otro día reconocer que sí hubo un asesinato y señalaban que fue la misma gremial quien asesinó a su integrante, cuando realmente en la documentación que yo hice, en el video y en las fotografías, era un agente de la PNC que disparó en contra de Carlos Maaz. En el momento que se escuchan los disparos, yo saco con mi teléfono, y cuando en el teléfono yo grabo un vídeo cuando Carlos cae, también estoy tomando fotos, y cuando tomo la foto, cabal sale cuando el policía saca su arma y apunta a Carlos Maaz. Esas imágenes no las saqué, sólo cuando falleció Carlos, cuando ya estaba en el suelo, ésas las compartí en Prensa Comunitaria. También sacamos un pequeño video y ahí sale Carlos que él no cargaba ni siquiera un machete, no cargaba nada, él estaba así diciendo a los policías que no dispararan, pero a él le alcanzo la bala y el policía que también disparó, apuntó hacia Carlos Maas. Lo dicen las fotos que tomé en ese momento.

Esa noche cuando murió el pescador, la gente se indignó, ya que el alcalde tampoco hizo nada. Vinieron las personas a quemarle la casa al alcalde, por la misma situación que él no quiso intervenir para nada. Yo no me moví del lugar, yo estaba ahí donde estaba el cadáver. Esperé que llegara el Ministerio Público, porque como mi trabajo periodístico es también recabar la información y esperar a que llegara el Ministerio Público, es increíble que el MP no quiso llegar, dijo que él no iba a llegar. Dijo que no se arriesgaba, que miraran qué hacían los pescadores con el fallecido. O sea, que desde esa noche ya sabían ellos de que el clavo fue de la Policía. Entonces no quiso llegar el MP.

Y ellos, pues a través del padre, del sacerdote de la iglesia católica, movilizaron el cadáver, llevándolo así a su casa, adonde su familia. Y luego esto… pues ellos tuvieron que preparar el cadáver. El siguiente día le tenían que dar a sepultura, era una noticia trágica.

Foto: Sandra Cuffe

PC: ¿Hubo más víctimas o heridos en ese momento?

Sí, también hubo otro pescador que le dispararon, él quedo bastante grave, lo tuvieron que trasladar, y creo que fue hasta (Puerto) Barrios, la cabecera del departamento. Lo tuvieron que tratar y lo salvaron y él narra la historia también de fue la PNC la que disparó. También había niños, porque los policías empezaron a disparar gases lacrimógenos, y había niños, había niñas, había mucha gente. Y la verdad es lamentable recordar ese momento trágico, pero así lo vivimos. Y así pues siempre el Estado realizando a través de desalojos violentos, las resistencias pacíficas, en toda Guatemala.

PC: Después de estos hechos del 27 de mayo ¿qué ocurrió, ya no volvió la resistencia, se disolvió?

Después de estos hechos, empezaron a llegar fuerzas especiales de la Policía Nacional Civil. Incluso cuando fueron al entierro del pescador, ese día, ya habían varios antimotines en El Estor, intimidando en la casa donde estaba el cadáver, ahí tengo fotos y grabaciones. No les importó que hubiera luto en ese lugar con la familia. En cada cuadra había como cinco radiopatrullas. Pero la gremial salió, dijo “vamos a salir a ir a depositar los restos de Carlos Maaz” y fueron al cementerio. , se hizo el sepelio

Si no estoy mal, tal vez había como unos 500 agentes en el Estor todo el día. Estuvieron como unos cinco meses, estaban en todos los barrios buscando a gente, llevaban un listado, llevaban nombres. De hecho alguien me dijo Carlos, fíjate que por ahí dicen que aparece tu nombre. Entonces yo decía, a mí me daba risa y decía yo “Bueno yo soy consciente y no he hecho nada, sólo mi trabajo periodístico y pues no hubo ninguna… no hubo nada en ese momento. Pero sí había mucha intimidación de la PNC hacia la gremial de pescadores.

Entonces ya decidieron no salir, trataban de ver cómo se escucharan las voces de ellos. Empezaron ya de lleno a organizarse, tratar de cuidarse, porque la PNC estaba amenazando e intimidándolos a ellos. Los amenazaron de que si iban a salir, a todos os iban a capturar y se los iban a llevar presos. Entonces mejor decideron hacer reuniones en diferentes casas, y es así como la gremial no dejó su lucha. Siguió entonces solicitando a través de otras organizaciones quienes estaban apoyando, por ejemplo el magisterio, que a través de ellos pues también le hablaran al ministro y que dijera.

PC: ¿Y todo esto te afectó a ti y tu trabajo?

Cabal, cabal. Nosotros fuimos informando como Prensa Comunitaria, fuimos sacando todo lo que fue aconteciendo en Izabal.

