RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > MÉXICO > Trump y tijuanenses atacan y denuncian “invasión” de migrantes

Trump y tijuanenses atacan y denuncian “invasión” de migrantes

Lunes 19 de noviembre de 2018, por Admin2

Entre 300 y 400 personas, con banderas mexicanas y carteles, gritaron consignas contra los 2500 migrantes centroamericanos que llegaron a la frontera. Trump exigió recursos a los demócratas para reforzar la seguridad.
Manifestantes mexicanos protestan en contra de la caravana de centroamericanos ayer en Tijuana.
Manifestantes mexicanos protestan en contra de la caravana de centroamericanos ayer en Tijuana. 

En un ambiente tenso, varios cientos de habitantes de Tijuana, en el norte de México, protestaron hoy contra la llegada de caravanas de migrantes centroamericanos que quieren pedir asilo en Estados Unidos, mientras que el presidente estadounidense, Donald Trump, tuiteó que se trata de una “invasión”. Unas 300 a 400 personas, con banderas mexicanas y carteles, gritaron consignas contra los migrantes. Algunos manifestantes trataron de llegar hasta el albergue de los migrantes y lanzaron botellas contra la policía, que estaba protegida con cascos y escudos y que bloqueó el paso unas calles antes con vallas. “Van a quedarse aquí por meses y van a seguir viniendo más, ¿quién los va a sostener?”, dijo Arturo Alba, un médico que participó en la protesta de Tijuana. “Esto es una invasión”, dijo otro de los manifestantes mexicanos, usando las mismas palabras que utiliza Trump.

Unos 2.500 migrantes centroamericanos, entre ellos mujeres y niños, que salieron hace un mes de Honduras, están en Tijuana alojados en un albergue en el centro deportivo Benito Juárz”, a la espera de definir su futuro.

Otros 3.000 llegarán en los próximos días a esta ciudad del noroeste de México, de 1,7 millones de habitantes. La mayoría quiere pedir asilo en Estados Unidos, un trámite que puede durar muchos meses y que puede llevar también a su deportación.

Los manifestantes, con pancartas que decían “No más caravanas”, ondearon banderas mientras gritaban “¡Tijuana, Tijuana!” y “No más migrantes!” Luego caminaron hacia el albergue, pero fueron contenidos por la policía. Algunos periodistas fueron agredidos. “Fuera los invasores”, dijo Celia Oaxaca, una de las participantes en la protesta en la Glorieta Cuauhtémoc. “Luego son asesinos, no son gente buena. Y aquí ya estamos completos con la gente que hay”.

Mientras tanto Trump volvió a arremeter contra las caravanas migrantes a través de Twitter y exigió a los demócratas aprobar recursos para reforzar la seguridad fronteriza y construir un muro. “Los inmigrantes ilegales que están tratando de venir a Estados Unidos, muchas veces ondeando orgullosamente la bandera de sus países mientras que piden asilo en Estados Unidos, deben ser detenidos o deportados”, tuiteó. “Estados Unidos no está preparado para esta invasión y no la tolerará. Están causando crimen y grandes problemas en México. ¡Váyanse a casa!”, escribió Trump.

La protesta de ayer fue el segundo incidente que se registra desde que los migrantes entraron a México el 19 de octubre de manera irregular por el río Suchiate desde Guatemala. El primero fue una protesta de vecinos en el distrito de Playas de Tijuana.

Los centroamericanos, entre ellos mujeres y niños, recorrieron unos 4.500 kilómetros desde Honduras hasta llegar a Tijuana, huyendo de la pobreza y la violencia de pandillas. Otras dos caravanas más pequeñas pero también de miles de personas ingresaron después a México y quieren llegar también a la frontera, donde podrían pasar meses antes de poder solicitar refugio a Estados Unidos porque hay lista de espera.

