Publicado en línea el Lunes 1ro de octubre de 2018, por amalia

Gustavo Duch – Consejo Científico de ATTAC España

Hace varios años imaginé que en algún momento no muy lejano llegaríamos a una apocalipsis alimentaria. Que no podríamos producir alimentos. Ni verduras, ni legumbres, ni cereales tendríamos disponibles porque además de la desaparición de las abejas, la agricultura ya no sería posible pues todas las semillas, en manos de una única empresa, ya no estarían disponibles después de la quiebra financiera de esta corporación. Tampoco podríamos alimentarnos de carne, huevos o leche porque al no disponer de soja o maíz para su engorde, todas las granjas del planeta habían tenido que bajar la persiana. La cría de animales en libertad, pastoreando, ya había desaparecido hacía años de nuestra memoria y se desconocía esta posibilidad.

¿Y el mar y los ríos? En mis delirios, en ese momento la causa que imaginé fue «una plaga de piojos de mar nacidos en las piscinas de acuicultura que habían saltado a todos los océanos y mares causando una infestación completa e irreparable».

Al paso que vamos, las dos primeras sospechas se hacen más probables que nunca. Bayer, con productos en su catálogo peligrosos para las abejas, ya es casi la única dueña y señora del patrimonio genético de la humanidad. Y la tercera, ¿ya ha empezado? Esperemos que no, pero a finales de julio, explica la organización ecologista Salmon an Trout Conservation Scotland, se encontraron una proporción muy alta de salmones salvajes muertos en uno de los ríos más emblemático de Escocia, el Black Water. La causa de esta mortalidad fue la presencia de cientos de piojos adheridos sobre los salmones “arrancándoles la piel” hasta su muerte. En la red pueden encontrar las fotografías y un vídeo que ilustran esta descripción, pero no es muy agradable de observar. Y, efectivamente, parece que estos parásitos han llegado a los salmones silvestres diseminados desde las siete granjas de la empresa The Scottish Salmon Company que en esa región cultivan salmones en cautividad.

Las granjas piscícolas, donde se agrupan cientos de miles de salmones, son un medio propicio para la multiplicación de piojos que acaban llegando a las aguas circundantes afectando así a los animales en libertad.

La noticia nos debería obligar a repensar los sistemas productivos industriales de alimentos. Querer producir ingentes cantidades de comida a ritmos frenéticos para distribuir por el mundo a cambio de beneficios económicos, insistimos, está forzando la armonía y equilibrio de los sistemas naturales con consecuencias letales: desde el cambio climático hasta la desaparición de miles de especies o la perdida de fertilidad de las tierras y aguas que son el sustento de la vida. El argumento esgrimido de que es la única manera de alimentar a una población creciente es falso. Analizando las cifras actuales de hambre ya no hace falta discutir al respecto.

Quizá la única discusión lógica es debatir si la vida en el mar se extinguirá por una plaga de piojos o por una plaga de plásticos. O por las dos cosas.

una-piscifactoria-pionyang-1504112242277

Fotos de piscifactoria en Pyongyang para Internacional enviadas por Adrian Foncillas

PALABRE-ANDO


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
¿Hacia la res publica? Sí, con hermandad ciudadana internacional
¿Qué dice el TTIP-leaks sobre los transgénicos?
Asalto al Estado: la ‘beautiful people’ del PP
La sentencia de la discordia. Todo contra la estiba
Alemania: triunfo de la xenofobia
Experimento en Japón: la fatiga del capitalismo
Podemos ante el resultado del referéndum en el Reino Unido
No ver, no oír, no hablar, y comprar
Los retos de las izquierdas
Dinero y confianza

EN LA RED :
Rodríguez y Marcello explican los retos organizativos de Podemos: formación y contacto directo con la militancia para volcarse en la intervención social
Podemos cierra la campaña llamando a la movilización: «Vamos a dar la sorpresa este domingo tomando el control de nuestras vidas»
Pablo Iglesias, en Tenerife: «Que suenen las campanas, que no van a evitar que lleguen los dragones con justicia social y democracia»
Iglesias: «Nuestro programa para formar una coalición de Gobierno será que en este país la ley la cumpla todo el mundo, no sólo la gente humilde»
María Eugenia Rodríguez Palop, en Badajoz: “La despoblación tiene mucho que ver con el exceso de concentración de la riqueza»
María Eugenia Rodríguez Palop: «El proyecto de Unidas Podemos y sus fuerzas hermanas es la alternativa a Salvini, Macron y Merkel»
María Eugenia Rodríguez Palop: “Democratización y derechos sociales son los ejes de nuestra propuesta para un nuevo contrato social europeo”
Pablo Iglesias, en Pamplona: «Ahora nos toca cambiar las cosas gobernando en Navarra y en España»

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org