Lo más triste fue que luego se vienen las amenazas a mi persona y a las periodistas, porque eran dos mujeres, una era de Francia, y otra de Canadá. Empezaron a intimidarlas a ellas, a señalarlas de que ellas eran las que estaban provocando a las personas, organizando a las personas, diciéndoles a las personas, cuando realmente eran periodistas igual que yo. En ese momento vimos de qué forma ellos también se establecieron en un lugar seguro.

Ya en esa misma noche comenzaron las amenazas fuertes hacia mi persona. Primero me llamaron por celular diciéndome que querían platicar conmigo. Eran como las diez de la noche del 27 de mayo, ese mismo día que asesinaron al pescador, me dijeron “Mirá, fijáte que nosotros queremos que vengas…” Como ellos ya saben que yo soy periodista y me muevo en alguna actividad o algo está pasando. Yo no les presté atención y les dije “Vaya está bueno” sólo así. Pero ya a la segunda llamada, ya muy abusiva, muy abusivos los que me llamaron, insultándome y diciéndome que si yo no llegaba donde ellos estaban, me iban a matar, que me iban a buscar. Tampoco les presté atención, sólo les dije “ya voy a llegar, denme chance”; pero me dije, “Yo no voy a ir, ni sé quiénes son”. Ya como a las 11 de la noche me llamaron y me dijeron “Mirá, si no vas a venir, nosotros vamos por vos, sabemos dónde vivís, sabemos dónde estás, qué lugar, qué casa, así que si no venís, entonces nosotros vamos a ir por vos.” Esto, no sabía quiénes eran, realmente no sabía quiénes me estaban llamando ni tampoco les pregunté por qué no quería ni dialogar con ellos.

Me preocupé ya a la tercera llamada, a la tercera llamada dije yo, estos no están jugando. Y lo que hice fue pues eh, hablarles a algunos vecinos, si algo pasara o algo, pues algo, pues ellos me apoyaran. Y sí, están unos vecinos pendientes de mi persona. Pero luego pasó el día, no pasó nada esa noche.

Ya el siguiente día temprano, el hermano del alcalde me manda un mensaje a través del facebook, diciéndome de que yo era uno de los organizadores y que gracias a mí, a la casa del alcalde la habían quemado. Entonces, yo guardé sus mensajes y asocio los mensajes o el mensaje que él me hizo con las llamadas telefónicas que yo recibí en la noche. Luego, como yo estaba trabajando como comunicador social en la municipalidad, la municipalidad del Estor, y por mi trabajo periodístico pues el alcalde decide despedirme. Me mandó una carta donde me amenazan y dice yo estaba formando parte de los actos vandálicos que estaban ocurriendo en El Estor y que pues qué hacía yo con la gremial de pescadores.

PC: ¿Cuánto tiempo llevabas tú trabajando con la Municipalidad?

Pues llevaba dos años trabajando. Dos años trabajando como comunicador, entré en la administración pasada, la anterior a él. Él no entendió, no entiende el trabajo de uno que es periodista. Él la agarró desde que empezó la gremial de pescadores a solicitar mis servicios como periodista, empezó a tratarme él como parte de la gremial de pescadores, y a señalarme de que yo era bochinchero. Pero yo tengo 10 u 11 años trabajando como periodista comunitario en el Estar Izabal, la gente sabe mi trabajo, no hace falta que yo me presente. Entonces decidí apoyar a la gremial en su lucha, en sacar la voz de ellos, porque es nuestro trabajo como periodista, que se escuchara a través de Prensa Comunitaria. Así empezó el proyecto periodístico con Prensa Comunitaria, “Voces del Lago”.

Foto: Archivo Prensa Comunitaria año 2017

Entonces el alcalde decide despedirme, incluso en esa carta decía que me iba a llevar a proceso, que me iba a penalizar, y que daba por fin mi actividad laboral con la Municipalidad. Hablé con mi abogada, y me dijo “mira Carlos, lo único que podés hacer en este momento es tratar de ver si te reubican, pero a lo mejor así como están las cosas te va ser muy difícil”.

