RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > MÉXICO > Desaparición forzada en México, caso: Gabriel Alberto Cruz y Edmundo (...)

Desaparición forzada en México, caso: Gabriel Alberto Cruz y Edmundo Reyes

Lunes 9 de octubre de 2017, por Margarita Vázquez Díaz

LA PERSISTENTE LLUVIA

Agradezco la invitación del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, FNLS, por su invitación en esta mesa redonda para comentar el libro “¿Dónde los tienen? Gira Nacional: Desaparición Forzada en México, caso: Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, un Crimen de Lesa Humanidad”. A 10 años y 6 meses de su desaparición.

Un pájaro
se duele de su vuelo
este mundo caótico
estalla dentro de él
este mundo terrorista
explota en su interior.

¿CRIMEN DE LESA HUMANIDAD?

“Desde el punto de vista del derecho, el crimen es una conducta, una acción o una omisión tipificada por la ley que resulta antijurídica y punible. Un crimen, por lo tanto, viola el derecho penal. “

PÁGINA WEB: Definición De

“Los crímenes de lesa humanidad son conductas tipificadas por la Corte Penal Internacional y que, por sus características, agravian a la humanidad entera.

«Lesa» significa agraviada, lastimada, ofendida. Es por esto que un crimen de lesa humanidad se refiere a aquellos que por sus características y naturaleza ofende y agravia a la humanidad en conjunto. Tristemente este término se ha escuchado a lo largo de la historia y en casi cualquier punto del planeta, pero: ¿a qué se le denomina legalmente como crimen de lesa humanidad?

El Estatuto de Roma, instrumento constitutivo de la Corte Penal Internacional, señala puntualmente lo que considera como crímenes de lesa humanidad, diferenciándolos de otros de su jurisprudencia tales como: genocidio, crímenes de guerra y crimen de agresión. Este Estatuto que fue adoptado en la ciudad de Roma, Italia, el 17 de julio de 1998, durante la “Conferencia Diplomática de plenipotenciarios de las Naciones Unidas sobre el establecimiento de una Corte Penal Internacional”, señala que un crimen de lesa humanidad se refiere a lo siguiente:

cualquiera de los actos siguientes cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque.

Tales como:
♣ Asesinato
♣ Exterminio
♣ Esclavitud
♣ Deportación o traslado forzoso de población
♣ Encarcelación u otra privación grave de la libertad física en violación
de normas fundamentales de derecho internacional;
♣ Tortura: dolor o sufrimientos graves, físicos o mentales, causados intencionadamente a una persona que el acusado tenía bajo su custodia o control. Dentro de estos se contempla los casos de Tortura Médica, siendo un ejemplo de esta los experimentos humanos forzosos.
♣ Violación,
♣ Persecución de un grupo o colectividad con identidad propia fundada
en motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos, culturales,
religiosos, de género u otros motivos universalmente reconocidos
como inaceptables con arreglo al derecho internacional.
♣ Desaparición forzada de personas: detención o secuestro de personas por un Estado o una organización política, o con su autorización, consentimiento o aquiescencia, junto con la negativa a reconocer la privación de libertad o a proporcionar información sobre la suerte que han corrido los «desaparecidos» con la intención de privarlos de la protección de la ley durante un largo periodo.
♣ El crimen de apartheid:
♣ Otros actos inhumanos de carácter similar que acusen
intencionalmente grandes sufrimientos o atenten gravemente contra la
integridad física o la salud mental o física.”
Pag. Web: Hipertextual

La magnitud del fenómeno que desaparece y hace desaparecer se extiende en un tiempo en que las incongruencias gubernamentales no dan certezas, no aplican leyes existentes y tampoco crean y avalan las cámaras otras más contundentes.

Revela la lectura del libro que la desaparición forzada es identificada como crimen de Lesa Humanidad que resulta más perverso que el caso de otro tipo de desaparecidos porque viola el derecho a la resistencia, a la organización social. “Viola la libertad de pensamiento”.

