España

Publicado en línea el Martes 2 de diciembre de 2003, por Oswaldo Roses

Toda intervención en otro país no inducida por el diálogo, sino por la fuerza, es una intervención militar.

En hechos, existen bastantes pruebas donde el gobierno español anima al gobierno norteamericano a decidirse por la intervención en Iraq: la carta-manifiesto que él subscribe y consiente motivando ideológicamente este intervencionismo, posiciones o acuerdos antiterroristas bilaterales prioritarios
con el gobierno de EE.UU., amiguismo excesivo dentro de la ONU con el gobierno de EE.UU., la Cumbre de las Azores que supuso una determinante declaración de guerra, su colaboración en todo el desarrollo del conflicto -nunca a evitarlo, nunca a detenerlo, nunca a prohibir el control de una soberanía peligrosa
entre muchas peligrosas, nunca a condenar el bombardeo cobarde sobre una población civil no propia de justificación ética alguna, etc.

Sin embargo, el gobierno español aduce estar modernamente en la lucha contra el peligro que él llama "terrorismo internacional"; y lo hace así. De forma que, si lo hace otro país, ¿habrá que aguantarlo?
En realidad, demuestra el gobierno español que sí; porque el terrorismo es muy, muy, malo y lo "desean" sobre todo los países pobres e islámicos que no están "preparados" como él reconociendo las dictaduras que le conviene.

Por si alguno no lo sabe, el Eje de la Libertad o de los países libres lo abanderan él, su amigo Bush y su otro amigo Blair -éste tiene "más paso" al defender a un país "hermano de sangre"-; y prepararán grandes ejércitos para la libertad -porque tienen mucho miedo ante la inseguridad que ellos mismos alimentan-
y a su madre -el no tolerar dictaduras que molestan por la buena salud de la economía, y a otras sí-.

Quien "gaseó" a los kurdos debe ser tan condenado -con su debida competencia- por una representación jurídica internacional como quien "gasea" actualmente a los palestinos "a su manera" justificando "en propia defensa" y como quien "gaseó" a los vietnamitas en su momento. Pero en condena competencial y
lo más unánime que no sacrifique a pueblos nuevamente al horror.

Porque se debe pensar hasta dónde se puede llegar por la justicia y no pasarse, que sería más "injusticia por justicia".
En el supuesto -que puede ser posible- de que el gobierno de China o de la India "gasearan" a unas personas, se condenará primero jurídicamente, luego políticamente y luego con medidas -que hay miles- que debiliten y derroquen a ese dictador -y pase a manos de un tribunal jurídico internacional-.

Lo que no se puede hacer es lamerle el culo hasta la vejez como se hizo con Franco y con Pinochet -refortaleciendo sus regímenes-, o provocar una guerra con miles o millones de muertos para que la libertad sea... muy bonita.

Basta de justificarlo todo, basta de abanderar sinrazones, patrias, lemas y no vidas humanas o medidas políticas.
También basta a sus mentiras.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   BOLIVIA, golpe de estado

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Populisme, populismes...
John Pilger : « Provoquer une guerre nucléaire via les médias »
La « solution fasciste » dans le néolibéralisme contemporain. 1er Partie
Déclaration du gouvernement révolutionnaire de Cuba
Vous auriez préféré, M. le président Macron, qu’un Pinochet vénézuélien « libère le peuple du communisme », à sa façon...
France : Emmanuel Clinton et la révolte des élites
Hillary Clinton s’est consumée sur le bûcher de ses vanités
La Cour de Cassation confirme l’extradition vers l’Argentine de Mario Alfredo Sandoval
L’« intellectuel organique » selon Gramsci
L’échec de la démocratie US, comment les oligarques planifient de voler l’élection



[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org