Publicado en línea el Lunes 13 de agosto de 2018, por Admin2

De entrada

El municipio de Atlamajalcingo del Monte, es uno de los diecinueve municipios que conforman la región “Montaña” en el Estado de Guerrero, México., en este municipio conviven ñuu saví (pueblos mixtecos) y me´e phaa (pueblos tlapanecos), es un pueblo que gracias a su forma de vida colectivista y comunitaria, alcanzó una participación activa en el movimiento por la independencia mexicana en los años de 1811 a 1820.

En pocos trabajos de igual número de investigadores, se ha encontrado y señalado el aporte histórico que este pueblo a uno de los movimientos sociales más importantes de México, ha sido su memoria histórica oral, la que he permitido preservar y compartir esta importante historia…

¿Cómo hubiera logrado Vicente Guerrero contar con armas y municiones sin el respaldo de los habitantes de Atlamajalcingo del Monte? O ¿Quienes hubieran sido los que acompañaran a Juan del Carmen la lograr la independencia?

Fueron los hombres y las mujeres de la Montaña legendarios defensores de su dignidad y tierras, ya durante la encomienda, el mismo Hernán Cortés consideró a los me´e phaa o tlapanecos como un pueblo de gran cultura y desarrollo con respecto a los demás conquistados, tal vez por esto fue que más se les temió, no obstante durante la primera década de la conquista fueron estos pueblos los que más resistieron y fue muy difícil someterlos.

Pero es claro que la historia oficial, no menciona nada de esto, pero en la herramienta comunitaria de compartir y recrear la memoria histórica oral, son las propias comunidades las que nos comparten su memoria histórica, así lo hace el histórico pueblo de Atlamajalcingo del Monte.

México en deuda con el ñuu saví o pueblo de Atlamajalcingo del Monte

Después de la muerte de Morelos, Vicente Guerrero tomó en sus manos la bandera de la insurrección en un periodo de resistencia, en donde la guerrilla permitió mantener vivo el deseo de la libertad e independencia y recobrar la iniciativa militar en varios frentes. Emigró con su ejército a las sierras del sur para seguir peleando contra los realistas españoles. El general Guerrero instaló su campamento y trincheras en el cerro de la Purísima ubicado en las tierras comunales de Atlamajalcingo del Monte, una vez instalado el General Guerrero cubrió las necesidades de su campamento con la ayuda de la población de Atlamajalcingo del Monte, el cual le apoyó con frijol, maíz, picante, sal etc., este mismo pueblo se solidarizó disponiendo inicialmente 50 mujeres y 50 hombres para el apoyo en diversas actividades relacionadas con el movimiento revolucionario. Este hecho obra y consta en diversos archivos históricos del Archivo General de la Nación1 y desde luego en la memoria histórica de este pueblo mixteco.

Las trincheras del General a la fecha se encuentran indicios de estos en los cerros Cruz de las Ánimas, Loma de Plaza, Ídolo Pezuña del Buey, Cerro del Ocotal, Cerro Corral del Cura, en el territorio comunal del Atlamajalcingo del Monte.

Los militares españoles encabezados por José Gabriel Armijo tenían la orden de perseguir y acabar con la vida del general Guerrero y de los pueblos que lo apoyaban, para esto planearon un ataque avanzando por un río junto al pueblo de Atlamajalcingo del Monte, pero grande fue su sorpresa cuando vieron que la agilidad de los hombres y mujeres de estas tierras fue puesta al servicio del ejército revolucionario, gracias a la cual logaron derrotar a los soldado gachupines, desde entonces el río que corre junto a este pueblo se quedó con el nombre de río de Gachupines o “Ita ndi chúchú en mixteco.

La memoria histórica local de Atlamajalcingo cuenta que la fuerza realista organizada de soldados en su mayoría hombres vestidos de negro que comandaba el general Piña, pretendían introducirse por la barranca que llega hasta el río de Atlamajalcingo del Monte en el punto norte, para invadir las trincheras-campamento del General Guerrero, gracias al conocimiento de la geografía y del territorio por las personas locales, se logró ponerles un alto, por éste suceso la barranca se quedó con el nombre de barranca de los negros, que en nombre mixteco quiere decir yíví toon, ese día el general Vicente Guerrero junto con su ejército se vistió de victoria.

Pero debido a los frecuentes enfrentamientos del ejército insurgente durante 1812 a 1815 fueron agotadas sus municiones por lo cual el general Vicente Guerrero, no tuvo otra opción más que recurrir al pueblo de Atlamajalcingo a solicitar metales para fundir y hacer municiones, como respuesta las personas de este pueblo formaron comisiones para recorrer casa por casa para recabar machetes, hachas y demás materiales para reforzar la defensa de la lucha revolucionaria, la situación se tornó crítica y el general volvió a solicitar a las autoridades comunitarias más ayuda, por lo que se accedió a donar dos campanas de la torre de la iglesia, el órgano y algunas coronas de los santos, desde entonces y hasta la actualidad la iglesia se conserva si una campana, en espera de la correspondencia que el mismo General Vicente Guerrero estampó con su puño y letra en un documento que se conserva hasta la fecha en el archivo del pueblo de Atlamajalcingo del Monte, y que hace constar la deuda histórica que la nación mexicana tiene con los pueblos originarios, que han forjado la libertad, la justicia y la dignidad de este país.

Y como respuesta del Estado mexicano, solo ha violentado de manera permanente sus derechos humanos y los ha privado de garantías mínimas para su libre desarrollo y pleno acceso a una vida libre de discriminación y violencia institucional.

Por lo que desde las trincheras revolucionarias del pueblos mixteco Atlamajalcingo del Monte en este 236 aniversario del nacimiento del General Vicente Ramón Guerrero Saldaña y en coincidencia con el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, declarado por la ONU en 1994, se declara la deuda histórica que la nación mexicana tiene con a los pueblos originarios de este país México.

Se hace de esta fecha una clave de exhorto al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, para que concrete la esperanza que las comunidades y pueblos originarios han puesto en su proyecto de trabajo, y con en congruencia con su principio coincidente al espíritu del General Guerrero Primero los pueblos-primero los pobres, haga realidad la cuarta transformación, y que esta sea integral, incluyente, respetuosa de la diversidad cultural de nuestra valerosa nación mexicana.

1- Archivo General de la Nación/ Instituciones Coloniales/ Gobierno Virreinal/ Operaciones de Guerra (081)/ Volumen 79.

La entrada Atlamajalcingo del Monte en la esperanza de justicia histórica aparece primero en Desinformémonos.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Organización y autonomía: Primer Encuentro de Pueblos Originarios de Michoacán
Duarte no fue detenido antes porque la PGR no lo había solicitado: Fiscalía de Guatemala
Transportistas michoacanos no le temen a la competencia: Martínez Pasalagua
Humanos destruimos un décimo de las zonas vírgenes en 25 años
Michoacán, uno de los estados más envejecidos del país; hay 530 mil adultos mayores;
Sentencian a seis años de prisión a joven michoacano detenido en China
Cálmate mi amor: el delito al amparo de la impunidad
Charlton vuelve La historia de una hinchada que con sus propias manos reconstruyó su estadio
Kimbilá, pueblo maya que se hace respetar
Asesinan al presidente municipal de Paracho, Stalin Sánchez



[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org