RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > ARGENTINA > “La reforma laboral de Macri es la destrucción de nuestros puestos de (...)

“La reforma laboral de Macri es la destrucción de nuestros puestos de trabajo”

Lunes 9 de octubre de 2017, por Periódico El Roble

Es importante señalar que todas las medidas que este gobierno viene llevando adelante van en ese mismo sentido y vienen preparando el terreno para una reforma de estas características. La reducción de empleo, la disminución de nuestro salario y el ataque a las nuestras condiciones de vida van a continuar profundizándose con esta reforma. Las modificaciones de la ley de ART (accidentes de trabajo) muestra el camino que quieren profundizar. Del mismo modo aplican la reforma jubilatoria, las reformas en educación como la “secundaria del futuro” que busca ofrecer mano de obra directamente gratuita, explotando a sin salario alguno a los estudiantes durante sus últimos años de cursada y reduciendo nuestro salario.

En su discurso, los economistas del gobierno vienen anunciando sus intenciones de replicar las medidas de Brasil o Francia, y diciendo que necesitamos ser más “competitivos”. Se la pasan recorriendo canales de televisión diciendo que sus ganancias no son suficientes y que tienen que reducir los “costos”. Hablan de “facilitar las contrataciones temporarias” atacando nuestra estabilidad laboral y poniéndola a disposición absoluta de la patronal cuando así lo requiera. Lo que buscan estos parásitos es concreto: poder producir más con menos mano de obra, es decir, recargar la “competitividad” de sus empresas con nuestra mayor explotación.

Hay que poner de relieve que el eje central de la reforma es aumentar su tasa de ganancia, y que la variable de ajuste somos nosotros. Que trabajemos más y ganemos menos, y no otra cosa. Esto es el la reforma laboral que quieren aplicar.

Los casos de Brasil y Francia

Brasil

La batería de medidas que aplica Brasil son las siguientes (algunas):

-Los acuerdos por sector, empresa e individuales cobran mayor importancia. Los contratos privados pasan a ser más importantes que las convenciones colectivas.

-Amplía las posibilidades de tercerizar tareas, incluso la principal de la empresa.

-La empresa podrá negociar las condiciones de trabajo por una comisión no sindical de representantes de los trabajadores.

-Se permite que las embarazadas trabajen en ambientes no del todo salubres si presentan un certificado médico que asegure que no hay riesgo para ella o el feto.

-Flexibiliza las condiciones de despido. El monto de las indemnizaciones no estará atado por el salario del trabajador y el preaviso baja de 30 a 15 días.

-Se ponen condiciones para los juicios laborales. Buscan imponernos los costos de los juicios laborales si fallan en nuestra contra, y de estar forma disminuir las demandas que podamos realizar.

Francia

La batería de medidas que aplica Francia son las siguientes (algunas):

-Límite a indemnizaciones por despido improcedente: la decisión de la indemnización no se corresponderá por la antigüedad del trabajador, sino que dependerá directamente de la patronal.

-Las pérdidas de la empresa justifican despidos: Las pérdidas serán utilizadas para despedir con “justificativo”.

-Negociación directa entre la patronal y el trabajador, ignorando así la organización sindical.

-Acuerdos temporales: las empresas podrán realizar ajustes en los que los acuerdos establecidos con la mayoría de los trabajadores primen por encima del contrato de trabajo. 

Como vemos buscan incluso reducir el porcentaje ya miserable de los convenios colectivos de trabajo, dejando a cada empresa y sector determinar sus convenios y da absoluta libertad a la patronal a hacer lo que quiera con nuestros puestos de trabajo, cuando considere su conveniencia.

Si las condiciones laborales ya son de por sí negativas para nuestro pueblo, nuestras familias y compañeros, con esta clase de medidas se empobrecerán aún más.

La política de la clase obrera

Es imprescindible colocar en este sentido una respuesta de clase, que unifique nuestros reclamos y nuestras más urgentes necesidades. La política de nuestra clase es absolutamente opuesta a esta clase de medidas antiobreras y antipopulares que buscan seguir imponiendo.

Hay que poner en pie la organización obrera y exigir a las direcciones sindicales ponerse a la cabeza de un plan de lucha que acabe con las políticas de hambre del Estado.

La lucha por la reincorporación inmediata de todos los despedidos a sus puestos de trabajo, por la reapertura de las fábricas cerradas, por justicia por los compañeros víctimas de los asesinatos laborales que son prácticamente todos los días en todo el país, por el salario mínimo igual a la canasta familiar, por la distribución de todas las horas de trabajo disponibles entre todos los trabajadores sin afectar el salario, el pleno empleo, el reconocimiento del salario de las mujeres que siempre es menor al de los hombres, como así también las licencias por enfermedad o embarazo son algunas de las reivindicaciones más urgentes que tenemos como pueblo.

La respuesta de nuestra clase debe ser barrer a la burguesía del poder, imponiendo nuestra propia democracia que nos dé respuestas a nuestros problemas más importantes.

¡TERMINAR CON TODA FORMA DE TRABAJO PRECARIZADO!

¡POR EL SALARIO MÍNIMO IGUAL A LA CANASTA FAMILIAR!

¡TRABAJO PARA TODOS!

¡BASTA DE TARIFAZOS!


Ver en línea : http://argentina.indymedia.org/news...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?