España

Publicado en línea el Sábado 15 de noviembre de 2003, por Oswaldo Roses

Con asco hacia los que calibran sus propias vidas hasta lo más minucioso, mientras que las de los demás las ceban sólo con lástima u olvido; con asco hacia quienes nunca reivindicaron la repartición -viéndose elegidos o superdotados únicamente ellos para la felicidad- y vedaron sus sobras, o sus amores bonitamente famosos, al ejemplo; con asco hacia quienes ratifican el "todo está bien" mirándose a sí mismos -sin preguntárselo a los demás-, apoyando guerras, escondiendo sus cadáveres, mientras van a misa como si nada a rezarle a Dios con las manos bien manchadas de sangre; con asco hacia los que no admiten los derechos igualitarios de todos
los niños: vendiéndoles droga, explotándolos, manipulándolos sexualmente, porque sólo se defienden a través de la mentira y del miedo; con asco hacia los que informan hechos, pero se acobardan a la hora de informar sobre sus causas, ya que poco les importa la responsabilidad o censuran a quienes la demuestran; con asco hacia quienes en función de su poder no dan la talla de solidaridad y de compromiso; con asco hacia quienes se burlan del raro, del minusválido, del etiquetadamente feo o tonto con sus impuestos cánones que les favorecen; con asco hacia quien justifica la lucha armada o el terrorismo por medio de su ideología; con asco hacia quien ve todo un pueblo como terrorista o a alguien en concreto sin demostrarlo primero; con asco hacia los medios de comunicación que son plataformas o servidumbres del poder sin más, y no ventanas de expresión y de queja del pueblo.

Con delicadeza hacia quien es honesto, aún a sabiendas de que perderá; con delicadeza hacia quienes son extorsionados por tanta manipulación y engaño; con delicadeza hacia quienes hablan a contracorriente y explican lo que ocurre; con delicadeza hacia quien no justifica lo injustificable, y no se vende en usufructo de una minoría, y no se da por vencido en su lucha humanitaria; con delicadeza hacia quienes llaman, al pan, pan y, al vino, vino.

http://www.adelante.cu/noticias/23/10/13/opinion.repiso.php?PHPSESSID=cbe0a2a9dfc0301a8f2464a41468dda1


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
« Comprendre la Russie de Poutine.De l’humiliation au rétablissement. »un livre en espagnol de Rafael Poch de Feliu
Francia es el centro de la crisis europea
« Les sanctions contre Poutine renforcent le nationalisme russe » Vladimir Fédorovski
Terrorisme d’Etat argentin toujours actif.Le répresseur argentin Mario Alfredo Sandoval s’en prend à l’ONG HIjos
John Pilger : « Provoquer une guerre nucléaire via les médias »
Argentine : De l’Etat de Droit à la peur de l’Etat
GEAB 103 : Élites occidentales en mode panique pour un avenir en forme de point d’interrogation
Le « Big » Data, la clé des Smart Cities de demain
Qui est coupable de la crise économique en Argentine ?
En quel temps vivons-nous ? Entretien avec Jacques RANCIERE



[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org