RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > DERECHOS HUMANOS > Pakistán: Defensora de los derechos humanos pastún debe quedar en libertad (...)

Pakistán: Defensora de los derechos humanos pastún debe quedar en libertad inmediata e incondicional

Viernes 12 de octubre de 2018

Las autoridades de Pakistán deben poner de inmediato en libertad incondicional a Gulalai Ismail, defensora de los derechos humanos pastún detenida hoy al llegar al aeropuerto de Islamabad, ha dicho Amnistía Internacional. Gulalai Ismail es simpatizante del Movimiento para la Protección de la Etnia Pastún, movimiento no violento que ha estado haciendo campaña por todo Pakistán contra las desapariciones forzadas, las ejecuciones extrajudiciales y la discriminación de la minoría étnica pastún.
“Gulalai Ismail debe ser puesta en libertad de inmediato y sin condiciones. No hay nada que justifique que se la detenga ni que se le prohíba viajar. Su detención se debe únicamente a su trabajo pacífico en favor de los derechos humanos”, ha dicho Rabia Mehmood, investigadora de Amnistía Internacional para Asia Meridional.
Gulalai Ismail, fundadora de la red Semillas de Paz y galardonada con el premio Anna Politkovskaya en 2017, fue detenida en el aeropuerto de Islamabad al regresar de Londres.
A su llegada a Islamabad, le informaron de que su nombre estaba en la “Lista de Control de Salidas”, que implica la prohibición de salir del país.
En el último año, las autoridades han prohibido concentraciones pacíficas organizadas por el Movimiento para la Protección de la Etnia Pastún y algunos de sus principales miembros han sido detenidos arbitrariamente y se les ha impedido viajar por el país. También se han presentado cargos contra algunos por presuntos delitos informáticos y de sedición.
Hayat Preghal, activista en las redes sociales y simpatizante del Movimiento para la Protección de la Etnia Pastún, quedó en libertad bajo fianza el 3 de octubre, tras pasar más de dos meses en la cárcel simplemente por haber sido acusado de publicar en las redes sociales contenido que se consideró que criticaba a las autoridades paquistaníes.
Desde las oficinas de la Agencia Federal de Investigaciones de Pakistán, Gulalai Ismail mandó por WhatsApp a sus amistades y simpatizantes un mensaje de audio en el que decía que estaba a punto de ser detenida. “Me pusieron bajo custodia en el aeropuerto”, decía en el mensaje. “Me llevaron a la oficina principal de la Agencia Federal de Investigaciones, donde la policía va a detenerme por hablar en favor del Movimiento para la Protección de la Etnia Pastún en [la concentración de] Swabi.”
El nombre de Gulalai es uno de los 19 que aparecen en una denuncia policial por organizar una concentración del Movimiento para la Protección de la Etnia Pastún en la ciudad nororiental de Swabi el 13 de agosto y dirigirse a las personas asistentes. Los cargos contra los activistas del Movimiento son “reunión ilegal”, “castigo por disturbios” y “castigo por restricción ilegal”.
En su mensaje, Gulalai Ismail decía que su detención era la última señal de lo mucho que está reduciéndose el espacio de la sociedad civil en Pakistán. “Esto no es un ataque a Gulalai Ismail ni al Movimiento para la Protección de la Etnia Pastún”, añadía. “Esto es un ataque a las libertades civiles. Es un ataque a nuestra libertad de opinar. Es un ataque a nuestra libertad de expresión.”
“Es una iniciativa sumamente preocupante. El nuevo gobierno del primer ministro Imran Khan dijo que protegería los derechos humanos y abordaría junto con los miembros del Movimiento para la Protección de la Etnia Pastún problemas tales como las desapariciones forzadas y las ejecuciones extrajudiciales”, ha dicho Rabia Mehmood.
“La detención de Gulalai Ismail pone a prueba estos compromisos. En vez de intentar silenciar a los defensores y defensoras de los derechos humanos, el nuevo gobierno debe trabajar para crear un entorno seguro y favorecedor de quienes levantan sus voces en favor de la justicia.”
Mensaje de audio grabado por Gulalai Ismail:
Soy Gulalai Ismail. Agentes estatales y no estatales han estado reprimiéndome ilegalmente por mi activismo de derechos humanos y por alzar la voz en favor de la consolidación de la paz. Mi nombre estaba hoy en la Lista de Control de Salidas. Cuando regresaba de Londres, en el control de inmigración del aeropuerto, me enteré de que habían puesto mi nombre en la lista. En el aeropuerto me pusieron bajo custodia. Me llevaron a la oficina principal de la Agencia Federal de Investigaciones de Pakistán, donde la policía va a detenerme por hablar, por hacer un discurso en favor del Movimiento para la Protección de la Etnia Pastún en la concentración de Swabi. Así que la policía va a detenerme. Esto es un ejemplo de cómo el Estado está reduciendo el espacio para las organizaciones de la sociedad civil. El espacio se reduce y cierran espacios para que se oigan las voces de la sociedad civil, unas voces que surgen en favor de la paz. Hablamos en favor de la consolidación de la paz [...] Esto no es un ataque contra Gulalai Ismail ni contra el Movimiento para la Protección de la Etnia Pastún. Esto es un ataque a las libertades civiles. Es un ataque a nuestra libertad de opinar. Es un ataque a nuestra libertad de expresión.”


Ver en línea : https://www.es.amnesty.org/en-que-e...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?