RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > ARGENTINA > Reforma educativa en CABA: la reunión que no fue y una lucha que se coordina (...)

Reforma educativa en CABA: la reunión que no fue y una lucha que se coordina y crece

Jueves 14 de septiembre de 2017, por ANRed - Sur (redaccion@anred.org)

En la tarde del miércoles, la ministra de Educación porteña se negó a recibir a varios de los colegios a los que había citado, además de no aceptar los documentos elaborados por losdocentes. Las y los estudiantes se concentraron rápidamente en la puerta del Ministerio para repudiar lo actuado por la ministra. Más tarde se reunió una Multisectorial contra la reforma donde tomaron la palabra y coordinaron actividades los diferentes actores de la comunidad. Se prepara una gran movilización contra la Secundaria del Futuro para el viernes 15. Por Nicolás Rijman para ANRed

“Estamos concentrando acá en rechazo a la respuesta que dio la ministra Soledad Acuña que nos citó a una reunión para discutir el tema de la Secundaria del Futuro y no dejó entrar a muchos compañeros que representaban colegios tomados, que son más de 20. Con esta medida la ministra está buscando dividir al movimiento estudiantil. Ya son más de 40 los colegios que se están movilizando. Lo que va lograr es redoblar las fuerzas de los estudiantes y que el viernes seamos muchos más estudiantes de los que fuimos la movilización pasada. Será a 41 años de La Noche de los Lapices, rechazando la Secundaria del Futuro y exigiendo la aparición con vida de Santiago Maldonado”, comentó a ANRed Iván, presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela Técnica N° 32 y uno de los estudiantes que se concentraron en la tarde del miércoles frente al Ministerio de Educación porteño.

Por su parte, Amanda Martín, secretaria general adjunta del sindicato Ademys, añadió que “los docentes teníamos organizada la entrega de cartas educativas de las escuelas piloto y no piloto explicando y argumentando pedagógicamente a la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires los motivos por los que rechazamos que se aplique en el 2018 esta reforma anti-educativa. Por otra parte, los estudiantes, que están aquí concentrados en las puertas del Ministerio, tenían pactado una reunión previa con la ministra. No dejaron entrar a las escuelas que están tomadas, como una medida discriminatoria que justamente no alienta al dialogo. Los estudiantes se quedaron aquí en la puerta y se concentraron más y más. Se desarrolló una reunión con algunos Centros de Estudiantes, los que pudieron entrar. Nosotros quisimos entregar las cartas y nos dijeron que no podían recibirlas hoy. Este jueves a las 11 de la mañana vamos a volver al Ministerio de Educación con una delegación pequeña en representación de varias escuelas, porque es día laborable, para presentar las cartas que representan el resultado del debate en las escuelas que se han auto-organizado en asamblea y han escrito interesantes documentos con importantes argumento de política educativa que son los que verdaderamente importan a la hora de discutir una reforma de esta envergadura. La ministra de Educación está intentando aplicar esta política de manera totalmente inconsulta, cuando todavía está en funciones la Nueva Escuela Secundaria (NES) en tercer año y no hay un solo egresado de esa reforma. Quieren avanzar con otros aspectos y toda la comunidad educativa los está rechazando”.

“Cuando llegaron a la reunión con la ministra Acuña, se encontraron con que la funcionaria decía que no recibe ni a colegios tomados, ni a docentes haciendo paro. La ministra no quiere escuchar a ninguno de los estudiantes, ni docentes que hoy están luchando. Cuando nos dimos cuenta de eso, salimos muchos secundarios a concentrarnos frente al Ministerio para que vea que no vamos a parar hasta que baje esta reforma”, señaló Magali, del colegio tomado Carlos Pellegrini, luego de hablar en una asamblea sobre la Av. Paseo Colón.

Rechazo de la comunidad educativa

Martín detalló para ANRed algunas de las críticas que hacen a la Secundaria del Futuro: “La reforma tiene al menos tres núcleos problemáticos. El primero tiene que ver con el recorte de contenidos a enseñar. Un reemplazo de los contenidos de disciplina por lo que se denomina hoy ‘habilidades blandas’, que son los requisitos de las empresas. El segundo núcleo tiene que ver con el cambio de la metodología de la enseñanza, algo que no está completamente desarrollado en los documentos del Ministerio, pero que tiene que ver con tutores o facilitadores mediados con tecnología, es decir, un reemplazo y una amenaza al trabajo de los docentes. Y un tercer aspecto, que salió más en los medios y que rechazan fuertemente los estudiantes, es el reemplazo de contenidos del quinto año tal cual lo conocemos hoy por trabajo en empresas vinculados a proyectos de emprendedurismo, O sea la preparación en la secundaria como mano de obra barata para las empresas. Siempre hay que tener en cuenta que la reforma que quieren aplicar sin debate alguno tiene que ver con la avanzada anti-laboral del gobierno y nosotros entendemos que quieren una formación de mano de obra precarizada para reemplazar a los trabajadores en las empresas con menos derechos y menos salarios”.

“La reforma educativa que plantea este gobierno implicaría que la mitad de la cursada de quinto año sea trabajando para una empresa privada. Nosotros no vamos a salir a trabajar. Queremos una educación digna de calidad, queremos techos que no se caigan, queremos colegios que no estén infectados de ratas y cucarachas y sobre todo no queremos estar al servicio de las empresas privadas. También tomamos los colegios con la consigna de aparición con vida de Santiago Maldonado, porque es un compañero que salió a luchar que todavía no aparece”, aclaró Magali.