Pero entonces, ya en agosto, nos giran orden de captura. Ya empecé a preocuparme más, y decir que tengo que cuidarme porque además de las amenazas que yo estaba recibiendo, pues al ver que al otro compañero periodista y a otro comerciante, les detuvieron. No estaban bromeando. Y luego tuve que resguardarme, porque también llegaron a disparar en la casa. Pero antes de que llegaran a disparar a la casa, me fueron a buscar también, dos personas muy sospechosas, los vecinos me contaron, tomaron fotos de cómo patrullaron en moto en frente la casa donde yo vivo. Pero la suerte que tuve fue que yo no estaba en la casa sino que ese ratito fui a hacer un trabajo y me pasaron a traer en carro, dejé la moto. Entonces los vecinos se preocuparon: “Carlos, te vinieron a buscar”. Entonces fue terrible, porque ya tuve que cambiar de casa, tuve que cambiar de residencia, y aparte de eso ya no tenía trabajo, ya no generaba, ya tenía la orden de captura. Incluso me seguían carros, algunos carros de la empresa, que yo nunca les puse importancia. Nunca les puse importancia, porque yo me sentía consciente: “no le he hecho daño a nadie”.

PC: ¿Cuándo te notificaron la orden?

Fue en agosto cuando nos notifican a nosotros y nos dicen que tenemos una orden de captura. Éramos once en total, dos periodistas de la región, dos comerciantes, y luego está el resto que son integrantes de la gremial de pescadores. La gremial solicitó a través de la fuerza de las organizaciones que se unieron a ellos, buscar a un abogado para que verificara, que investigara los delitos y por qué. Se llama Aníbal Maquin, es del Estor y es q’eqchi, él logró tener en físico los documentos en donde la compañía nos demanda y a varios pescadores, también a otros comerciantes y a dos periodistas en la región, especialmente ahí en el territorio. Los delitos que nos acusan son seis: detención ilegal es una, amenazas es la segunda, daños, instigación a delinquir, asociación Ilícita, reuniones y manifestaciones ilícitas también; cometidos el 3 y el 4 de mayo. Yo no estuve para nada, esos dos días estuve trabajando como estaba trabajando en la municipalidad del Estor. Fui solamente a la hora del almuerzo a tomar una pequeña nota, me tardé como 20 minutos pero yo vi a otros ya estaban ahí la Prensa Libre, El Diario y otros medios. Entonces yo dije, ¿para qué voy hacer mayor cosa si ellos están sacando la noticia? Y cuando detuvieron a los ucranianos, definitivamente para nada ni cerca, de hecho me hubiera gustado estar para haber documentado y sacar la información, pero tenía compromiso de trabajo, así que no pude estar ese día.

Después de que se supo que teníamos nos fuimos a presentar a Morales todos los que estamos sindicados, todos los que estamos señalados. Fuimos al MP de Morales para verificar si realmente teníamos esos delitos. Nos dijeron que no había proceso, que no había ningún problema. Pero cuando nos enteramos, ya teníamos una orden de captura, ejecutada por el Juzgado Pluripersonal de Primera Instancia Penal de Puerto Barrios y firmado por el Juez Edgar Aníbal Arteaga López.

Es lamentable porque de ahí nosotros no mucho creíamos porque yo seguía trabajando. Por ejemplo iba a Panzós, las comunidades me llamaban a hacer mi trabajo. Hasta la municipalidad de Panzós un día me invitó a un evento que era la elección de señorita indígena en su territorio. Entonces como mi trabajo es eso, yo fui a documentar e incluso moderé el evento. Como reportero, como periodista, las comunidades me llamaban. Todavía hice dos viajes en el Polochic, con orden de captura, a Rio Dulce también. Hice un viaje todavía a Rio Dulce, arriesgándome aparte de las amenazas, porque ya no tenía trabajo. Y tenía la orden de captura, pero yo seguía trabajando, no lo creíamos.

Ya el MP empezó a investigarnos, empezaron a llegar policías a amedrentar a los demás compañeros y la gremial de pescadores porque iban y preguntaban por nombres. “Miren, ustedes conocen a tal persona” o “Miren ustedes saben de que él es…”. Investigando si realmente nosotros éramos delincuentes, porque ahí nos acusan de asociación Ilícita y de todo. Pero no tienen mayor argumento, no tienen nada de pruebas de mi persona, que yo sea un delincuente.

Pero en el mes de octubre detienen a Gerson Xitimul, y luego también detuvieron a un comerciante, Juan Eduardo Cal Suram, maya qeqchi’. Llegaron al negocio de él, personas que no se identificaron como policías, simplemente le dijeron que saliera, que querían platicar con él. Pero él ya sentía que eran policías, es comerciante, él ya sabe cómo se mueve. “Yo no debo nada”, dijo. Pero al ratito apareció la patrulla y un montón de policías y se lo llevaron. Ellos salen después bajo fianza, y luego el MP no halló realmente las pruebas de los delitos que nos señalan, en una audiencia de etapa intermedia se concluye que todo lo que se estaba diciendo no tenía fundamentos, que todo, es falso, montado.

PC: Entonces ¿ya quedó claro todo?

