RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > MÉXICO > La IBERO y el uso de la tecnología en la educación

La IBERO y el uso de la tecnología en la educación

Sábado 4 de agosto de 2018, por Admin2

En el número monográfico de la revista DIDAC sobre “El aprendizaje y las tecnologías de la información y la comunicación” (núm. 66 julio-diciembre 2015), el equipo de la entonces Dirección de Educación a Distancia (DED) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, liderada por el doctor Enrique Beascoechea, aportó un artículo en el que dejó plasmada la historia de la integración de desarrollos informáticos de apoyo a la docencia presencial: “Semestre en curso” en 1999, “SOFIA” en 2004 y la plataforma virtual Blackboard (Bb) en 2006. En 2008, se creó formalmente la DED, “encargada de impartir los cursos de los diferentes programas que se ofrecen en esa modalidad”, con “el objeto de que tanto la población estudiantil como la planta académica se familiarizaran con las nuevas tecnologías electrónicas de apoyo a la educación”. Al momento de escribir ese artículo, los autores consideraron que “la modalidad de educación a distancia todavía no había alcanzado resultados consistentes dentro de la universidad” y que había que reconocer que aún se estaba aprendiendo.

Debo advertir que, en este artículo, no voy a adentrarme en la implementación de desarrollos tecnológicos para la gestión y administración de la educación dentro de la Ibero, como pueden ser los servicios en línea de la Dirección de Servicios Escolares, a la intranet para el personal administrativo y académico, a la implementación de la red de internet y Wi-Fi, el acceso a Office 365 y servicios en la Nube administrados por la Dirección de Informática y Telecomunicaciones, como tampoco a todas aquellas que se utilizan a diario en las aulas y laboratorios de los distintos departamentos académicos y al acceso a los servicios y bases de datos de la Biblioteca Francisco Xavier Clavijero. Queda claro que en la Ibero estamos rodeados de tecnologías, a todos los niveles y desde hace ya un tiempo y que todas estas herramientas y servicios implican el uso de tecnologías al servicio de la Educación.

Inicio esta colaboración mencionando ese monográfico de la revista DIDAC ya que fue publicado en el mismo año en el que fui invitada por el maestro Jorge Meza, director general de Vinculación Universitaria, a formar parte de la Ibero para dirigir la DED, conocida hoy como Dirección de Enseñanza y Aprendizaje Mediados por Tecnologías (DEAMeT). Es pues en agosto de 2015 que emprendimos una nueva etapa, a partir de la cual voy a intentar desarrollar esta aportación para el número especial que celebra los 75 años de la Ibero.

Contexto educativo de la IBERO

Antes de abordar el tema de las tecnologías digitales es necesario recordar el contexto educativo de la Ibero. En primer lugar, no podemos obviar que nuestra universidad está inserta en la Sociedad de la Información, la cual, a través de sus 50 años de existencia, ha evolucionado hacia la Sociedad del Conocimiento. Cual sea el concepto que se quiera utilizar, esta noción indica, por una parte, la importancia de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y su utilización en los procesos económicos, y, por otra, se resalta la creciente importancia de los procesos educativos y formativos, tanto en su vertiente de educación y formación inicial como a lo largo de la vida (Krüger, 2006). En segundo término, la Ibero Ciudad de México-Tijuana forma parte del Sistema Universitario Jesuita (SUJ), el cual describió en agosto de 2010 su modelo educativo basado, primero, en el enfoque por competencias y, segundo, en el aprendizaje centrado en el estudiante (ACE), además de tener como base la pedagogía ignaciana (Consejo General del SUJ, 2010; Duplá, 2000).

Estos tres últimos constructos son los que han guiado el quehacer de la DEAMeT, ya que integran principios teóricos, pedagógicos, didácticos y humanistas, que implican entender el “cómo”, el “qué”, el “para qué” y el “con qué” hacer llegar las experiencias educativas a los estudiantes directamente en las aulas y en los entornos extracurriculares que se les ofrecen desde la institución.

