RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > ARGENTINA > Mutilación, censura y prejuicio a 100 años de la Reforma Universitaria

Mutilación, censura y prejuicio a 100 años de la Reforma Universitaria

Miércoles 6 de junio de 2018, por Ricardo Castiglia

Tenían todo el derecho a negarse por razones de espacio, e incluso por mera razón estética, a recibir la obra. Pudieron proponer otra cosa antes de aceptarla, pero sin embargo eligieron desarmar la instalación sin avisarme y sin mi presencia, argumentando que “por razones de montaje, espacio y criterio curatorial hemos decidido mantener limpia la sala dedicada a la abstracción donde va ubicada tu obra. Creemos que jugaba mucho mejor con el espacio y con las otras obras sin el agregado de elementos en el piso. Esperamos que nos comprendas, respetamos tu idea pero las dimensiones de esa sala y el carácter abstracto de lo que se muestra en ella exige más aire”.

En un escueto mail se justifican diciendo que “lamentablemente la obra fue ya desmontada. Los objetos quedaron en las cajas que vos llevaste, podés retirarlos cuando quieras. Tu obra, en ese contexto concreto (no como vos la pensaste, sin saber qué la acompañaría) queda mucho mejor y más potente sin ningún agregado. Juega mejor con las otras propuestas. Quizás en una sala mayor, incluso sola, hubiera funcionado perfectamente tu idea original. Pero aquí, queremos que prime la pureza, por razones directamente relacionadas con el guión curatorial”.

La instalación para su exhibición era parte de la totalidad, y tengo el pleno derecho a que se respete su integralidad. Exponerla de forma diferente era mutilarla y eso, sin el consenso expreso del autor, no pudo haber sido posible. Todo esto pone al descubierto la completa e incomprensible torpeza en el manejo de toda esta situación (torpeza generadora de responsabilidad) por parte de la organización, que invita al artista, acepta una de sus obras conociendo sus características y luego la rechaza por motivos que estaban por demás claros cuando la aceptó. Los cuestionamientos, y la mutilación demuestran una actitud patoteril, informalidad y falta de respeto, y confieso que en años de trabajo profesional jamás me ha ocurrido semejante cosa, ni tan siquiera en plena dictadura militar.

Impedir que un artista muestre su obra tal y como la quiere mostrar, habla de prejuicio ético y estético, y el prejuicio nunca va de la mano del arte. El no respeto mi obra con la excusa de la curaduría es y será maltrato y censura. Una contradicción enorme para la fecha que fuimos llamados a conmemorar.

Sirva entonces para enaltecer y remarcar el espíritu de los Reformistas, parafrasear el Manifiesto Liminar diciendo que “desde hoy contamos para la ciudad una vergüenza más y una libertad menos. Los dolores que nos quedan son las libertades que nos faltan”.

Ricardo Castiglia DNI 11745291


Ver en línea : http://argentina.indymedia.org/news...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?