El juez Arteaga ya dejó libre a varios pescadores y a Gerson, el otro compañero periodista y al Juan Eduardo, los desligaron del caso. Pero a nosotros no, yo he querido aclarar mi situación pero no ha habido forma. Han suspendido las audiencias de primera declaración, mis audiencias y también de otros pescadores, que eran tres pescadores más. Tres veces el juez Aníbal Arteaga López, y la cuarta la empresa minera CGM Pronico, mandaron una carta de excusa. Este 5 de diciembre va a ser la quinta ocasión presentándome de forma voluntaria para que el juez Edgar Arteaga me escuche y que el MP también concluya. Ellos ya tienen su investigación, y según los abogados que llevan el caso no hay pruebas contundentes, el MP es consciente que no, pero falta ver lo que dice el juez.

Porque el Juez, se presta mucho a lo que podemos decir nosotros a la corrupción con la empresa minera. Hay evidencias que el juez definitivamente está cooptado o coludido, como las suspensiones de las audiencias, eso es parte de la evidencia. En las audiencias ya se fueron viendo que la empresa minera estaba señalando con su abogado, , porque ahí dice “Empresa Minera CGN Pronico Solway” Lo otro es que según el bufete de Derechos Humanos que llevan el caso, ya el MP dijo que iba a desestimar creo el caso, pero falta ver lo que dice el juez Arteaga. Porque pruebas no hay de lo que me están acusando.

PC: ¿Sabes cómo está actuando la empresa en El Estor ahora?

La empresa ahorita está tratando de hacer muchas cosas. De hecho hace una semana ahorita hicieron una actividad para los pescadores, porque ahorita en el Estor hay veda y se prohíbe la pesca, y esto es bastante serio para las familias del gremio porque tienen hijos. Ellos han estado tratando de quedar bien con las comunidades. Pero hay una comunidad, Las Nubes, que está muy cerca de la montaña que ellos están destruyendo, sacando las tierras. Hay mucho problema en la comunidad, un grupo está con la empresa, cuatro mil a seis mil quetzales les dan para que los que están trabajando con la empresa hablen bien de la empresa. tenemos información de que hay probabilidades de que esta comunidad los muevan de ahí, porque quieren toda las tierra. Hay un grupo, los ancianos, que no quieren que pase eso.

En El Estor, cuando el lago se tiñó de rojo, hubo mucha gente que se solidarizó con la lucha de la Gremial, pero ellos fueron reprimidos el 27 de mayo y asesinado a Carlos Maas en la manifestación pacífica, entonces la población quedó así como asustada, preocupada. Luego salen las órdenes de captura y las persecuciones penales, los señalamientos de empresa minera. Entonces hay gente que ahorita parece que está más con la gremial, están así como en su casa, y nos dicen “estamos con ustedes, pero aquí estamos, no queremos problemas, porque nos pueden meter presos”. Pero en esta investigación que he estado también llevando he visto que varias comunidades ya se sumaron a la lucha de la Gremial, por la situación de los daños ambientales, la destrucción de los cerros que son muchas comunidades que van a ser afectadas.

Ya se unieron a la gremial y esto es lo que ha molestado a la empresa minera. Primero por no lograr su objetivo de meternos presos a un montón y meter terror como lo hacía antes el ejército. Entonces ahora se ponen de acuerdo con el Juez Arteaga, y ese es mi punto de vista, porque suspenden las audiencias.

PC: ¿Y cómo ha afectado a tu vida personal todo esto?

Es lamentable y realmente triste la descomposición que ha venido a generar en mi vida, que es una descomposición te repito, familiar, también comunitaria, y luego social bastante difícil. Lo más duro no estar con la familia y tener que salir por amenazas de provienen no sé, tal vez de la empresa minera. Porque me fueron a buscar en la casa, otra vez me fueron a disparar a la casa de mi hermana. Entonces, estoy obligado de desplazarme forzosamente. Es lo que hacía antes el ejército, y es lo que se está viviendo en Guatemala, es lamentable. No puedo salir, no puedo ni ir a la tienda a comprarme algo, por esta persecución penal y por las amenazas que tengo en contra.

Entonces éramos once personas que estábamos así, ahorita quedamos cuatro y uno que está preso que es Juan Eduardo Bin, que es vicepresidente de la Gremial de Pescadores. Entonces seríamos cinco los que estamos todavía esperando que se aclare esto…….

 

La imagen puede contener: Carlos Ernesto Choc

 

Este material se comparte con autorización de Prensa Comunitaria

La entrada Despojo, criminalizacion y periodismo comunitario en Guatemala: entrevista a Carlos Ernesto Choc aparece primero en Desinformémonos.


Ver en línea : https://desinformemonos.org/despojo...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?