Tomando como base estos dos contextos, es que la DEAMeT ha perfilado su posicionamiento en torno al uso de las herramientas y aplicaciones digitales en los procesos de enseñanza y de aprendizaje dentro de la universidad.

Las herramientas y aplicaciones digitales como medios, no como fin

Integrar las herramientas y aplicaciones digitales a los procesos de enseñanza y de aprendizaje no será nunca una decisión neutra ya que, como institución, debemos posicionarnos: o las consideramos como un fin (la educación al servicio de las tecnologías), como una manera de estar “a la moda” pero sin modificar los planteamientos pedagógicos, o las integramos desde una visión crítico-pedagógica donde lo relevante es la innovación y la mejora metodológica, aprovechando en su justa medida sus posibilidades didácticas (Bautista, Borges, Forés, 2016). Es evidente, en la DEAMeT optamos por esta última.

Todos estos conceptos: modelo educativo, pedagogía, innovación, metodología, didáctica, están estrechamente relacionados con uno de los actores principales en la educación: el docente, el cual constituye el foco de atención en la estrategia emprendida por la DEAMeT. Los cambios que implican tanto el estar inmersos en una sociedad altamente tecnologizada como el adoptar un nuevo modelo educativo, exigen, como nunca antes, que las y los docentes estén preparados para enfrentar las aulas y a los estudiantes del siglo XXI. Como bien dice M. Area (2016), la profesión docente se encuentra en un tiempo de mudanza. Por ello, en la DEAMeT hemos dirigido nuestros esfuerzos hacia la formación tecno-pedagógica que las profesoras y los profesores de la Ibero requieren.

El diseño de nuestros 30 talleres incluye el desarrollo de habilidades en el uso de diferentes tecnologías (incluida la plataforma Brighstpace) y la actitud crítica frente a ellas; el desarrollo directo y transversal de las competencias digitales docentes; el acercamiento a modalidades mediadas por tecnologías como las aulas híbrida e invertida; los principios de diseño instruccional en entornos virtuales y el conocimiento de metodologías activas que permiten la aplicación del enfoque por competencias y que consideran al estudiante como centro en el proceso de aprendizaje; el uso académico de las redes sociales; la introducción a temas de incidencia social como los asuntos de género y el desarrollo de competencias para ser tutores en línea, entre otros.

Todos estos talleres incentivan la reflexión sobre el cambio en los roles discente y docente y por supuesto, todos ellos, están mediados por tecnologías. Las profesoras y los profesores de la Ibero Ciudad de México-Tijuana, del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco y de la Dirección de Educación Continua (DEC), están permanentemente acompañados por el equipo de la DEAMeT y respaldados por más de 40 recursos de apoyo accesibles en la página web que hemos diseñado exclusivamente para ellos. En la realización de algunos talleres, hemos contado con el apoyo y experiencia de la Biblioteca Francisco Xavier Clavijero, la Dirección de Servicios para la Formación Integral, el programa de Asuntos de Género, de profesores comprometidos y empresas como Microsoft y Apple. Hemos creado una alianza estratégica con la DEC, cambiando el concepto de “Ibero online” al de e-Life Long Learning (eLx3) para oferta abierta y cerrada. Hemos puesto a consideración un nuevo instrumento de evaluación al desempeño del docente en línea y con la tercera aplicación de su versión “corta” (diagnóstico temprano Magis) empezamos a ver los resultados de aprendizaje. Como una de sus funciones iniciales, la DEAMeT sigue apoyando a las coordinaciones en el diseño de las Materias en Línea (MeL), algunas compartidas por primera vez con la red de universidades de la AUSJAL y rediseñamos aquellas que requieren una actualización de la mano de docentes expertos en contenidos que forman parte de la Ibero.

