Publicado en línea el Miércoles 1ro de agosto de 2018

Una persona que forma parte de la plantilla de Amnistía Internacional ha sido objeto de una sofisticada campaña de vigilancia en lo que la organización sospecha que fue un intento deliberado de espiar a su personal por parte de un gobierno hostil a su trabajo.A principios de junio de 2018, una persona que pertenece a la plantilla de Amnistía Internacional recibió un mensaje sospechoso de WhatsApp en árabe. El texto contenía detalles sobre una supuesta protesta frente a la embajada saudí en Washington D.C., seguido de un enlace a un sitio web. Las investigaciones del equipo de tecnología de Amnistía Internacional revelaron que, de haber abierto el enlace, según los conocimientos previos, se habría instalado Pegasus, una sofisticada herramienta de vigilancia desarrollada por la empresa NSO Group, con sede en Israel.“Se sabe que NSO Group sólo vende sus programas espía a gobiernos. Por tanto, creemos que ha sido un intento deliberado de infiltrarse en Amnistía Internacional por parte de un gobierno hostil a nuestra labor por los derechos humanos”, ha declarado Joshua Franco, director de Tecnología y Derechos Humanos de Amnistía Internacional.“Las potentes herramientas de hackeo estatal fabricadas por NSO Group permiten un tipo de vigilancia extraordinariamente invasivo. Un teléfono inteligente infectado con Pegasus está básicamente controlado por el atacante, que puede retransmitir llamadas, fotos, mensajes, etc. directamente al operador. Este escalofriante ataque contra Amnistía Internacional pone de relieve el grave riesgo que corren los y las activistas de todo el mundo debido a este tipo de tecnología de vigilancia”.En una declaración dirigida a Amnistía Internacional, NSO Group ha afirmado que su producto “está concebido para ser utilizado exclusivamente para la investigación y prevención de la delincuencia y el terrorismo” y que cualquier otro uso infringe sus políticas y contratos.
Supuesta protesta saudí utilizada como ceboEl mensaje de WhatsApp fue enviado a Amnistía Internacional en una semana en la que la organización estaba haciendo campaña por la libertad de seis activistas de los derechos de las mujeres detenidas en Arabia Saudí.El mensaje, analizado cuidadosamente por personas expertas en tecnología de Amnistía Internacional, decía:“Puede por favor cubrir [la protesta] por sus hermanos detenidos en Arabia Saudí frente a la embajada saudí en Washington. Mi hermano fue detenido en Ramadán y estoy aquí con una beca por eso por favor no me relacione con esto. [ENLACE]. Cubra la protesta ya. Empezará en menos de una hora. Necesitamos su apoyo por favor”.El enlace, si se hacía clic en él, habría permitido que el software Pegasus infectara el teléfono de la persona usuaria, rastreando las pulsaciones en el teclado, tomando el control de las cámaras y el micrófono del teléfono y accediendo a las listas de contactos.La investigación de Amnistía Internacional descubrió también que otra persona activista por los derechos humanos de Arabia Saudí había recibido un mensaje malicioso similar.Conexión con NSO Group y sitios web sospechososInvestigaciones posteriores de Amnistía Internacional revelaron que el dominio del enlace incluido en el mensaje pertenece a una gran infraestructura de más de 600 sitios web sospechosos que habían estado relacionados con NSO Group. A Amnistía Internacional le preocupa que estos sitios web puedan usarse para servir de cebo y espiar a activistas de países como Kenia, la República Democrática del Congo y Hungría, además de los países del Golfo.El año pasado, Citizen Lab, grupo de investigación con sede en Toronto. destapó la implicación de NSO Group en un plan de espionaje similar en México. Activistas, periodistas y dirigentes de partidos de la oposición recibieron mensajes falsos que contenían el software Pegasus, en un intento de silenciar a la oposición al gobierno. Pegasus fue utilizado también contra el galardonado defensor de los derechos humanos emiratí Ahmed Mansoor, que está encarcelado en Emiratos Árabes Unidos desde marzo de 2017.“El mensaje que nos enviaron parece formar parte de una campaña de vigilancia mucho más amplia que creemos se está utilizando para espiar a activistas de derechos humanos en todo el mundo e impedir su labor tan vital”, añadió Joshua Franco.“Defender los derechos humanos no es un delito y nos negamos a que este ataque nos intimide. Los intentos de espiarnos nunca han impedido que Amnistía Internacional defienda la verdad, la justicia y la igualdad. Trabajamos con activistas de derechos humanos para ayudarlos a protegerse frente a ataques cobardes similares y garantizar que los gobiernos abusivos no pueden usar la tecnología para silenciarlos”.
Información complementariaAunque los organismos encargados de hacer cumplir la ley de muchos países usan la vigilancia secreta en relación con objetivos de seguridad nacional, a Amnistía Internacional le preocupa que, en muchos casos, esa vigilancia se está llevando a cabo de un modo contrario al derecho internacional de los derechos humanos. Desde la perspectiva de las leyes de derechos humanos, las herramientas del tipo de Pegasus son especialmente problemáticas por su carácter enormemente invasivo.Tal como se establece en los Principios rectores sobre las empresas y los derechos humanos, de la ONU, las empresas tienen también la responsabilidad de respetar los derechos humanos con independencia del lugar del mundo en el que operen.
Respuesta de NSO GroupEn una respuesta escrita, NSO Group ha manifestado: “NSO Group desarrolla tecnología cibernética para permitir que los organismos gubernamentales identifiquen y desbaraten tramas terroristas y delictivas. Nuestro producto está concebido para ser utilizado exclusivamente para la investigación y prevención de la delincuencia y el terrorismo Cualquier uso de nuestra tecnología contrario a ese fin es una infracción de nuestras políticas, contratos legales y los valores que apoyamos como empresa.“Si surge una denuncia relativa a una infracción de nuestro contrato o el uso inadecuado de nuestra tecnología, como ha expresado Amnistía, investigamos la cuestión y tomamos medidas adecuadas basadas en esas conclusiones. Apreciamos cualquier información concreta que pueda ayudarnos a seguir investigando el asunto”.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Guantánamo, un síntoma de doble rasero para los derechos humanos
L’« Affaire Skripal »
Emiratos Árabes Unidos: 10 años de cárcel para un destacado intelectual por publicar unos tuits
Le Pentagone de Roberta Pinotti, par Manlio Dinucci
Guinea Ecuatorial: Ramón Esono, excarcelado
Washington et Téhéran
19/04/16 - Brasil en la encrucijada
Resolución de la ONU prepara el terreno para la rendición de cuentas por crímenes de guerra en Siria
Sudáfrica: Cinco años después, las víctimas de Marikana esperan aún justicia
L’opposition armée syrienne appelle Moscou et Ankara à bombarder Idleb

EN LA RED :
Vers l’extradition de Julian Assange
Le dictateur Mohamed Morsi est mort
L’Iran tétanisé, par Thierry Meyssan
Qui sont les incendiaires de pétroliers dans le Golfe ?, par Manlio Dinucci
Bibliographie, par Thierry Meyssan
Sous nos yeux. Du 11-Septembre à Donald Trump, par Thierry Meyssan
Russie-Chine : le Sommet qui ne fait pas l’info, par Manlio Dinucci
Sommet tripartite secret de Jérusalem, par Thierry Meyssan

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org