RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > ARGENTINA > "El ataque a la prensa fue una directiva del poder político"

"El ataque a la prensa fue una directiva del poder político"

Viernes 15 de septiembre de 2017, por ANRED - C (redaccion@anred.org)


Comunicadores/as detenidos/as por personal de la Policía de la Ciudad mientras cubrían la represión policial tras la multitudinaria movilización del 1 de septiembre en la Ciudad de Buenos Aires a un mes de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, realizaron ayer por la tarde una charla informativa en el Salón Bicentenario de la Universidad de Avellaneda (UNDAV), donde relataron los detalles de los maltratos que sufrieron mientras estuvieron detenidos/as y contaron cómo continúan las imputaciones en su contra por el sólo hecho de comunicar lo que sucedía. Frente a un auditorio colmado, fueron acompañados por un representante del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa), un abogado del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), una integrante de la CORREPI e integrantes de la Campaña Nacional Contra las Violencias Hacia las Mujeres. Éste viernes 15 a las 12 realizarán una conferencia de prensa en la Legislaura porteña. Por ANRed.

La charla informativa - realizada dos semanas después de las detenciones irregulares sufridas por los/as comunicadores/as, y organizada por el centro de estudiantes - comenzó a las 18.30 en el Salón Bicentenario de la Universidad de Avellaneda (UNDAV), con una nutrida presencia de estudiantes en el auditorio, y giró en torno al relato de los detalles de los maltratos sufridos a manos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y, principalmente, el análisis de la avanzada represiva nacional contra el campo popular y los/as comunicadores/as en particular.

"Tenemos que organizarnos los medios de comunicación"

Paola, una de las fotógrafas detenidas aquella noche del 1 de septiembre, relató su detención, resaltó el apoyo que se sentió en todo momento de parte de organizaciones sociales y políticas afuera, tanto en la comisaría en la que estuvo detenida como en los tribunales de Comodoro Py (donde tuvo que brindar declaración indagatoria, junto a los/as demás detenidos/as, ante el juez Marcelo Martínez de Giorgi), y dejó la pregunta: "¿Cuánto realmente las fuerzas policiales nos están cuidando cuando pasan éstas cosas?". Además, hizo un llamado: "Tenemos que organizarnos los medios de comunicación".

"Es importante el rol de la comunicación popular"

Otro de los comunicadores detenidos aquella noche mientras filmaba para el medio comunitario Antena Negra TV (ANTV), Juan Pablo Mourenza - del Colectivo DTL! e integrante de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA) - remarcó la importancia de "estar organizados", porque "gracias a la organización y a la lucha hoy estamos afuera". También destacó el rol de los medios comunitarios, alternativos y populares, que " tienen más de 20 años de construcción en la Argentina", y señaló que "todo el tiempo sufrimos el ninguneo. El "ellos no son periodistas, no son trabajadores de prensa". Y sí. Sí lo somos. Quizás a nivel profesional muchos no lo seamos, pero sí comunicamos y es importante el rol de la comunicación popular".

"No quieren que estemos registrando lo que está sucediendo. Saben que van a infringir la ley y quieren borrar pruebas"

Por su parte, Tomás Eliaschev, periodista integrante del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa), relató que el 1 de septiembre el sindicato se movilizó a Plaza de Mayo también para pedir la aparición con vida de Santiago Maldonado. "La masiva movilización debería haber sido la tapa de todos los diarios al día siguiente - sostuvo - Pero montaron el escenario para que la tapa sea otra. En el marco de la represión y de las detenciones arbitrarias, hubo una particular violencia direccionada contra los trabajadores y trabajadoras de prensa".

"Estas 6 detenciones no son hechos aislados - destacó Eliaschev - Forman parte de un dispositivo de enorme violencia contra los trabajadores y trabajadoras de prensa. Repudiamos el accionar de la Policía de la Ciudad. Responsabilizamos al ministro de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Martín Ocampo, y por supuesto a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, porque consideramos que ha sido una directiva que ha emanado desde lo más alto del poder político éste ataque contra la prensa."