Todo esto hubiera sido muy difícil de alcanzar sin el apoyo que hemos venido recibiendo de las muchas áreas administrativas y académicas de la universidad. Ha sido un gran esfuerzo a nivel institucional que esperamos se vea consolidado en una primera etapa con la publicación de la normativa que regula las actuaciones, procesos y procedimientos de la DEAMeT inherentes a la conceptualización de educación mediada por tecnologías y a las materias en línea, siguiéndole la de aprovechamiento de la plataforma, para dar coherencia al trabajo que hemos venido realizando en favor de la convergencia entre la pedagogía y las tecnologías dentro de la institución.

Conclusión 

Como han podido darse cuenta, poco he tocado el tema de las tecnologías en sí mismas. Sería imposible abarcar todas aquellas que probamos y proponemos a los docentes. Nos parece más importante que los docentes desarrollen el criterio para saber qué hacer con ellas y cómo integrarlas al nuevo ecosistema digital educativo y posicionarse, ellos, como organizadores, guías, facilitadores y activadores del aprendizaje, poniendo en el centro a los estudiantes, jóvenes únicos con un gran potencial para incidir en la solución justa, solidaria consciente y crítica de los problemas nacionales.

Me gustaría concluir este artículo con palabras esperanzadoras y sabiendo que “algo” ha cambiado: en otoño 2017 recibimos, como récord, al menos catorce solicitudes para diseñar las MeL. En conjunto con la DEC, hemos lanzado dos diplomados en línea de impacto nacional e internacional (SUJ y AUSJAL). Tenemos peticiones por parte de departamentos, coordinaciones y direcciones generales para diseñar diferentes propuestas en modalidades en línea o híbridas. El cambio de plataforma institucional a Brightspace (Bs) en enero de 2017, ha supuesto un detonador de innovación educativa. Actualmente, en la Ibero Ciudad de México mantenemos un mayor uso sostenido de Bs (poco más de un año) en comparación con Blackboard (10 años) y en 2017 tuvimos como “usuarios únicos” a 1,516 docentes y a 14,551 discentes (incluidos los docentes que toman cursos en la DEAMeT y en la DSFI). Nuestros estudiantes nos han posicionado en segundo lugar a nivel mundial en el uso de Pulse, la aplicación de Bs para teléfono móvil (4,050 instalaciones). A nuestros talleres se han inscrito más de 1,900 docentes desde que iniciamos la campaña en octubre de 2016 (1,100 los han superado), lo que nos motiva para seguir detectando sus necesidades y para ofrecerles la formación tecno-pedagógica que les permita repensar el proceso educativo y resignificar su rol docente con el fin de aplicar directamente en sus aulas mejoras metodológicas mediadas por tecnologías y diseñar, con bases sólidas y su creatividad, experiencias significativas y enriquecedoras para los estudiantes.

Nos quedan aún muchos retos por superar en esta área, como por ejemplo, evaluar la posibilidad de ofertar posgrados de la Ibero en modalidades híbrida o en línea, formar parte de más redes de intercambio con experiencia de las que podemos seguir aprendiendo, hacer honor a una premisa de la educación “a distancia” como lo es la democratización de la educación de calidad o apoyar dando un impulso a los programas de incidencia de la Ibero, a través de proyectos mediados por tecnologías. Mientras tanto, en la DEAMeT seguiremos guiándonos por la frase “primero la pedagogía; después la tecnología” poniendo por delante de éstas a los docentes de esta universidad. Sin las profesoras y los profesores, ninguna tecnología puede ser aplicada a la educación.

*La Dra. Ana María Berruecos es directora de Enseñanza y Aprendizaje Mediados por Tecnologías de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México-Tijuana.

(Texto publicado en Revista IBERO)

 

Este material se comparte con autorización de la IBERO

La entrada La IBERO y el uso de la tecnología en la educación aparece primero en Desinformémonos.


Ver en línea : https://desinformemonos.org/la-iber...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?