Uno de los motivos de desapariciones de esta índole tiene que ver con ideólogos, activistas sociales y defensores de Derechos Humanos.

“En ese sentido el Estado mexicano ejecuta los más abominables crímenes en contra del pueblo, desarrolla y perfecciona medidas contrainsurgentes para tratar de inhibir, coartar y abortar todo proceso de organización; y una de sus estrategias tácticas es el terrorismo”.

El Partido Democrático Popular Revolucionario (PDPR), el Ejército Popular Revolucionario (EPR), al tener conocimiento el 25 de mayo de 2007 de la desaparición forzada en Oaxaca de los luchadores sociales Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, los reivindican como sus integrantes y demanda su aparición con vida.

¿Dónde los tienen?

Si partimos de la afirmación de que en la pregunta se encuentra la respuesta tajante: de que los tienen donde los tienen, donde sólo “ellos” saben porque comparten un “secreto de familia”; donde el poder se congratula, se mofa y se alimenta.

¿Y quiénes detentan el poder en nuestro país? “Ellos” el poder represor, los que hacen desparecer a aquellos que identifican como peligro ideológico que enciende, que despierta conciencias.

¿Dónde los tienen?

La magia de los magos fascina porque hacen desaparecer y aparecer aquello que desaparecieron. Pero aquí nada tiene que ver la magia ni el imaginario fantástico, porque las cantidades de desaparecidos en nuestro país resulta alarmante.

Pareciera que existen en nuestro amado y enfosado México, zonas extraterrestres donde aquel que pasa por ellas es extraído y subido a una gran nave y llevado a otro planeta. ¿A un campo militar por ejemplo? ¿Para estudiarlos más de cerca?

En nuestro país todos los días aparecen informes de personas de diversos sexos, colores y edades que reportan como “desaparecidos”. Los desaparecidos en México son una realidad donde la ignominia está presente y visible.

¿Dónde tienen a Gabriel Alberto Cruz?

¿Dónde tienen a Edmundo Reyes Amaya?

“En julio del 2014, el noveno tribunal del poder judicial de la federación asentado en el Distrito Federal, emitió un fallo a favor del amparo interpuesto por la asesoría jurídica del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos Hasta Encontrarlos desaparición forzada por la detención de los luchadores sociales Gabriel Alberto Cruz y Edmundo Reyes Amaya, acontecida en la ciudad de Oaxaca el 25 de mayo de 2007, reinvindicados por el Partido Democrático Popular Revolucionario, Ejército Popular Revolucuinario (PDPR.EPR)”.

“Fundamentalmente se exige que a los familiares de las víctimas se les permita el acceso a la investigación que consta de XXIII tomos de por lo menos de mil 500 fojas cada uno; se cite a comparecer a instancias federales, principalmente al ejército…Para cerrar el círculo de la actuación conjunta entre pueblo y abogados, se presenta la necesidad de ir a los espacios de acción del movimiento popular a presentar los avances del caso y a la vez dar a conocer con ampliación de detalles, el verdadero alcance de esta resolución judicial, que si bien, el marco jurídico la limita sólo a los casos de Gabriel y Edmundo, eso no quita que como parte del ideario colectivo del pueblo, se suma a las herramientas de lucha y búsqueda y cómo puede sentar un precedente en la lucha por llevar la justicia a otros casos de de desaparición forzada en el país”.
En este registro y valioso documento sobre la Gira Nacional, también se hacen remembranzas y recuentos de memoria familiar y vida cotidiana de Edmundo y de Gabriel, donde se deja ver que la solidaridad y su visión para accionar socialmente eran características insoslayables en ambos.

En el “Comité de Familiares Detenidos y Desaparecidos: Hasta Encontraros”, las mujeres personajas que encabezan la búsqueda Nadin Reyes Maldonado, Lucina Maldonado, Margarita Cruz Sánchez y Zita Loyo, se tornan entrañables a lo largo de la lectura; su entrega y ejemplo abre camino para que otras mujeres también se atrevan a denunciar los atropellos de los que son objeto, o si tienen desaparecidos se armen de valor para que los visibilicen con nombre y apellidos y que no logren borrarlos del mapa.