Sin embargo, la pobreza y la violencia generalizada no son suficientes para que Estados Unidos les conceda el estatus de refugiados y muchos se terminan quedando en Tijuana. El sábado la Policía Federal mexicana reforzó la seguridad con una valla metálica en el cruce fronterizo de El Chaparral-San Ysidro, entre Tijuana y el condado de San Diego, mientras que en Estados Unidos colocó alambres de púas en los costados de los carriles de acceso. “La comunidad en México, en particular en Tijuana, está preocupada por el tipo de acciones llevadas a cabo por los miembros de la caravana”, dijo el director de operaciones de campo en San Diego de la Patrulla Fronteriza estadounidense, Pete Flores, a Fox News el sábado. El propio alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum, tuvo expresiones de rechazo a los centroamericanos, de los que dijo que algunos son “una bola de vagos, marihuanos”.

Además de la manifestación antiinmigrante, ayer hubo otra en la que habitantes de la ciudad se manifestaron contra la xenofobia y expresaron su solidaridad a los migrantes. En un intento por reducir tensiones, algunos de los migrantes barrieron e hicieron limpieza en las calles y en los alrededores del albergue para mostrar un actitud positiva hacia la comunidad y contrarrestar las posturas xenófobas. “El pueblo de México tiene que saber que los hondureños somos agradecidos”, dijo un migrante en una asamblea que se hizo la noche del sábado en el centro deportivo “Benito Juárez”. “Gracias México por la comida, gracias por el techo, gracias por esta ropa”, expresó.

Carlos Yovani Gutiérrez, un migrante hondureño de 28 años, dijo que podría quedarse en Tijuana si no es posible solicitar asilo. “Anduve recorriendo y en varios lados me dijeron que sí, que estaban con las puertas abiertas. Me dijeron que la paga es poco, pero es seguro”, señaló.

“Migrantes sí, invasores no”, consigna antimigrante en Tijuana

“Migrantes sí, invasores, no!; “¿Cuántos más van a venir?”, son sólo algunas de las consignas y preguntas que se escucharon este día en Tijuana, primero durante una concentración en la glorieta del Cuauhtémoc –a la que asistieron según la policía 200 personas-, y después frente al deportivo Benito Juárez, improvisado como albergue de los dos mil 526 miembros de la Caravana Migrante Centroamericana.

En la concentración antiinmigrante, hubo casi tantos periodistas como manifestantes. Banderas de México, interpretaciones del himno nacional aderezaron las expresiones verbales de repudio a los centroamericanos que desde hace ocho días empezaron a llegar a esta frontera para pedir asilo político en Estados Unidos.

Convocada en las redes sociales –donde se han concentrado las expresiones, sobre todo contra los hondureños- tuvo un escaso eco a la hora de hacer presencia física. “Movimiento ciudadano contra el caos de la Caravana Migrante”, fue una de las páginas de Facebook que consiguió muy pronto seguidores, y subió tanto el tono en la redes, que se llegó a pensar que cuando menos cinco mil personas irían a la marcha, no fue así. Con todo y que el alcalde panista, Juan Manuel Gastélum, garantizó seguridad a quienes asistieran.

Hubo también un llamado a manifestarse a favor de los migrantes, esta segunda convocatoria tuvo todavía menos eco. Y parecía que todo se quedaría en las redes sociales. Sin embargo, al concluir la concentración de Paseo de los Héroes, una fracción de los manifestantes decidió caminar hacia la zona norte de la ciudad y manifestar su repudio directamente frente al albergue.

Ahí –mientras algunas mujeres lloraban dentro y los niños se abrazaban a sus madres-, los ya no más de 100 manifestantes instalaron un equipo de sonido para gritarles que se regresaran: “¡Migrantes sí, invasores no!”.

Al interrogar a los manifestantes, las respuestas eran las mismas: que no les gusta la actitud de los hondureños porque muchos piden ayuda como si fuera una obligación, “¡qué vayan a exigir a su a su país!”.