Santiago, vocero del Centro de Estudiantes del Colegio Nicolás Avellaneda, informó a ANRed que “el colegio se tomó el martes después de asambleas masivas que decidieron sumarse a la medida en contra de la reforma llamada Secundaria del Futuro. Es una profundización inconsulta de la ya inconsulta NES de hace unos años en la Ciudad de Buenos Aires. No fue consultado ni con docentes ni con estudiantes, o sea con los que hacemos el día a día de la escuela pública, los que conformamos las comunidades educativas. La reforma viene con mucha improvisación y mucha desinformación a cambiar el método de enseñanza y aprendizaje en los colegios”.

Según Francisco, también del Pellegrini, “todas las materias se dividirían en grandes áreas. Educación Física estaría en el mismo que Lengua en un área que se llama Expresión, donde también se recortan contenidos. Además, los métodos de enseñanza y estudio pasan a ser con contenidos tecnológicos. Considerando que gran parte de los chicos de zona sur de la Ciudad van al colegio para comer, si no tienen para comer en su casa, mucho menos van a tener wi-fi en la casa. Apuntan a una escuela menos inclusiva”.

Las tomas

Francisco enumeró para ANRed algunos de los colegios tomados: Manuel Belgrano, Normal 1, Yrurtia, Plumerillo, Comercial 7, Carlos Pellegrini, Mariano Acosta, Nacional Buenos Aires, Julio Cortázar, Esnaola, Lenguas Vivas, Fader, Roca, Avellaneda, Lorca, Walsh y Padilla. En estos momentos ya estarían superando los 20. “Cada colegio tiene una coordinación con su comunidad educativa”, afirmó el estudiante del Pellegrini.

Iván comentó que su colegio actualmente no está tomado: “Tuvimos asambleas durante todo el día, cinco en total y varias en cada turno, donde discutimos acerca de la reforma. Discutimos movilizar este viernes con toda la fuerza posible para que nos den otra reunión con la ministra”. “En el Carlos Pellegrini funcionamos con asambleas todos los días para ratificar la medida y para hacer propuestas de actividades. Hacemos actividades todos los días. Hay comisiones de limpieza, comida, seguridad. Se encargan de la comida todos los días y de que el colegio esté más limpio. De hecho, creo que nunca vi al colegio tan limpio como ahora que está en manos de docentes y estudiantes. Se muestra así cómo cambia la situación. Hacemos asambleas, se escuchan la voz de todos, proponemos cómo vamos a seguir, hacemos actividades, sacamos el conflicto para afuera. Eso es lo que vamos a seguir haciendo. Vamos a cortar todas las calles de la ciudad si es necesario, vamos a hacer que el gobierno nos escuche”, aseguró Magali.

En relación al Nicolás Avellaneda, Santiago señaló que “la segunda asamblea del martes decidió por mayoría casi absoluta tomar el colegio. Nos dividimos en comisiones de seguridad, higiene y limpieza, comida y actividades. La idea es que en el colegio todo el tiempo circule gente con distintas propuestas de actividades recreativas, culturales y políticas y además que garanticemos cuidarnos entre nosotros y cuidar al colegio”.

La Multisectorial

Luego de las 19 horas, se llevó a cabo en el colegio Avellaneda, en el barrio porteño de Palermo, la reunión de la Multisectorial contra la “Secundaria del Futuro”, convocada por la Coordinado de Estudiantes de Base. Allí participaron diversos sectores de la comunidad educativa: secundarios, terciarios, universitarios, docentes, preceptores, bachilleres y padres buscaron profundizar la unidad. En esta asamblea multisectorial se reconoció el rol de vanguardia que están jugando los secundarios y se habló de la necesidad de tener una orientación común. Los y las participantes se mostraron dispuestos a participar de una verdadera reforma donde tuvieran lugar las opiniones e intereses de docentes y estudiantes.

Muchos de los participantes caracterizaron a la Secundaria del Futuro como parte de un proyecto ideológico profundo del macrismo estrechamente vinculada a la reforma laboral en ciernes. Contra esta orientación, reivindicaron una educación que forme ciudadanos críticos, más allá de la inserción en el mercado laboral. Para mostrar los modelos en pugna, pusieron como ejemplo el reciente debate por el tratamiento de la desaparición forzada de Santiago Maldonado en las aulas.

Muchos participantes denunciaron recientes atropellos policiales, tanto contra secundarios como contra docentes y estudiantes de bachilleratos populares. Para frenar estos “aprietes”, también se reivindicó la unidad y la masividad en las calles.

Por otra parte, algunos profesores y profesoras convocaron a parar y movilizarse para el 22 de septiembre, “con o sin la UTE”, añadió un delegado del gremio de los docentes porteños. Para diversos oradores, con las tomas no alcanza y hace falta mayor movilización y visualización del conflicto. “Hace falta concientizar en los colegios donde la organización no es fuerte”, consideró una preceptora y delegada de UTE.

Motivos para marchar

El viernes 15, un día antes de cumplirse 41 años de La Noche de los Lápices, está convocada una movilización que atravesaría el centro porteño desde el Ministerio de Educación de la Nación hasta el de la Ciudad. “Nos movilizamos en contra de la reforma. También exigiendo un protocolo contra casos de violencia de género en los colegios y la aplicación de la ley de Educación Sexual Integral”, señaló Santiago. “Nos parece una cita de honor tanto la marcha del 15 como la del siguiente lunes, cuando se cumple once años de la desaparición forzada de Jorge Julio López, desaparecido en democracia. El viernes y el lunes tenemos que ser miles en las calles para que aparezca Santiago y no olvidarnos de López”, remarcó Iván.


Ver en línea : http://www.anred.org/spip.php?artic...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?