RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > DEMOCRACIA > LA ADAPTACIÓN INTELIGENTE

España

LA ADAPTACIÓN INTELIGENTE

Sábado 31 de enero de 2004, por Oswaldo Roses

En lo social es necesario un equilibrio más tarde o más temprano, un equilibrio en donde imperen por igual los derechos individuales; y sólo esto se llevará a cabo por el establecimiento de unas reglas no libres para unos, sino libres o justas para todos.
- 
Así, en lo social el equilibrio no es sólo un procedimiento de adaptación a ciegas por decreto, sino una coherencia por voluntad y acción al arreglo de lo que está mal, es decir una reacción o, si se quiere entender, el equilibrio resulta ser una "inadaptación" -un aislamiento en cierto modo de acción- a las reglas que siguen aún creando ignorancias e injusticias. Por ejemplo, si Colón se hubiera adaptado socialmente nunca habría dado aquel paso tan importante de inadaptarse a la sinrazón; tampoco Galileo, Darwin, etc. Si en una sociedad se considera adaptado socialmente el que maltrata a una mujer, como anteriormente ha sucedido, pues el que no se adapta a eso, sino que "se enfrenta" con vergüenza y discernimiento a la sociedad y a la psiquiatría de turno -ya que estaba unida a los atavismos a lo loco con bonitas palabritas-, es en verdad el equilibrado.
- 
Porque coherencia no significa adaptarse, alineación, reírle la gracia a los poderosos, a los machistas, a los xenófobos o a los hipócritas, no, sino algo más gracioso: una pura aspiración a un poquito de vergüenza desalineadora, aunque cueste cierta inadaptación social, una incomprensión inevitable -pero tal hecho o decisión consigue adaptar la sociedad a un paso más adelante contra su inmovilismo, es decir sacarla de sus pozos del tabú y de la ignorancia, hacerla progresar-. Por ello, coherencia es resistirse a la resignación, a la sumisión, en aras
de una evolución que beneficie a todos por igual; enfrentándose a esos "monstruos" que ya hicieron inamovibles o estables sus grandes privilegios.
- 
Por supuesto que el ser humano debe adaptarse, sí, al tiempo que le toca, que vive, pero para afrontar sus problemas, no para contemplarlos, ni mucho menos para ayudarles a que queden decretados o adaptados indefinidamente. Así, en claridad, la adaptación inteligente nunca es una adaptación sin condiciones inteligentes, seguidista, pasiva, irreflexiva, sin condiciones independientes, sino ante todo una estimulación, una reacción, una crítica inadaptable al convencionalismo que justifica la sinrazón o la injusticia. Es un equilibrio, porque lo sustenta cualquier equilibrio, que desecha los errores, que desecha actuar de la misma forma que alimenta un error, que desecha el halago hacia quienes ya cuentan con demasiados medios de defensa y de recursos para conservar lo mismo de la misma manera. Por ejemplo, el diario ABC "censuró" la crítica al régimen dictatorial de Franco -porque lo demuestra el mismo contenido de todos sus números editados- y ninguneó la libre expresión y los derechos humanos; por lo que se espera que lo reconozca algún día. ¿He dicho reconocer?, no, eso no creo que lo haga ni en pintura. En España se manipula demasiado, nadie, nadie es responsable de nada, y por ejemplo se utiliza -como se ha hecho recientemente- información secreta por un medio de comunicación para objetivos electorales, aparte de manifestarse un espionaje "mafioso" contra partidos políticos. Películas se censuran -otra cosa es estar en desacuerdo- y los pactos pos-electorales deben ser los que diga el Gobierno.

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.