“La demanda de la presentación con vida fue abrazada de manera desinteresada por diversos sectores del pueblo, donde jugaron un papel importante connotadas personalidades del México cultural, intelectual y científico, como el escritor Carlos Montemayor, el periodista Miguel Ángel Granados Chapa el obispo Samuel Ruiz, hoy finados; también el antropólogo Gilberto López y Rivas, entre otros; eso fue reconfortante , al ver que la lucha por la presentación con vida de los detenidos-desaparecidos es una demanda del pueblo en general ante aberrantes crímenes de lesa humanidad”.
El libro también registra paso a paso los hechos que se van suscitando en su recorrido por 9 estados de la República Mexicana: Oaxaca, San Cristóbal de las Casas; Xalapa y Orizaba, Veracruz; Villa Hermosa, Tabasco; Puebla, Pachuca, Hidalgo; Morelia, Michoacán; Guadalajara, Jalisco y el Distrito Federal.

518 páginas componen este libro que abarca también notas periodísticas y pormenores de la gira, así como un registro fotográfico. Pronunciamientos, conferencias magistrales y testimonios.

Otros mundos, otras realidades se acercan y nos hablan, nos susurran a gritos su paso por una tierra que se palpa injusta y solidaria, violenta y solidaria porque en el camino también se van enlazando certezas.

La recopilación que se realizó viene a formar un documento histórico necesario, que registra los hechos que acometieron a Gabriel y Edmundo, luchadores sociales en aras de que la verdad se visibilice y se comparta. Y que los que no saben sepan, que la verdadera historia de nuestro país la hacen sus ciudadanos, el pueblo mexicano.

¿Y qué es el pueblo?

Concepto cuasi desaparecido arteramente que designa y señala al otro diverso y heterogéneo.

Al pueblo se le refiere como ese ser molesto que descompone el maquillaje de cualquier civilización, sus pequeños grupos en movimiento y las redes que va entretejiendo, incluso subterráneamente, resultan una amenaza para un orden establecido por unos cuantos. Para el pueblo la indiferencia de los grupos de poder, el desconocimiento y el rechazo. Una de las características de un pueblo es su intercambio colectivo.

Y lo peor que le puede pasar a un pueblo es el silencio más absoluto, señala Genevieve Bolléme en su estudio “El pueblo por escrito”.

Por eso cuando un pueblo busca con mayor apremio o urgencia dejar plasmada su propia palabra, sus imágenes, sus ideas en cualquier lugar o espacio visible es en momentos de tensión social, para confrontar lo establecido y para tomar un lugar, un espacio con la palabra, aunque el poder oprima al pueblo para que este no hable, no se exprese.

Por eso me parece que este registro reunido en el libro cumple su cometido, muestra como por varias vías alternas y diversos actores en colectivo y accionando, pueden filtrar y visibilizar la verdad. Y cómo de los dedos crispados del poder, un agua verdadera corre y se desliza para mostrar la realidad de un México que surge de las profundidades de su pueblo, el que no está dispuesto a tolerar un mundo virtual y mentiroso en el que pretenden sumirlo hundirlo desaparecerlo.

Se acercan
se alejan
se acercan
se alejan
los montes
la selva
las olas
del mar
¡Escucha!

¿Cómo decir hermano
sin que me hiera?
¿Cómo decir hermano
sin que me tiemble?

(Comentarios leídos el domingo 8 de octubre de 2017 en la explanada de la Plaza Melchor Ocampo en el plantón del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, FNLS “Por la presentación con vida de los detenidos, desaparecidos desde ayer y hoy”).

La entrada Desaparición forzada en México, caso: Gabriel Alberto Cruz y Edmundo Reyes se publicó primero en Michoacán.


Ver en línea : http://michoacantrespuntocero.com/d...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?