RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > ARGENTINA > Editorial N° 116 El Roble de Octubre: “¿Después de las elecciones (...)

Editorial N° 116 El Roble de Octubre: “¿Después de las elecciones qué?”

Lunes 2 de octubre de 2017, por Periódico El Roble

Llegó Octubre y pareciera que el destino de los habitantes del país se define según los resultados en las urnas. El oficialismo, luego de haber quedado bien parado tras las PASO, parece envalentonado e intenta arrasar con todo a su paso. Ataca a sindicalistas de todos los colores, habla de mafias judiciales, mediáticas, gremiales y académicas. A la luz de los hechos, se trasluce que ataca a los jueces que osan en no dictar a su gusto, a los medios que expresan voces medianamente críticas, sindicalistas que no se alinean y contra los científicos del Conicet. Para los pibes y pibas que luchan por la educación y han tomado decenas de colegios contra la reforma educativa, no se ahorraron adjetivos para descalificarlos, con más fuerza cuanto más demostraban los y las estudiantes tener clarísimo por qué se movilizaban.

Ataques mediáticos, represión para laburantes y pueblos originarios, persecución judicial para opositores. A todo hecho mano el gobierno para encausar el descontento y tapar las críticas.

Por el lado de la dirigencia de la “oposición” peronista, en todas sus variantes, hacen la plancha. Cacarean en algunos programas de televisión y mandan a “votar bien” a sus bases que lógicamente se agitan cuando ven que hay más misiadura, falta el trabajo y suben los precios. No se apuesta a la lucha y la movilización. Se deja, en los hechos, todo para la contienda electoral.

Lo que verdaderamente está en juego en estos momentos es cómo y hasta dónde el conjunto de los patrones pueden defender sus ganancias. Presionan sin tregua para que avancen las reformas laborales. La táctica del gobierno en este sentido no será con un gran paquete de leyes como en Brasil, sino dirimir sector por sector, con cada gremio. En lo concreto, esto implica modificaciones en los convenios laborales, mayor flexibilización para contratar (y despedir), reformar la justicia laboral para que tampoco podamos hacer juicio e incluso la reforma educativa, que plantea que los estudiantes tengan que trabajar gratis en su último año de estudio (disfrazándolo de “capacitación”). La burocracia sindical tiene un papel clave en permitir toda esta entrega, pero esto ya no es novedad.

A las intenciones de la clase capitalista sólo se opone la resistencia que podamos desarrollar los trabajadores y trabajadoras en las calles, organizados y luchando. No hay otra salida. No hay margen para otra cosa. No estamos en contra de votar por alguna opción no patronal. Pero hacer visibles todas las violencias contra las mujeres, que siga activa y en agenda la búsqueda con vida de Santiago Maldonado, la lucha contra los despidos, el freno parcial a las intenciones de vaciar el ferrocarril, no podrían tener curso sin la movilización de grandes sectores. No es cuestión de buenos o malos políticos, es la lógica de una sociedad dividida en clases, donde unos viven del trabajo que hacen otros. El Estado, que puede cambiar su maquillaje según haya o no torta que repartir, está para garantizar la ganancia de los empresarios. Así se explica la agudización de hechos represivos, en donde el macrismo hace uso y profundiza herramientas que le fueron heredadas. Porque desde luego, estos planes contra la clase trabajadora generarán más descontento y el gobierno sabe que no pasan sin represión.

Por eso, repetiremos hasta el hartazgo, no hay más remedio que la unidad de los sectores democráticos y combativos del movimiento obrero que, junto a otros sectores en lucha, pueda movilizar a las masas obreras y populares en defensa de los intereses que nos unifican como clase.

Descargar PDF para leer desde acá.

Equipo de El Roble.


Ver en línea : http://argentina.indymedia.org/news...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?