RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > ARGENTINA > El monstruo pierde poder cuando entendemos lo que está pasando

El monstruo pierde poder cuando entendemos lo que está pasando

Sábado 23 de septiembre de 2017, por ANRED - LR (redaccion@anred.org)


El pasado jueves 21 de Septiembre, día de las y los estudiantes, y la primavera, se estrenó “It”, una reversión de la novela del escritor Stephen King. La juventud, tan golpeada por los medios masivos de comunicación en estos días, tiene un rol primordial en la lucha contra el poder instituído y el “no te metas”. Lejos de spoilear, en el artículo se intenta hacer una relectura de dicho personaje colectivo en la obra estrenada hace unos días. Por Víctor Estigarribia para ANRed.

Confieso que no he leído el libro de Stephen King. Sin embargo, considero que la producción cultural del film es suficiente para pensar la masividad de su llegada a millones de personas en el mundo.

El terror fue pensado de muchas formas, y a modo personal, considero que más allá de los clichés propios del género, aún no hemos encontrado aquel terror que habla de nuestros tiempos, más allá de los elementos propios del arte gótico.

La obra “It” escapa de ello. Si bien, superficialmente, el miedo de los niños por los payasos (no analizaremos, pero bien quedaría para otro, la significación de éste payaso que conquista con globos) es causa y motivo suficiente para mantener el temor, y el mal pueda alimentarse, la trama desarrolla otra cuestión urgente.
Los amigos deben estar unidos para que Eso no los lleve, deben ser solidarios para poder vencerlo, ante las desapariciones que se llevan a cabo sistemáticamente en Derry. Eso, que se lleva principalmente a niñas, niños y adolescentes se alimenta por el temor de las personas.

Es ahí donde podemos hallar un personaje colectivo, la ciudad de Derry. Más allá de que el foco está puesto en la vida de estos siete infantes, la ciudad conforma el personaje más importante. La indiferencia de la población hacia los sucesos que ocurren a diario alimenta aún más a este mal.

Las desapariciones suceden, en un primer momento, por ésta ficcionalización del mal, alimentada por el miedo de la población. ¿Nos suena conocido?

Pero los jóvenes, quienes con valentía se enfrentan al poder, tampoco ven la situación muy llana. Entre ellos deben convencerse, arengarse, interpelarse, para no caer en la indiferencia de “somos niños, no se supone que deberíamos estar haciendo ésto”, que referencian a lo largo de la obra. A pesar de eso, la juventud es una muestra más de las (in)acciones de los adultos, quienes decidieron mirar hacia otro lado. Cabe destacar que actualmente muchos colegios están siendo tomados por la implantación de modelos educativos que no apuestan a la integración y a la educación de sujetos, sino a la formación de mano de obra precarizada.

La escritora y periodista Naomi Klein afirma “A través del shock, se fuerza a la gente a ser obediente”, al plantear la Teoría del Shock, la cual estipula que mediante las situaciones de stress emocional tanto a niver individual – y colectivo- se puede dominar a las sociedades.

Los jóvenes toman la iniciativa y deciden luchar contra el poder. Afirman que si ellos estarían en el lugar de alguno de los chicos desaparecidos, también les gustaría que alguien los busque y ese sentimiento de solidaridad ante el “no te metas”, también es parte de esta valentía: la empatía. El poder de la unidad logra vencer al monstruo.

El monstruo pierde poder cuando la gente entiende todo lo que está pasando. Ese es nuestro factor de miedo: el desconocimiento ante la construcción de la realidad.
A razón de esto, Christopher Frayling afirma: “El género terror es el que encierra el secreto de la ficción (…) Los cuentos infantiles, los más ficticios de todos, son casi todos cuentos de miedo. Crímenes terribles, que nos espantarían saberlos reales, se vuelven seductores y excitantes cuando nos los cuentan al oído”

El miedo individual no nos permite accionar, pero la organización ante lo desconocido y que Eso desconocido deje de serlo es la clave para vencer.

La juventud, una vez más, nos demuestra que ante los asesinatos, desapariciones forzadas, imposición de medidas que van en contra del beneficio social, se despierta, se levanta y se enfrenta a ese monstruo.


Ver en línea : http://www.anred.org/spip.php?artic...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?