El referente del SiPreBa también repudió el intento de aplicación por parte del gobierno nacional del "Protocolo de Actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado en Manifestaciones Públicas", por no tener "ninguna validez legal". Además remarcó que "ese protocolo establece una zona determinada donde los trabajadores de prensa teníamos que estar cuando se desarrollan los incidentes para no entorpecer el accionar policial. No quieren que estemos registrando lo que está sucediendo. Saben que van a infringir la ley y quieren borrar pruebas".

Finalizó invitando a los/as presentes a una conferencia de prensa que se realizará éste viernes 15 a las 12 en la Legislatura porteña para denunciar la violencia policial contra la prensa luego de la marcha por la aparición de Santiago Maldonado, donde estarán presentes los/as comunicadores/as detenidos/as, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreba), la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA), la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) y la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN).

"Nos dijeron: ’Ustedes van a ser los próximos Santiago Maldonado’ "

Marcos Guerra, otro de los fotógrafos, contó que en el momento de su detención se produjo cuando, mientras cubría fotográficamente, recriminó a uno de los efectivos haber pateado a un abuelo en medio de la represión. "En ese momento, uno me señala, y me detienen - relató - Empiezo a gritar que soy de prensa. Lo único que escuché de parte del policía es que yo no estaba ahí, que yo no iba a estar. Y luego arriba del camión policial junto a otros compañeros tuvimos que escuchar que nos digan ’Ustedes van a ser los próximos Santiago Maldonado’. Responsabilizo personalmente al Estado nacional por la situación en la que estamos. Nadie tien que soportar ésto. Nosotros tenemos los equipos secuestrados. Y todos tenemos una causa".

"No fue algo espontáneo, fue una represión premeditada"

También participó de la charla informativa Kalem, integrante de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), quien patrocina - a través de la abogada y militante María del Carmen Verdú - a varios/as de los/as detenidos/as el 1 de septiembre. "Al enterarnos de los detenidos, inmediatamente el grueso de la agrupación se movilizó a las comisarías, y durante toda la noche se estuvo frente a las comisarías - relató - Se lograron hacer las listas sobre la gente detenida. La presión que se generó en la comisaría hizo que las declaraciones indagatorias, que se iban a hacer un lunes, las adelantaran 24 horas, el domingo a la mañana, lo que significó un día menos de estar detenidos y detenidas. Y en los tribunales de Comodoro Py, la presión hizo que las declaraciones se tomen ese día, y que los compas fueran liberados a la madrugada".

Luego detalló los pasos que siguen en la causa, luego de la excarcelación de los detenidos: "Hay una segunda instancia, es el sobreseimiento y que se puedan cerrar las causas armadas por las que estuvieron detenidos. Todas las testificaciones de la policía eran totalmente armadas. Luego seguiría la instancia de la denuncia contra la policía, que es la responsable material y los respoonsables políticos e intelectuales que dieron las órdenes. Aparte de las detenciones, también por los maltratos, los falsos testimonios y lo que le hicieron a dos de las chicas detenidas, que las hicieron desnudarse".

"Entendemos como organización que ésto no fue algo espontáneo que se dio, sino que fue una represión premeditada - remarcó la integrante de CORREPI - Había que conseguir detener gente. Había que correr el eje de atención. Y no se habló del cuarto millón de personas que habían estado en Plaza de Mayo exigiendo la aparición con vida de Santiago Maldonado y la renuncia de Patricia Bullrich, denunciando al Estado como responsable".

La militante de CORREPI trazó un paralelo entre éstas detenciones y la represión que se dio en el desalojo de la Sala Alberdi en marzo de 2013, donde "además de las detenciones arbitrarias hubo una represión especial contra la prensa que estaba registrando lo que sucedía en ese momento". En ese desalojo, dos fotógrafos de la RNMA, Esteban Ruffa (de ANRed) y Germán Darío de los Santos (de DTL!), fueron heridos por la ex Policía Metropolitana (hoy Policía de la Ciudad) con balas de plomo, junto a otro manifestante, también herido. Hecho por el cual se logró llevar a juicio a tres policías imputados, dos de los cuales la justicia absolvió y a una le dio apenas tres años de prisión en suspenso y tres años de inhabilitación en el cargo por "abuso de armas" y "lesiones".

