RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > ARGENTINA > La selección en la cuerda floja

La selección en la cuerda floja

Martes 10 de octubre de 2017, por ANRed - Sur (redaccion@anred.org)

Tras empatar sin goles con Perú, y habiendo convertido un solo gol en los últimos tres partidos (que además fue en contra), la selección argentina de fútbol está al borde de quedar sin posibilidades de jugar el próximo mundial de fútbol, a desarrollarse en Rusia el año que viene. La insólita situación de una selección plagada de figuras mundiales, incluido el mejor jugador del mundo, puede tener explicaciones que no siempre son las que se suelen difundir en los medios masivos y escuchar charlas de café plagadas de reduccionismos tribuneros. Por Ramiro Giganti para ANRed

Tas el empate 1 a 1 con Venezuela, las criticas e hicieron presente nuevamente. A diferencia de otras veces, en este caso el peligro es concreto. A solo dos partidos la selección nacional se encuentra en zona de repechaje, y la imagen que deja es de un equipo endeble y sin poder ofensivo. En ese contexto se radicaliza el vicio de apelar cuestiones extra futbolísticas. En ese caso desde una AFA cuestionada, se decidió cambiar la sede. Con el discurso de “la mística” se decidió jugar el partido en la cancha de Boca: un estadio con menos capacidad y que además no estaba avalado legalmente por cuestiones de infraestructura. El dato de la capacidad no es menor, ya que cuado las entradas se agotan, el negocio de la reventa se hace presente.

Un señor de Comodoro Rivadavia llegó dos días antes junto a su hijo de 16 años a Buenos Aires, había comprado 2 entradas por mercado libre para ver a la selección a 1500 pesos cada una. Quiso comprarla por Internet y se anotó. 27000 personas lo habían hecho antes que él. Sin embargo, y a pesar de tener menos capacidad que River, la cancha de Boca tiene más de 27.000 asientos, por lo que las posibilidades de conseguir entrada estaban intactas. Al ingresar para comprarla ya no había disponibilidad: las entradas habilitadas al público eran menos y se agotaron en un tiempo imposible (al menos sin que se caiga el sitio web por congestión). Por eso recurrió a Mercado libre. Al llegar al estadio, tras un largo viaje ocurrió lo tristemente esperable: las entradas eran falsas. En un intento de no desilusionar a su hijo, accedió a comprar otra reventa en las inmediaciones del estadio a un revendedor que le dijo ser de la 12 y que esas entradas eran buenas, esta vez a 2000 pesos cada una: nuevamente eran falsas. Tras la enorme frustración regresó al hotel donde se alojaba en el barrio de San Telmo sin haber podido ingresar al estadio y con 7000 pesos menos. Desde la gerencia del hotel, intentaron contactar a un revendedor, de la 12 “pero empresario” (si, leyeron bien, la 12 tiene una empresa “travel passion”, que revende entradas de todo tipo) desde ahí le ofrecieron plateas a 4.500 cada una, el hombre frustrado no podía pagarlas y se quedó sin poder ver el partido en la cancha. En las inmediaciones del estadio se cruzó con al menos 15 casos similares, y vio a muchas personas caminando en sentido inverso al estadio por lo que intuye que hubo miles de personas estafadas. Mientras tanto los noticieros mostraban imágenes del ex líder de “la 12” Rafael Di Zeo, quien tiene causas penales en su contra, ingresando al estadio.

Retomando el tema futbolístico, es importante señalar que la selección argentina tuvo 7 directores técnicos distintos en los últimos 10 años. En étas eliminatorios hubo tres procesos diferentes: Gerardo Martino, Edgardo Bauza, y actualmente Jorge Sampaoli. Difícilmente se puede desarrollar una idea de juego colectivo sin un trabajo consecuente. Ente muchos problemas estructurales, desde el año 2007 la falta de formación de laterales fue un motivo de comentarios, pero en el año 2015, la Argentina jugó un mundial Sub 20 en Nueva Zelanda con un plantel que no tenía jugadores que se desempeñen en esa posición, ese seleccionado estaba dirigido por Humberto Grondona, hijo del ex presidente de la AFA, que solo es “ex” por haber fallecido. Este año el seleccionado sub 20 no participó del mundial juvenil por no haber logrado la clasificación. El año pasado la crisis institucional de la AFA generó la renuncia del “tata” Martino poco tiempo antes del inicio de los Juegos Olímpicos en Rio de Janeiro. Un improvisado seleccionado Sub 23, dirigido por Julio Jorge Olarticoechea (que en ese entonces dejó la selección de fútbol femenino para hacerse cargo del equipo olímpico de manera interina) no logró superar la fase de grupos al terminar por debajo de Portugal y Honduras. Volviendo a la selección mayor, resulta pertinente recordar que incluso viajo en un avión de la cuestionada empresa Lamia, poco tiempo antes de que un avión que trasladaba al equipo brasilero Chapecoense, se estrelló dejando sin vida a 71 personas, incluida la mayoría del plantel.

