RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > MÉXICO > Absuelven a José Mauricio Rodríguez Sánchez de los delitos de genocidio en (...)

Absuelven a José Mauricio Rodríguez Sánchez de los delitos de genocidio en Guatemala

Viernes 28 de septiembre de 2018, por Admin2

Fotografías: Quimy De León, David Toro, Stef Arreaga

El Tribunal B de Mayor Riesgo presidido por la Jueza Eugenia Castellanos, determinó por unanimidad que en Guatemala existió el delito de Genocidio y el delito de deberes contra la humanidad cometidos por el Estado y el ejército contra del pueblo Maya Ixil, en el periodo comprendido de marzo de 1982 a junio de 1983, durante el gobierno de facto del general José Efraín Ríos Montt, a quién el tribunal responsabilizó de ser quien planificó, dirigió y concretó ambos delitos.

En la explicación del contexto en el que ocurrió el Genocidio, el Tribunal explicó que todo fue promovido para la política de seguridad nacional para defender los intereses de los Estados Unidos, y que en ese marco, empresarios, terratenientes y militares materializaron todo este horror contra la población civil desarmada.

Sin embargo, por mayoría de votos, dos jueces contra uno, resolvieron dejar en libertad al general José Mauricio Rodríguez Sánchez director de Inteligencia militar G2 de Efraín Ríos Montt, por considerar que el sindicado no tenía la jerarquía necesaria dentro de la estructura militar para dar órdenes de operaciones o masacres en la región Ixil.

El voto disidente fue de la jueza Sara Griselda Yoc Yoc, quien explicó el porqué de su voto: “Quedó probado que José Mauricio Rodríguez Sánchez hizo su trabajo “tan bien” que le dieron un galardón. El elemento principal para que se dieran las masacres fue la Inteligencia, Rodríguez Sánchez pasó toda la información, el debió haber sido sancionado por que lo que él hizo, fue elemental y es responsable de delito de Genocidio y Deberes contra la humanidad, debiendo tener una condena de 30 años por cada delito.”

FOTROGRAFÍA: DAVID TORO

Rodríguez queda libre, pero no todos estuvieron de acuerdo

El criterio para dejar en libertad al general Mauricio Rodríguez Sánchez es que durante los años de 1982 y 1983, cuando el ejército realizó las masacres dentro de los municipios que conforman la región Ixil, él era un asesor y no tenía la facultad de dar órdenes sin embargo también se comprobó por medio de peritajes que el acusado si cooperó para el desarrollo del plan “Victoria 82” que en teoría tenía como finalidad atacar a las fuerzas subversivas, su labor fue detectar a los enemigos, según explicó el tribunal.

La jueza Sara Yoc presentó su voto razonado, al considerar que el acusado si debía ser condenado por genocidio y delitos en contra de los deberes de la humanidad. “Aunque él no podía dar órdenes, sí debía tener conocimiento de todo lo que ocurría en el campo para asesorar a sus superiores” enfatizó la jueza Yoc. Es decir que, aunque Rodríguez no tenía capacidad de dar órdenes, debido a la naturaleza de su cargo, si fue capaz de facilitar la información fundamental para las operaciones que dieron como resultado ambos delitos.

“El acusado era jefe de la segunda autoridad de inteligencia, que casualidad que fue promovido en 1982, el mismo día que Efraín Ríos Montt toma la presidencia” puntualizó Sara Yoc al presentar su voto disidente ante la audiencia.

El argumento de la Jueza Yoc gira en torno a establecer que la figura de asesor de Rodríguez Sánchez lo convirtió en el encargado de determinar quien era el enemigo interno durante la guerra, por tal razón se entiende que tenía conocimiento de las atrocidades que se cometían por parte del ejército.

 

FOTOGRAFÍA: STEF ARREAGA

 hubo Genocidio

El Tribunal realizó un entrelazamiento entre los testimonios de los sobrevivientes del genocidio en el área Ixil, con los peritajes realizados, para comprobar cómo el ejército de Guatemala, empleó planes estratégicos para realizar masacres selectivas en las comunidades indígenas maya Ixil.

