RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > ARGENTINA > 11 años sin López: desaparecidos, agraviados y reprimidos

11 años sin López: desaparecidos, agraviados y reprimidos

Miércoles 20 de septiembre de 2017, por Comunicación CTA Rosario

Foto: Héctor Rio

Dicen que quienes desaparecen están en cada voz que se alza por su aparición, en cada paso que se da sobre la tierra exigiendo que los devuelvan. Por ende los agravios a quienes se esfumaron en la impunidad del poder, son agravios a quienes los buscan y visceversa.

Por eso, a 11 años de la desaparición López, padre, albañil, militante y testigo clave en la causa contra el genocida Miguel Etchecolatz que lo condenó a cadena perpetua por delitos de lesa humanidad, el reclamo por aparición y justicia no cesa.

Menos con un nuevo caso de desaparición forzada: el de Santiago Maldonado, artesano que el 1 de agosto de este año fue visto por última vez en el Pu Lof en Resistencia de Cushamen, Chubut, durante una represión de Gendarmería Nacional a los territorios mapuches vendidos al multimillonario Benetton. Menos mientras a la par de las marchas este lunes, la comunidad que visitaba el joven sufría un violento allanamiento, con testigos claves maniatados, casas destruidas, una mujer presa y ninguna noticia sobre el paradero de Maldonado.

López, Maldonado y Perassi: un solo grito por aparición y justicia

Además en Santa Fe retumbaba otro aniversario: seis años de la desaparición de Paula Perassi en San Lorenzo. La joven madre se sospecha que tuvo un aborto no consentido durante el cual murió. Posteriormente su entonces amante, la esposa del mismo, la abortera, un empleado y efectivos policiales consagraron un plan para perpetrar el hecho, esconder el cuerpo y garantizar impunidad. Aun no se sabe dónde está.

Todos los desaparecidos y desaparecidas sufren similar trato cuando los casos se mediatizan: o son terroristas especialistas en clandestinidad, o putas que no se sabían cuidar lo suficiente, obsesivas de un amor prohibido, drogones, faloperos, hippies, entre otras. Por lo general algún camionero (cuyos antecedentes no merecen especial atención por los panelistas y opinadores) dice llevarlos o haberlos visto para desviar la atención. La novedad con Maldonado es que hasta se estimó que había muerto antes acuchillado y se hizo todo para poner en duda su propia presencia en Chubut.

En todos los casos de desaparición siempre en alguna instancia, aparece personal de alguna fuerza provincial o nacional implicado en la perpetración del crimen y/o su posterior encubrimiento. Por eso cada nueva silla vacía se repiten las consignas: aparición con vida ya y desmantelamiento del aparato represivo del Estado.

Masiva marcha en Rosario

La Plaza Montenegro se llenó de manifestantes. De allí una columna encabezada con una bandera que exigía la aparición de López y Maldonado, se dirigió hacia Plaza 25 de Mayo. Se notó una amplia presencia de organizaciones barriales y estudiantiles, con una proliferación de consignas. Hablar de cada desaparecido es hablar de cientos de cuestiones y de sobre ellas gritan los carteles.

En el acto no hubo oradores, sí un documento unitario expresado en las voces de diversas agrupaciones. “Tuvo una fuerte impronta centrada en los 11 años de la desaparición de López, vinculados con cada uno de los otros casos desde la violencia policial y la modalidad de represión por parte de las fuerzas de seguridad, que claramente no han abandonando la práctica de la desaparición forzada. Por eso aparecieron los nombres de Franco Casco y ‘Pichón’ Escobar, dos jóvenes que en distintas circunstancias encontraron como destino la muerte y el Río Paraná tras toparse con efectivos de la policía provincial”, expresó Gustavo Martínez, Secretario General de la CTA Autónoma Provincia de Santa fe.

El dirigente hizo referencia a la costumbre de “descalificación de las víctimas” en donde se pone a funcionar “el andamiaje mediático al servicio de los poderosos”. Y alertó que en el caso Maldonado “es el gobierno nacional en su conjunto el que asumió el rol de encubrimiento de lo que hizo una fuerza a su mando”. Por eso resaltó que “a esta altura del desarrollo de los hechos, los silencios, los encubrimientos y difamaciones no sólo deberían renunciar Bullrich, Noceti y Garavano” (Ministra de Seguridad, su segundo y el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, respectivamente).

“No hay posibilidad de desaparición forzada e impunidad en Argentina y me animo a decir en el mundo, sin contar con todo o algún sector de alguna fuerza que tenga complicidad o dé apoyatura logística”, sentenció el dirigente.

La única voz que salió del documento en el acto, fue la que alertó sobre la detención de una mujer de la comunidad Mapuche de Cushamen durante el megaoperativo realizado ayer, tras el cual también se supo que el “testigo desprotegido” del caso Maldonado estuvo doce horas maniatado. También se conocieron en horas posteriores otros allanamientos a comunidades originarias, lo que marca que el caso Maldonado es la punta de lanza de una nueva ‘conquista del desierto’ donde hay que borrar del mapa a quienes obstaculizan los negocios.

“Hay que ser claros: el provocador Juez Guido Otranto, los encubridores del gobierno nacional y provincial y Gendarmería Nacional lo que están haciendo es cumplir el compromiso asumido con el multimillonario Benetton de que no iba a tener problemas ocupando esos terrenos ancestrales mapuches. Va a pasar, ya está pasando lo mismo con otros territorios. Es nuestra obligación estar cada vez más movilizados, porque no queremos más desaparecidos y queremos recuperar a quienes se llevaron”, dijo Martínez.

*Comunicación CTAA

Nota vinculada:


Ver en línea : http://argentina.indymedia.org/news...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?