En este contexto, una selección mayor plagada de figuras internacionales obtuvo el subcampeonato en el último mundial en Brasil, siendo la mejor actuación en los últimos 6 mundiales. En la final, fue derrotada por Alemania por 1 a 0, con un gol logrado en tiempo suplementario. Alemania solo cambió de director técnico una vez en los últimos 12 años, y su actual entrenador, Joachim Low, era el ayudante del ex entrenador Jürgen Klinsmann. Las diferencias de estructura y trabajo entre un seleccionado y otro solo fueron disimuladas en esa final, a pesar del desenlace. La selección nacional accedería a dos finales en las siguientes copas América, cayendo en ambas mediante la definición por penales. El exitismo local generó en el plantel una sensación de fracaso difícil de entender para quien no habita este territorio. Uno de los blancos predilectos de todas las críticas fue el centrodelantero Gonzalo Higuaín, por haber errado un gol contra Alemania, y haber pateado mal un penal frente a Chile. Sin el denostado Higuaín, (que actualmente es el jugador argentino que protagonizó la venta mas cara, al ser transferido del Napoli a la Juventud por 90 millones de Euros, y es una de las 10 transferencias mas cara de la historia del fútbol mundial), la selección nacional solo convirtió un gol en los últimos 3 partidos de eliminatorias, que además fue un gol en contra. Al parecer ese no era el problema, o no era el único. ¿Pedían a Icardi? Jugó Icardi ¿Pedían a Dybala? Jugó Dybala ¿Pedían a Benedetto? Jugó Benedetto. La selección siguió fracasando, con resultados incluso peores.

La espera de un salvador, el foco en las críticas a tal o cual jugador, llegando al extremo de sentenciar a un jugador por lesionarse: había pasado con Di Maria, y ocurrió con Gago. Si, son personas afortunadas, que ganan mucho más dinero que cualquiera de nosotros, seguramente mucho más del que deberían ganar, pero ¿atacar a un jugador por lesionarse? El sentido común del tribunero, ese que aplaude a la barra brava, sea “la 12” o “los borrachos del tablón”, ese que se las agarra con un jugador y es capas de denostar a Messi recurriendo a elementos que nada tienen que ver con el fútbol como “si canta o no el himno”, que reproduce los cantitos fascistas contra “bolivianos y paraguayos” (de estos últimos puede depender una de las pocas posibilidades de clasificar al mundial), entre otras expresiones, también es el que avala situaciones como la mencionada al principio en relación a la reventa de entradas ¿realmente era posible creer que por el simple hecho de cambiar el estadio la selección iba a jugar distinto?

Una pregunta, que nada tiene que ver con el fútbol pero si con nuestra actualidad surge: ¿Dónde está Santiago Maldonado? No lo sabemos, pero si sabemos que sus rostros y la pregunta estuvieron presentes en algunos partidos del fútbol local. Incluso estuvo presente en una bandera en el estadio Centenario de Montevideo, en el partido que Argentina y Uruguay empataron dos fechas atrás. Sin embargo Santiago Maldonado no estuvo en la bombonera. ¿Por qué no estuvo? ¿Habrá tenido algo que ver “la 12” para garantizar su ausencia? ¿Por qué no se ve ninguna señal de voluntad política para terminar con las barras bravas?

Mientras tanto, el fútbol argentino se encuentra al borde de uno de los peores papelones de su historia, si no lo fue aún, a pesar de tener todavía la posibilidad de clasificar. Otra noticia ausente en los principales canales de deportes es que el seleccionado femenino de fútbol estuvo de paro, mientras en el fútbol masculino se mueven millones, y sus jugadores ganan fortunas, al seleccionado femenino no se le pagó el viático de 150 pesos diarios prometido, lo que las llevó a una huelga junto a otras demandas ( Ver Crisis en la AFA: paro en la selección de fútbol femenino). La salida por parte de la AFA fue convocar a otras jugadoras…. Así se maneja la AFA para logar que Argentina tenga los desempeños que tiene, con o sin Higuaín, con o sin lesiones de Gago, con o sin la puntería de Di María, aunque Messi cante o no el himno.

Mientras tanto, en otra parte del mundo, Islandia, con una población inferior a los 350.000 habitantes (menos del 1% de argentina, y menos de la mitad de la cantidad de jugadores de fútbol profesional argentinos) derrotó 3 a 0 a Turquía de visitante y queó a un paso de lograr la clasificación directa para jugar, por primera vez en su historia, una copa del mundo. Recién definió su clasificación derrotando a Kosovo 2 a 0 y ya tiene asegurada su primer participación en un mundial. Quien escribe viene siguiendo este interesante proceso, que parece ser el opuesto exacto a la selección argentina: por el merito de un equipo sin grandes figuras, pero motivado por el esfuerzo colectivo por sobre la pretensión de que un salvador mágico resuelva los problemas colectivos. (Ver El gol que no gritó ningún milico)


Ver en línea : http://www.anred.org/spip.php?artic...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?