Publicado en línea el Miércoles 27 de octubre de 2021

1. Reforzar la protección jurídica. La Ley debería definir la vivienda como un derecho subjetivo y concretar el alcance de ese derecho, así como establecer las obligaciones correspondientes a cada admnistración, tal y como ya lo reconocen la ley vasca y de la Comunidad Valenciana. Además, para garantizar el cumplimiento de esta normativa son necesarios mecanismos de rendición de cuentas, incluidos recursos judiciales ante las posibles vulneraciones de este derecho.2. Proteger a las personas que sufren un desalojo. Los avances no pueden limitarse a hacer que los desalojos se retrasen en el tiempo. El anteproyecto incluye una revisión de la Ley de Enjuiciamiento Civil en el sentido de demorar un mes más el desalojo de personas en situación de vulnerabilidad y añade que los y las juezas tomarán la decisión de suspensión previa valoración ponderada y proporcional del caso concreto. Sin embargo, pareciera que no se exige un juicio de razonabilidad y proporcionalidad de los tribunales entre el objetivo legítimo de desalojo y las consecuencias de éste sobre las personas desalojadas, que lleve a adoptar otro tipo de medidas que no sea únicamente el lanzamiento de la vivienda.Además, la norma debe asegurar que las administraciones adoptan las medidas necesarias para asegurarse de que los desalojos que afecten a personas sin recursos sólo se ejecuten después de que haya habido una consulta genuina y efectiva con estas personas y de que las administraciones hayan realizado todos los pasos indispensables, hasta el máximo de sus recursos disponibles, para que las personas desalojadas tengan una vivienda alternativa, en especial en aquellos casos que involucran a familias, personas mayores, niños y/u otras personas en situación de vulnerabilidad. En este sentido, Amnistía Internacional es consciente de la falta de vivienda social, pero la norma debe incluir mecanismos como ayudas urgentes a la vivienda u otras medidas para asegurar que ninguna persona quede en situación de sinhogarismo como consecuencia de un desalojo, tal y como exige el Comité de derechos económicos, sociales y culturales de Naciones Unidas. 3. Los precios de alquiler asequibles deben llegar antes y no ser una excepción. Amnistía Internacional considera positivo que el anteproyecto incluya medidas que incentiven la entrada en el mercado de viviendas en régimen de alquiler a precios asequibles y la declaración de zonas de mercado residencial tensionado. Sin embargo, las medidas positivas en la regulación de los precios del alquiler en las zonas de mercado tensionado solo se aplicarían tras 18 meses de la entrada en vigor de la ley, y una vez aprobado un sistema de referencia de precios que, en el texto del anteproyecto no se especifica de manera clara que debe estar aprobado antes de ese periodo y únicamente para las viviendas cuya propiedad sea de un gran tenedor de viviendas. Además, en estas zonas de mercado tensionado, los nuevos contratos de alquiler cuya propiedad posea menos de 10 viviendas, no están obligados a respetar el límite máximo del sistema de índices de precios de referencia. En un contexto de importantes subidas de alquiler anuales y escasez de parque social, esto provoca que cada vez más personas encuentren serias dificultades en acceder a una vivienda. Por último debe establecerse un mecanismo de seguimiento y control por parte de las administraciones que asegure el control de los precios y permita a la administración actuar de oficio para proteger a las personas en sus derechos. 4. No hay marcha atrás para los avances en vivienda. El anteproyecto presentado solo hace referencia a la obligación de progresividad en el respeto al derecho a la vivienda en su preámbulo, pero no lo incluye en los artículos de la norma. Como miembro del Pacto Internacional de derechos económicos, sociales y culturales, las autoridades españolas deben lograr progresivamente, hasta el máximo de los recursos de que dispongan, la plena efectividad del derecho a la vivienda así como abstenerse de adoptar medidas deliberadamente regresivas contrarias a los derechos humanos. En este sentido, la ley debe incluir la necesidad del incremento progresivo de los presupuestos dedicados a vivienda, el incremento progresivo del parque de vivienda social y de las ayudas a la vivienda, con la finalidad de satisfacer la demanda de vivienda por parte de la población.5. Incluir un enfoque de género: El anteproyecto no contiene un enfoque de género que permita incorporar objetivos y actuaciones específicas dirigidas a las mujeres, a pesar de las desigualdades de género observadas en el acceso al derecho de la vivienda. 6. Conocer la realidad social tras los desalojos. La normativa debe señalar la obligación de las administraciones de recoger los datos de las personas que pierden su hogar, tal y como el Comité de derechos económicos, sociales y culturales de Naciones Unidas exigió a España hace casi una década. Así, se debe documentar y divulgar la información de los desalojos, sean de una vivienda en propiedad o alquilada, del número de personas que han perdido su hogar y recoger y publicar datos desagregados en base al sexo, edad, discapacidad, nacionalidad, condición socioeconómica y otros posibles motivos de discriminación. Además, es fundamental que las administraciones realicen evaluaciones sobre el impacto de las políticas de vivienda en los derechos humanos de la población para lo que se debería consultar a las personas afectadas y a las organizaciones de la sociedad civil, y que publiquen el resultado de las mismas.7. Reparar a quienes hayan visto vulnerados sus derechos. La norma debe incluir reformas para lograr la reparación efectiva a las víctimas cuya situación haya sido condenada por el Comité de derechos económicos, sociales y culturales de Naciones Unidas. Para ello debe adoptarse un protocolo de cumplimiento de estas decisiones e informar a las autoridades correspondientes de la obligación de respetarlas.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ASIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESTADÍSTICAS

   EUROPA

   LATINOAMÉRICA

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
20/04/16 - Armamento moderno amenaza la paz mundial
Les avions F-35, F-22 et B-2 sont-ils indétectables ?, par Valentin Vasilescu
Les États-Unis vont-ils se réformer ou se déchirer ?, par Thierry Meyssan
29/06/16 - Los veneros que nos escrituró el diablo
Global: Una oportunidad crucial para prohibir los robots asesinos, mientras estamos a tiempo
Le Hezbollah salue l’unité retrouvée des Libanais face aux USA
Marruecos y Sáhara Occidental: El componente de derechos humanos es decisivo para la Misión de la ONU
14/06/16 - Migración a Europa: la ironía mortal
Las autoridades de Túnez deben dejar de acosar a los medios de comunicación independientes
11/07/16 - La danza de los amparos

EN LA RED :
Xiomara Castro élue au Honduras
L’Union européenne amorce sa dissolution, par Thierry Meyssan
Traité du Quirinal
La candidature de Saïf el-Islam Kadhafi rejetée
Liste des Etats invités au Forum de la Démocratie
La France et l’Italie pour guider l’UE ?
Le Pentagone prêt à intervenir en Éthiopie
L’Occident, simulacre de Liberté, par Thierry Meyssan

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org