También se hacían eco de las palabras del alcalde, en el sentido de que “esto es un movimiento organizado, hay algo detrás, no pude ser que venga tanta gente sin dinero”. Así como: “Ya no se puede permitir que vengan más, se acercan las épocas navideñas y si ahora tardamos dos horas en cruzar (la línea fronteriza), para entonces van a ser cinco. Ellos fuman marihuana. Tiran la comida que no les gusta. Nos ofenden porque no les gustan los frijoles. ¿No vio cómo entraron a México? Vienen a destruir”, dijeron varios de los manifestantes.

En Tijuana permanecen mil 461 varones; 546 mujeres; 181 niños y 338 niñas de la Caravana Migrante. Por la tarde-noche, se vio llegar a cinco más, tratando de pasar desapercibidos entre policías y uno que otro “manifestante” que se aposto en las inmediaciones del albergue.

Otros 200 migrantes parten de El Salvador hacia EE.UU

 

Un nuevo grupo de unos 200 migrantes salvadoreños iniciaron este domingo su camino hacia Estados Unidos, con la esperanza de escapar de las pandillas y la crisis económica.

Los migrantes se concentraron en la Plaza Salvador del Mundo en el sector oeste de la capital, y desde ahí caminaron un kilómetro hasta una terminal en donde abordaron tres autobuses hacia la ciudad de Sonsonate, 66 km al este de la capital.

Los migrantes, algunos llevando niños, aseguraron que en Sonsonate tomarían otro autobús que los conducirá a una de las fronteras que conectan con Guatemala.

Con mochilas al hombro, hombres y mujeres se mostraron decididos a soportar lo que les depare el camino, y estaban conscientes de lo duro que será el viaje, más aún sabedores que no llevan documentos migratorios.

“La verdad es que uno se va obligado, yo no quisiera irme del país, pero imagínese qué hago yo sola con mis dos hijos, nadie me ayuda, las maras (pandillas) nos han amenazado, así que mejor nos vamos”, dijo a la AFP Cecilia Bonilla, de 36 años, que viaja con sus hijos Steven y Daniel de cinco y 13 años.

Esta madre soltera, sin trabajo formal y amenazada por las pandillas dejó así abandonada su pequeña casa en una complicada zona plagada de maras en la ciudad de Soyapango, en la periferia este de la capital.

Por su parte, Javier Campos, de 42 años, viajó el sábado desde el oriental departamento de Usulután y pernoctó junto a otros migrantes en la plaza.

Con un grueso abrigo por el frío de la mañana, Campos, de piel morena y cabello bien recortado, explicó que dejó a su esposa y tres hijos “con todo su dolor”.

“Qué le vamos a hacer, me duele dejar a la familia, pero es por ellos que decidí irme a ver si llegamos al norte, si pasamos a Estados Unidos tenemos la esperanza de tener una mejor vida, acá en El Salvador ya no hago nada”, dijo Campos, que siempre se ha dedicado a la pesca artesanal.

Muchos de los salvadoreños que este domingo cogieron rumbo a Estados Unidos aseguraron a la prensa que llevan poco dinero.

La mayoría llevaban en sus mochilas un par de cambios de ropa, abrigos para el frío y medicina básica para afecciones estomacales, gripe, fiebre o dolores musculares.

El 13 de octubre, miles de migrantes hondureños salieron de su país en caravana con rumbo a suelo estadounidense.

Siguiendo a los hondureños, a finales de octubre, casi 2 mil salvadoreños abandonaron el país huyendo de falta de empleo y de la violencia de las pandillas, como se denomina a bandas delictivas que operan en países de Centroamérica.

Organizaciones de la sociedad civil y la Iglesia católica salvadoreña han pedido al gobierno atacar las causas que están originando las migraciones masivas de ciudadanos que buscan un mejor futuro en el país.

 

Este material se comparte con autorización de Resumen Latinoamericano

La entrada Trump y tijuanenses atacan y denuncian “invasión” de migrantes aparece primero en Desinformémonos.


Ver en línea : https://desinformemonos.org/trump-t...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?