"Hubo una afectación del derecho de defensa"

El abogado Ariel Somoza, integrante del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) y representante de Daniel Lara, estudiante de fotoperiodismo de ARGRA denunció: "Muchos de los abogados que pertenecemos a organismos no nos dejaron ver a los detenidos. La realidad es que la incomunicación es para los familiares o amigos, no para los abogados. Desde el vamos había una afectación del derecho de defensa. Había mucha desinformación en las comisarías. Luego nos enteramos que ocurrieron todo tipo de vejaciones. Daniel Lara tenía todas las muñecas lastimadas por las esposas que tenía puestas. Gracias a la presión de los organismos de DD.HH. pudimos lograr adelantar las indagatorias un día", precisó.

"Nos han declarado la guerra"

Por su parte, el fotógrafo de Clarín Pepe Mateos contó que estuvo en "muchísimas situaciones de conflicto, donde la policía ha estado al borde de la represión, sin llegar al nivel del otro día" y luego sentenció: "nos han declarado la guerra a la clase trabajadora, al pueblo. Están generando éstas condiciones para sometimiento de todo tipo. La resultante de ésta represión es que estemos acá tratando de generar una presión política. Tenemos que pasar de ser reprimidos, a ser actores políticos. Es la única manera con la que vamos a defendernos de éstos ataques".

"El movimiento feminista fue un laboratorio de la represión del 1° de septiembre"

Dos integrantes de la Campaña Nacional Contra las Violencias Hacia las Mujeres intervinieron señalando que "nosotras venimos viviendo represiones similares a las del 1 de septiembre. El movimiento feminista fue un laboratorio de la represión. Ya nos pasó en el Encuentro Nacional de Mujeres de Mar del Plata o Rosario. En la represión del 1° todos sufrieron la represión policial, pero las mujeres en particular. Sobre los cuerpos femeninos, migrantes y pobres recae mucha más violencia. Hubo una compañera que la desnudaron, que la amenazaron. Hay cada vez más mujeres policías de civil. Sabemos que nos están esperando en Chaco, donde se hace el próximo encuentro".

"Cada cartucho policial usado fue un mensaje para disciplinar"

Esteban Ruffa, de ANRed y herido por la ex Policía Metropolitana con balas de plomo en marzo de 2013 durante el violento desalojo de la Sala Alberdi, relató su experiencia como comunicador reprimido: "Ese día el estado estuvo más presente que nunca, pero desde el lado disciplinador. Cada cartucho policial usado fue un mensaje para disciplinar. Es un mensaje a la sociedad en su conjunto. Esa represión no arrancó ahora. Todo Estado disciplina y lleva adelante políticas represivas. Y nosotros en particular recibimos ese disciplinamiento cercenándonos nuestro derecho a comunicar con nuestras armas, que son nuestras cámaras, grabadores, papel y lápiz. Pero éste disciplinamiento también nos va juntando y fortaleciendo".

Volver a poner el eje: aparición con vida de Santiago Maldonado, libertad a Facundo Jones Huala y prórroga de la Ley 26.160

Para que, en línea con lo promovido por el gobierno nacional, el eje no se termine corriendo, por supuesto la charla finalizó con todos/as los/as comunicadores/as posando para los fotógrafos con carteles con consignas en pedido de la aparición con vida ya de Santiago Maldonado, la libertad del lonko mapuche Facundo Jones Huala y el pedido de prórroga de la ley 26.160, que protege las tierras de los pueblos originarios ante el intento de desalojos en todo el territorio nacional.

Santiago Maldonado se encuentra desaparecido hace ya hace 45 días, tras la salvaje represión llevada adelante por la Gendarmería Nacional el 1 de agosto contra la comunidad mapuche de la Pu Lof en Resistencia de Cushamen, Chubut, que se encuentra con un litigio de tierras con la empresa multinacional Benetton. Todas las pruebas y testimonios apuntan a que la culpable de su desaparición es esa misma fuerza, amparada públicamente hasta el momento por la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, y el presidente Mauricio Macri.


Ver en línea : http://www.anred.org/spip.php?artic...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?