Publicado en línea el Sábado 25 de agosto de 2018, por Raúl López Tellez

Además de la violencia generada por el narcotráfico, el cambio climático y el rechazo a megaproyectos se han convertido en causas de la migración forzada o involuntaria, figura que requiere de nuevos marcos jurídicos internacionales que protejan a quienes se ven expulsados de sus países y que ya se reflejan en realidades como el que hasta un 11.5 por ciento se han incrementado las peticiones de asilo por parte de connacionales en los últimos años, o el que el gobierno mexicano rechace un alto número de peticiones de asilo, estimó la investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Luciana Gandini.

Presente en Morelia para impartir un seminario en el Campus Morelia de la UNAM, la especialista señala que en el mundo, “la situación migratoria se ha vuelto más heterogénea, por lo que es difícil valorar si hay más o menos motivos para migrar; lo que sí es cierto es que tiempo atrás se suponía que era económica laboral, lo que ha pasado de manera más reciente es que hay muchas expresiones de las migraciones que nos muestran que los motivos o son varios o hay otros yuxtapuestos, la causalidad no es única”.

En estos motivos, tanto la violencia o la inseguridad y amenazas directas de la delincuencia organizada, se suponen como causas atrás del incremento en las peticiones de asilo a otros países, principalmente a los Estados Unidos, aunque es difícil establecerlo, señala Gandini, quien apunta que por otra parte la migración remite actualmente a causas como el cambio climático o la imposición de megaproyectos que alteran y afectan la vida comunitaria y sus recursos naturales, muchas veces la fuente de sobrevivencia económica en algunas regiones.

Al hablar de migración forzada y los riesgos de que la misma no esté tipificada bajo ninguna categoría por parte del Estado, cuando lo más cercano a ello es la figura Convención de Ginebra y con un marco que data de 1951, señala que se está eludiendo una faceta aún más dramática del éxodo de personas, “ya que se tiene que demostrar que hay miedo a la persecución, a perder la vida” y que corresponda sólo a cinco causales, lo que habla de la obsolescencia de este marco jurídico. Suma la Convención de Cartagena de 1986 y en México la Ley de Refugio y Protección Complementaria, que compromete a los estados a responder, aunque insiste, “esta protección es muy pequeña para la población que la necesita”.

En Estados Unidos, dice, sólo un 15 por ciento de las peticiones de asilo son atendidas, y en México, sin datos certeros, se calcula que el rechazo es todavía mayor, lo que contradice una política que en otros momentos de su historia, le fue reconocido por acoger refugiados que huían sobre todo de conflictos políticos o bélicos como la Guerra Civil español o las dictaduras latinoamericanas.

“Hoy en día podemos referir la migración venezolana en América Latina, un país que no era migrante y se convierte en muy poco tiempo en un país expulsor y que además se va donde sea, por una cuestión de crisis humanitaria”, señala al aludir a diversas causantes de expulsión de ciudadanos en el continente. En Estados Unidos, de quienes solicitan esta figura de protección jurídica internacional, sólo son aceptados un 15 por ciento, “y eso implica que la persona tiene que regresar al país del cual salió huyendo, por miedo, por persecución, por Maras (pandillas centroamericanas), y es importante mencionar que en el caso de los mexicanos también hay altas tasas de rechazo a los solicitantes de refugiados, porque hoy están emergiendo una gran cantidad de refugiados solicitantes particularmente venezolanos y de otras nacionalidades que no están siendo aceptados, ahí vemos justamente la disfuncionalidad en una categoría como la migración involuntaria y las categorías jurídicas que otorgan protección versus las categorías y necesidades que requerirían de protección”.

 

 

La entrada Cambio climático y rechazo a megaproyectos, son ya causa de migración forzada: especialista se publicó primero en Michoacán.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Hay al menos 120 conflictos ambientales por minería en México
Policía estatal y federal monitorean la Caravana de Observación Civil y Solidaridad con Nuevo San Andrés, ante amenazas de pistoleros
Minera Media Luna esclaviza a los pueblos y a sus trabajadores en Nuevo Balsas, Guerrero
Otro Cine en el Rincón Zapatista Querétaro invita a la proyección del documental: LA GRAN APUESTA. Martes 27 de Septiembre 18:00 hrs
Personal sindicalizado del Conservatorio de las Rosas exige pago de salarios adeudados
Espionaje a GIEI en medio de campaña de desprestigio orquestada por gobierno mexicano: Informe R3D
Cuesta creer el afán con que México encubre su crisis de derechos humanos: Amnistía Internacional
Batido de manzana
AMLO es una esperanza para México, América Latina y el Caribe: presidente de Cuba
No había amenazas contra activista Guadalupe Campanur: Concejo Mayor de Cherán



[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org