Por medio del análisis que el tribunal realizó a los peritajes que databan los planes nacionales de guerra implementados por el gobierno de facto de Efraín Ríos Montt, el tribunal determinó que los planes: Victoria 82 y Esperanza 83, fueron ejecutados en contra de la población Ixil de forma selectiva.

Además, otro de los puntos a destacar de la sentencia leída por el tribunal afirma que en Guatemala sí hubo genocidio, que el ejército de Guatemala se encargó de asesinar vilmente a pobladores ixiles de todas las edades, además se confirmó que existieron violaciones sexuales, “los miembros del ejército actuaron como hombres cobardes” decía una frase leída por la jueza Sara Yoc, durante la sentencia.

Posibles acciones legales luego de la sentencia

El pueblo ixil que asistió para ser testigo de cierre del juicio y de la sentencia, salió desconsolado de la sala, pues, aunque el Tribunal ratificó que efectivamente, en Guatemala sí existió genocidio, no se le ha aducido responsabilidades penales a nadie, pues los responsables según el criterio de la sentencia, era la cúpula militar del gobierno de Ríos Montt que efectuó las masacres.

El Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, estuvo presente durante la audiencia, “la sentencia es importante se estableció que, sí hubo genocidio, se absolvió al procesado en cuanto a su participación, la sentencia fue dividida por el voto razonado de la jueza Yoc, entonces las partes ya estarán en su derecho de apelar y en un hipotético caso será una sala la que deberá resolver de forma definitiva” indicó.

El Ministerio Público pedía una pena para el acusado de 50 años por el delito de genocidio y otra de 30 años por delitos en contra de los deberes de la humanidad, sin embargo, luego de que el Tribunal absolviera al acusado Mauricio Rodríguez, el Fiscal a cargo del caso, Erick De León indicó que necesitan analizar a detalle la sentencia emitida por el tribunal para determinar si se presentará un amparo en contra de la decisión de dejar en libertad al acusado por genocidio.

Un grupo indígena dirigidos por un militar aseguran que no hubo genocidio

Un pequeño grupo de personas que decían responder a la etnia ixil, y eran dirigidos por el Coronel Marco Antonio Orozco Cifuentes, según el Centro de Medios Independientes es “integrante de Asociación de Veteranos Militares (AVEMILGUA), parte de Promoción 76 de Escuela Politécnica (1968).“ Orozco al salir de la sala de audiencias les tiró un billete de cinco quetzales a los sobrevivientes de genocidio y les insultaba. Este grupo respaldó en todo momento al general acusado de genocidio, un representante de ellos que se identificó como Bruno Villatoro señaló que el ejército no actuó como se ha dicho, “si hubiera existido genocidio no habría gente ixil en este lugar” señaló, a pesar de que el Tribunal acababa de explicar por medio del análisis de los peritajes las razones concretas de porqué sí existió genocidio en contra del pueblo ixil.

Este mismo grupo de personas que apoyaron al General Rodríguez, se encargaron de provocar a los familiares de las víctimas por genocidio y a manifestantes que se encontraban a los alrededores de la Sala al finalizar la audiencia, la Policía Nacional Civil (PNC) tuvo que hacerse presente por la tensión e intercambio de palabras que existió entre ambos grupos. Tan solo unas horas antes el mismo grupo de personas llegaron frente al Palacio Nacional de la Cultura para mostrar su respaldo a Jimmy Morales, luego se regresaron para la sentencia del juicio por Genocidio.

FOTOGRAFÍA DIEGO DE DIEGO MARCOS.

Las miradas que esperan por justicia






Este material se comparte con autorización de Prensa Comunitaria

 

La entrada Absuelven a José Mauricio Rodríguez Sánchez de los delitos de genocidio en Guatemala aparece primero en Desinformémonos.


Ver en línea : https://desinformemonos.org/absuelv...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?